Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las Cereceda recurren al hijo de un piloto de la Alemania nazi para vender el yate de su padre

Vanitatis Vanitatis 19/04/2016 J. M.

Una venta que, nunca mejor dicho, parece no llegar a buen puerto. Desde que las hijas del empresario Luis García Cereceda, creador de la urbanización La Finca, pusiesen a la venta el yate de su padre, han tenido que rebajar el precio de la embarcación de los 12,9 millones de euros iniciales a 9. Aunque esa cantidad se ha mantenido durante meses, la compañía Northrop &Johnson, encargada de la trasacción, cuenta ahora con un nuevo agente de ventas para el velero. El nuevo responsable de la venta es Jochen Brill, un barcelonés de origen alemán hijo del famoso piloto Peter Brill, legendario miembro de la aviación nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Jochen Brill, agente de ventas del yate 'SYL' (Northrop) © Proporcionado por Vanitatis Jochen Brill, agente de ventas del yate 'SYL' (Northrop)

La fama de Brill padre fue tan grande que hasta protagonizó una película documental titulada 'El diario de Peter Brill', en la que se narraba cómo, durante un periodo de tiempo, fue entrenado para pilotar el Heinkel 177 Greif con la intención de bombardear Nueva York. Pese a que sus creencias iban por otro lado, las circunstancias de la Alemania nazi lo llevaron, por ejemplo, a volar un Messerschmitt Bf 109. “Toda mi vida quería volar sin tener mucha fe en Hitler, en los hitlerianos ni nada”, aseguraba.

Fallecido hace unos años, Peter Brill era uno de los últimos pilotos de caza vivos que participaron en la Segunda Guerra Mundial. Su hijo ha llevado un camino bien distinto al de la aviación y ha tenido una exitosa carera en la industria náutica, aunque sus comienzos profesionales fueron en la banca. Según figura en su perfil de la página Northrop & Johnson, el catalán trabajó para Dahm Internacional y después fue reconduciendo su carrera hacia la industria náutica de Palma de Mallorca. Recién incorporado a la compañía encargada de vender la embarcación propiedad de Susana y Yolanda García Cereceda, Brill es presentado como un hombre de éxito que posee una amplia trayectoria a sus espaldas y que podría ser la persona clave para que 'SYL' sea vendido por fin.

GALERÍA: Así es 'SYL', el yate favorito de García Cereceda © Proporcionado por Vanitatis GALERÍA: Así es 'SYL', el yate favorito de García Cereceda

Una embarcación de lujo

El yate, diseñado por el argentino German Frers, posee una eslora de 43,60 metros y fue construido en el astillero de Alustar (Palma de Mallorca). Posee comodidades tales como una quilla retráctil y una cubierta 'lush deck', además de cuatro camarotes para armador e invitados más los de la tripulación. Los interiores fueron diseñados por Víctor Tebar, que cumplió los requisitos de modernidad y confort que solicitaba el propio Luis García Cereceda cuando mandó construirlo allá por 2003. Tras el fallecimiento del empresario en junio de 2010, se procedió al amarre de la embarcación en el puerto de Tarragona, donde sigue desde hace más de seis años.

Según fuentes cercanas a la familia Cereceda, han sido "la burocracia y los problemas derivados de la herencia del empresario de La Finca" los que han impedido que el velero fuese vendido con anterioridad. Pese a que ahora se vende por menos de la mitad, el velero costó alrededor de 25 millones de euros. Una cifra que ha descendiendo progresivamente hasta llegar a los 9 millones que cuesta en la actualidad. El interior fue remodelado por el estudio A-Cero, propiedad de Joaquín Torres, y, de hecho, en las paredes había colgados cuadros firmados por la que fuese mujer del arquitecto, Mercedes Rodríguez, hasta hace poco tiempo.

Susana García Cereceda y algunas imágenes del yate © Proporcionado por Vanitatis Susana García Cereceda y algunas imágenes del yate

El entorno de las hijas de Cereceda argumenta el poco interés que estas han sentido por el mundo náutico, otra de las razones que las llevó a ponerlo a la venta hace más de un año. Los desencuentros entre estas y Silvia Gómez Cuétara, viuda de Cereceda, también tuvieron mucho que ver en la venta del yate. Una vez lograron desahuciar a esta del domicilio familiar de La Finca, tras solucionarse una demanda en la que alegaban que la casa formaba parte de su herencia (estaba a nombre de Procisa, la empresa que les fue legada por Cereceda en su testamento), también pudieron poner, libremente, el yate a la venta, al quedar resueltos todos los flecos sueltos en torno a la herencia que impedían cualquier tipo de movimiento sobre las propiedades.

Ahora será Jochen Brill el encargado de mediar para que las hijas del célebre fundador de la urbanización La Finca puedan deshacerse de una propiedad paterna que les ha traído más de un quebradero de cabeza. 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon