Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las contradicciones de la familia de la Veneno tras su muerte

Vanitatis Vanitatis 12/11/2016 J. Madrid

Cristina Ortiz Rodríguez nació siendo Joselito. Pero todos la conoceríamos comola Veneno, aunque su familia la siguiese y la siga llamando en masculino. Este miércoles 9 de noviembre, día festivo en Madrid, la mujer transexual más famosa de la televisión de los 90 fallecía. Se iba un mito de lo 'trash' digno del mejor cine de John Waters, pero nacía también una polémica en torno a su propia familia, que ha peleado porque se investigase bien la muerte y se hiciese una autopsia para esclarecer esos golpes con los que fue encontrada en su domicilio el sábado pasado. Sus hermanos llegaron a enfrentarse con el personal del hospital La Paz por querer hacerle fotos que demostrasen que a su hermana la habían asesinado. Finalmente, han conseguido su propósito, ya que el juez ha dictado la realización de una segunda autopsia que aclare lo que verdaderamente ocurrió. Tras saber la verdad, la intención de los familiares es la de trasladar su cuerpo a su localidad de nacimiento, Adra (Almería), algo que, según fuentes cercanas al personaje, a ella no le hubiese gustado nada. "Odiaba ese sitio porque se habían metido mucho con ella. Nunca se sintió querida allí", asegura su biógrafa, Valeria Vegas.

Portada del libro 'Ni puta ni santa' © Proporcionado por Vanitatis Portada del libro 'Ni puta ni santa'

[Lea AQUÍ Pepe Navarro: "El final de La Veneno ha sido muy injusto"]

De hecho, en ese libro biográfico, titulado '¡Ni puta ni santa!', la propia Veneno declara que quiere que sus cenizas sean esparcidas en el parque del Oeste de Madrid, el lugar donde ejerció la prostitución y en el que fue descubierta a mediados de los 90 por el equipo del programa de Pepe Navarro, 'Esta noche cruzamos el Mississippi'; el sitio concreto en donde encontraron una diosa de lo ordinario en mitad de un parque lleno de prostitutas. "De todas formas, yo respeto las decisiones de la familia", aclara Valeria, que ya va asumiendo la inesperada y trágica muerte de su amiga. Y, para aquellos que la siguen conociendo como Joselito, ella aclara que "legalmente, desde 2008 o así, ella se llamaba Cristina. Eso era lo que ponía en su DNI y se debe a una ley que permitía que las personas transexuales se cambiasen el nombre tras unos años de tratamiento", añade.

Los propios médicos del hospital La Paz relataban estos días en 'Sálvame' que la madre de Cristina la seguía llamando "hijo" entre sollozos durante las visitas que se efectuaron en los días que estuvo en coma. A pesar de ese cariño y de que para ciertas generaciones fuese duro aceptar un hijo transexual, hay otras contradicciones más llamativas. La más curiosa tiene que ver con su hermana Mari Pepa, que este jueves acudía a los platós de Telecinco y aseguraba que la Veneno "consiguió que millones de españoles saliesen del armario". La hermana insistía en el papel de su hermana para que muchos homosexuales diesen un paso adelante a la hora de no ocultar su condición. "Mi hermana no tenía maldad. Era una persona muy fácil de manipular (...) Era muy sensible, muy débil y eso hizo que muchos cuervos la llevasen a donde está ahora", decía entre sollozos y en homenaje a Cristina.

Sin embargo, hace tan solo unas semanas un vídeo publicado en Twitter revela a la misma persona haciendo unas declaraciones en la calle Ferraz, en pleno Comité del PSOE, que parecen ir contra su "hermano". "Unos meses después sale mi hermano en 'Cruzando el Mississippi' y cargan contra mí y contra mi hija, haciéndonos la vida imposible. Yo en vez de denunciar el acoso sexual que tuve que padecer los primeros cinco meses, después el acoso inmoral por parte de mi hermana...", gritaba en mitad de la calle mientras el resto de los manifestantes se quedaban ojipláticos ante una manifestación que nada tenía que ver con Pedro Sánchez o con lo que estaba ocurriendo ese día en las filas socialistas.

La Veneno en una de sus últimas apariciones públicas (Twitter) © Proporcionado por Vanitatis La Veneno en una de sus últimas apariciones públicas (Twitter)

Aquella anécdota supone otro misterio más dentro de una familia que por una parte quiere y respeta a la Veneno y por otra ha querido llevarse su cadáver a Adra a pesar de que ese, según su entorno, no era su deseo. "Ella quería mucho a Adra", aseguraba su hermana en 'Sálvame'. Sin embargo, la propia Cristina aseguraba en una entrevista previa a un 'Deluxe' que iba a protagonizar este viernes que no quería "para nada" a su familia, ya que cuando más los necesitaba "a los 13 o 14 años" no habían estado a su lado "¿Para qué los quiero ahora con 54 años?". Unas declaraciones cruzadas que acaban muriendo como ella misma, una mujer transexual tocada por la varita mágica y cruel de la fama; una mujer que, dicen los que la conocieron de cerca, nunca fue realmente feliz.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon