Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las cosas más disparatadas que hemos visto y oído de Toñi y Encarna (Azúcar Moreno)

Vanitatis Vanitatis 25/09/2016 M. Bolonio

Este lunes Toñi y Encarna Salazar, conocidas artísticamente como Azúcar Moreno, reciben en su casa a Bertín Osborne. El programa promete desvelar algunos de los secretos mejor guardados de las dos hermanas, a pesar de que su buena y larga relación con la prensa nunca las ha convertido en personajes herméticos o inaccesibles. Desde hace más de dos décadas permanecen en la cresta de la ola y lo mismo se suben al escenario para cantar, que protagonizan anuncios o participan en realities. La suya es una trayectoria plagada de anécdotas que Vanitatis pretende repasar para entender ese carisma valiente, descarado y alegre que las ha convertido en dos personajes muy aclamados por todos los programas de televisión que buscan espectáculo. El "maldita hemeroteca" recobra con ellas más sentido que nunca porque veinte años de carrera dan para mucho y Toñi y Encarna han dejado para la historia grandes momentos.

Imagen de 'Mi casa es la tuya' © Proporcionado por Vanitatis Imagen de 'Mi casa es la tuya'

1. Su tierra trágame en Eurovisión

Año 1990. Azúcar Moreno abre el festival de Eurovisión. Las dos cantantes salen al escenario pero a los pocos segundos sus caras son un poema. Un problema técnico impide que la música suene con normalidad y que no se acoplen el playback y la orquesta. Quieren huir. Tras unos instantes de desconcierto que para ellas fueron eternos, las dos hermanas deciden abandonar el escenario. La organización del festival no da crédito, pero unos minutos después Toñi y Encarna regresan para interpretar su famoso 'Bandido' que bien les valdría un buen quinto puesto. Casi 30 años después es uno de los momentos más bochornosos que han vivido las Azúcar Moreno. 

2. "Si te gusta la fruta, ponte a disfrutar"

En 2015, en plena era de las redes sociales, el anuncio de los zumos Juver dio para más de un chascarrillo. El duó musical Azúcar Moreno era el encargado de protagonizarlo y su actuación, algo mejorable, convirtió al spot en uno de los más recordados para los consumidores. Una música pegadiza, un look muy apropiado y un "¡Azúcar!" épico permitió que Toñi y Encarna se convirtieran en dos estrellas de la publicidad. 

3. Su sonado enfrentamiento

En 2008 Toñi y Encarna Salazar deciden separarse musical y fraternalmente. Exclusivas mediante, entre ambas tiene lugar un cruce de acusaciones que deja a todos los espectadores completamente perplejos. Según Toñi, la relación entre ellas se había enturbiado por culpa de terceros (refiriéndose a su cuñado Mauricio), pero la versión de Encarna es muy diferente. Según ella, su hermana iba a grabar un disco en solitario y se lo ocultó. Lo que parecía una riña sin importancia, se convirtió en un duro enfrentamiento que las llevaría incluso a interponerse algunas demandas. 

4. Reconciliación en directo

Aquel cruce de acusaciones que había derivado en un ruptura total entre las dos hermanas, dio a su fin en noviembre de 2013 tras casi seis años sin hablarse. El escenario y el atrezzo de su reconciliación no pudo ser más apropiado: el plató de 'Tu cara me suena'. Sus hermanos, 'Los Chunguitos' las homenajeaban interpretando su actuación en Eurovisión y, de repente, de un enorme paquete salió Encarna para sorprender a Toñi, que no pudo reprimir las lágrimas al abrazar a su hermana. Desde entonces mantienen una excelente relación. 

5. ¿Demasiados retoques?

Las dos artistas no tienen inconveniente en declararse a favor de la medicina estéticos. Mientras Encarna se decanta por retoques más sutiles, Toñi se ha sometido a varias intervenciones para suavizar sus rasgos, modificar sus labios, destacar sus pómulos y aumentar el tamaño de sus pechos. En su caso, la genética también ayuda y a sus 55 y 53 años están estupendas. 

Toñi y Encarna en una imagen de archivo © Proporcionado por Vanitatis Toñi y Encarna en una imagen de archivo

6. Los problemas del hijo de Toñi 

Muy a su pesar, Borja, el hijo de Toñi, ha acaparado más de un titular por su comportamiento poco ejemplar. Permaneció varios días en un calabozo cuando tenía 19 años por protagonizar una pelea con otro joven en una conocida discoteca de Madrid. Pero aquel incidente no fue el único. Un malentendido en una tienda, provocó que los dueño le acusaran de cambiar el precio de una bicicleta para llevársela por un valor inferior. Según los propietarios, el joven cambió las etiquetas e intentó llevarse una bicicleta de 900 euros por 90. 

Toñi Salazar con su hijo en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Toñi Salazar con su hijo en una imagen de archivo (Gtres)

7. Presumiendo de su elevado tren de vida en televisión

La divertida personalidad de Toñi Salazar la llevó a ser una de las participantes del programa 'Me cambio de familia'. En este espacio, emitido por Cuatro, el concursante se integra en una familia opuesta a la suya, mientras que otro de sus miembros se instala en su casa. En el caso de la cantante, fue a parar a una familia de artistas del circo con una vida muy humilde, que nada tenía que ver con la suya. El vídeo de presentación no tiene desperdicio porque en él Toñi no duda en alardear de los lujos que tiene cada día a su alcance y de la necesidad que siente por estrenar ropa cada día. 

8. La polémica ruptura de Toñi Salazar y Roberto Liaño

Durante dos años, entre 2011 y 2013, Toñi Salazar y Roberto Liañoproclamaron su amor a los cuatro vientos. Como la canción debió agotárseles de tanto usarlo, porque, de repente, se vieron envueltos en una encarnizada batalla mediática donde no escatimaron en reproches. Toñi aseguró que había sentido miedo con el modelo y que este nunca se interesó por ella como mujer, deslizando que sus relaciones íntimas eran escasas. Unas acusaciones a las que Roberto no dudó en responder asegurando que le parecían inadmisibles aquellas palabras y que el que verdaderamente había pasado miedo había sido él. Además, Liaño apuntaba a que esas "barbaridades" eran fruto de los problemas económicos de la artista que, según él, no atravesaba su mejor momento. Finalmente, la sangre no llegó al río. Toñi admitió que no había dicho la verdad sobre Roberto y actualmente entre ellos reina la cordialidad. 

Toñi Salazar y Roberto Liaño (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Toñi Salazar y Roberto Liaño (Gtres)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de la televisión. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon