Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las infidelidades del duque de Edimburgo, al descubierto en un documental

Vanitatis Vanitatis 01/03/2016 M. B.

Mucha gente se pregunta cuál es el secreto de Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel de Inglaterra, para conservarse tan lleno de vitalidad a sus 94 años. Curiosamente, la respuesta la da esta semana un documental sobre el matrimonio real que se emite estos días en el Canal 5 de la televisión británica y que asegura que el truco del duque está en que mantiene una vida social plena, con amistades muy estrechas con determinadas mujeres que le hacen sentirse muy joven.

Felipe de Edimburgo con Lady Penny (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Felipe de Edimburgo con Lady Penny (Gtres)

Sin andarse con rodeos, el documental afirma que el marido de la Reina mantiene una entrañable amistadcon Lady Penny, 30 años más joven que él. Sin embargo, esta no es la única infidelidad que el largometraje le atribuye al duque de Edimburgo. Según los testimonios de varias personas cercanas al matrimonio, la reina y su consorte siempre se han dado mucha libertad, sobre todo en los últimos años. “Felipe siempre ha tenido carta blanca para divertirse”, apuntan. Sin embargo, para la pareja no siempre fue fácil sobrellevar las escapadas del duque.

En los primeros años de noviazgo (Isabel se enamoró de un cautivador Felipe cuando ella tenía solo 13 años y él 19) la pasión era evidente entre ellos, una pasión que empezó a diluirse cinco años después de su boda real celebrada en 1947. Por entonces, Felipe empezó a sentirse incómodo con su papel de consorte y enseguida empezaron a circular los rumores sobre sus posibles escarceos extramatrimoniales. Se le atribuyeron relaciones con Zsa Zsa Gabor, con Patricia Hodge y con otras mujeres anónimas con las que navegaba a bordo del yate Britannia. “El duque necesitaba un escape y la reina empezó a sentirse molesta”, explica el historiador Piers Brendon.

La reina Isabel y el duque de Edimburgo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis La reina Isabel y el duque de Edimburgo (Gtres)

Sin embargo, con el tiempo, Isabel y Felipe llegaron a entenderse y a la sombra de esa relación férrea e indisoluble que proyectan establecieron un régimen abierto y liberal que solo era latente cuando ambos pasaban largas temporadas separados, ella en Windsor y él en Balmoral, o a la inversa.  

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon