Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las lágrimas de Gwyneth Paltrow en el juicio contra el hombre que la acosaba

Vanitatis Vanitatis 09/02/2016 J. Madrid
© Externa

Sufrimiento común de 'celebrity'. Desde 2009 hasta 2015, Gwyneth Paltrow recibió cartas amenazantes y con contenidos pornográficos por parte de un hombre. Ese señor, Dante Soiu, se enfrenta ahora a un juicio en el que la actriz tuvo que declarar. El pasado lunes, y con lágrimas en los ojos, la protagonista de 'Shakespeare in love' relataba en primera persona lo mucho que había sufrido ante unas cartas en las que se la describía como “inclinada hacia la muerte” y que contenían juguetes sexuales y afirmaciones en las que el acusado aseguraba que quería “limpiarla de sus pecados”.

En las misivas, Soiu también comentaba la posibilidad de casarse con la actriz. En total, las 66 cartas supusieron un auténtico calvario para Paltrow, que enseguida decidió acudir a los tribunales. Procedente de Ohio, Soiu se ha declarado inocente, ya que fue declarado inocente por incapacidad mental durante un caso parecido en 2000, tras el cual fue enviado a una institución psiquiátrica. Su abogada argumentó que las cartas más recientes no incluían pornografía y que su defendido es, simplemente, un cristiano que “trató de asistir a la actriz”.

Gwyneth Paltrow y Chris Martin (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Gwyneth Paltrow y Chris Martin (Gtres)

Paltrow no ha vivido los mejores momentos de su vida en los últimos tiempos, ya que se separó de Chris Martin en 2014 y su carrera parece algo más apagada desde que protagonizase, a finales de la década anterior, cintas como 'Two Lovers'. Además, ha visto cómo atracaban su tienda y se llevaban más de 170.00 dólares. Presencia indiscutible de muchas campañas publicitarias de firmas de lujo, la Paltrow actual necesita, según muchos, volver a los buenos tiempos en los que 'Shakespeare in love' la convirtió en una de las estrellas más solicitadas de la meca del cine. Ahora, son los brazos de su novio, Brad Falchuck, los que compensan esa carrera algo menos brillante que antaño.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon