Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las lágrimas de Sara Carbonero y una emotiva felicitación

Vanitatis Vanitatis 15/02/2016 J. M.

En las lides de los embarazos se puede decir que la presentadora Sara Carbonero (Corral de Almaguer, Toledo, 1984) es toda una experta. Y le gusta compartirlo con sus más fieles seguidores a través de su blog ‘Cuando nadie me ve’. La novia de Iker Casillas ha asegurado en su bitácora estar viviendo “con mucha intensidad” la espera de su segundo hijo. Aunque con matices; ya que está notando muchas diferencias con respecto a la de su primogénito Martín. Y sostiene que, en este caso, no es que sea “ni peor ni menos especial”; simplemente lo siente de una manera más serena y más tranquila. Porque sí. Porque la experiencia es un grado. 

“Para empezar, en lo que primero noté esa diferencia es en la velocidad a la que crece la tripa. Con el embarazo de Martín recuerdo que no fue hasta el quinto mes más o menos cuando empecé a tener una tripa considerable pero esta vez, desde los tres meses y medio, mi abdomen empezó a crecer y crecer. Fue de la noche a la mañana como suele decirse, un día me levanté y ya no entraba en ninguno de mis vaqueros”, ha escrito en su bitácora. 

En un intento por empalizar con sus lectoras, Carbonero ha asegurado que la incorporación de un nuevo miembro a su familia supone siempre un cúmulo de sensaciones. “Todas las que sois mamás sabéis que no se puede explicar muy bien con palabras. Cuando notas que esa personita se mueve dentro de ti es algo incomparable”, ha dicho. Hasta tal punto que la presentadora de televisión ha declarado que, tras una revisión ginecológica, se puso “a llorar como una tonta” al ver con total claridad los pies de su bebé. “Tuve la misma sensación, de estar siendo testigo de un ‘milagro’, que la de hace dos años y medio”. 

Pero en su feliz estado de buena esperanza tiene que ver, y mucho, el pequeño Martín, de dos años. El ‘culpable’ de que la gestación esté pasando más rápido que de costumbre. “Una personita que demanda atención y cuidados exactamente igual que cuando no estaba embarazada, lo que hace que no ‘me escuche tanto’, ni esté tan pendiente de mis síntomas como la otra vez”, ha escrito. 

Además, Carbonero ha aprovechado para hablar de cuáles están siendo sus líneas de acción en cuanto a su alimentación. “Me he propuesto ganar el peso adecuado y llevar una alimentación rica en vitaminas, proteínas y minerales”, ha dicho, para evitar engordar otros “18 kilos” como le ocurrió durante el primer embarazo. Aun así, se da algún que otro capricho. ¿Acaso pudo resistirse a su tarta de cumpleaños?

© Externa

Por otro lado, la periodista aprovechó el domingo para felicitarle el cumpleaños a una de sus amigas más cercanas, la presentadora de los informativos de Telecinco Isabel Jiménez.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de televisión. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.  

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon