Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las raíces aristocráticas de Pilar López de Ayala, la actriz de la 'maldición de los Goya'

Vanitatis Vanitatis 07/06/2016 Jose Madrid

“Loca, ¡estoy loca!”. La frase de Juana, la hija de los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, que enloqueció de amor por Felipe el Hermoso, volvió a llenarse de sentido en 2001. Ese año, el ya fallecido Vicente Aranda recreó la historia de la reina que perdió la cabeza por el corazón de un hombre. La protagonista de la cinta fue una contenida y a la vez explosiva Pilar López de Ayala. A la actriz, que esta semana estrena la película 'Rumbos' tras cinco años sin protagonizar cinta española alguna, no le deberían resultar raros esos modos nobles o de la realeza teniendo en cuenta sus antepasados de noble cuna. Pocos lo saben, pero la ganadora de un Goya a la mejor actriz por 'Juana la Loca' proviene de una familia de apellido ilustre relacionada con la nobleza.

Hija de Rodrigo López de Ayala y Sánchez-Arjona, la rama paterna de la familia de la actriz de 'Al salir de clase' procede de antepasados nobiliarios de Extremadura. De origen vasco, los Ayala se emparentaron con la nobleza de Jerez de los Caballeros, una localidad de Bajadoz, en el siglo XVI. Poco después de asentarse en esa localidad obtuvieron altos cargos como regidores y alcaldes de Santa Hermandad entre los siglos XVII y XVIII. También desempeñaron cargos importantes para aquella época como teniente coronel de milicias o mayordomos mayores de Semana Santa. El prestigio de la familia originó un título de condes de casa Ayala que está directamente ligado con los ancestros de la actriz. Una de las figuras más cercanas en el tiempo es la de Jerónimo López de Ayala y Álvarez de Toledo, barón de Hermoro, quinto marqués de Villanueva del Castillo, XIII conde del Cedillo y VI vizconde de Palazuelos. Pese a ser pariente cercano de su abuelo, ni Pilar ni su padre han heredado título alguno.

Pilar López de Ayala en una imagen de los Goya (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Pilar López de Ayala en una imagen de los Goya (Gtres)

Tímida hasta el extremo y siempre hermética con la prensa, es difícil que la actriz hable de esos antepasados, entre los que aseguran que también se encuentra el mismísimo Cristóbal Colón. “Nunca he investigado si es mi antepasado porque no influye para nada en mi vida ni lo hizo en mi educación. Lo importante son los genes inmediatos. No me he educado entre algodones. Soy hija de padres trabajadores que han luchado para sacarnos adelante. No he ido a veranear a hoteles de lujo ni mucho menos. Me he ganado a pulso lo que soy”, ha declarado estos días a 'Magazine Digital', web que también se ha centrado en hablar del tiempo que ha pasado en el extranjero estudiando Historia del Arte.

Vida sentimental inexistente y maldición del Goya

La actriz con su Goya (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis La actriz con su Goya (Gtres)

Pasando desapercibida como una alumna más, Pilar López de Ayala ha pasado este tiempo estudiando Historia del Arte en Estados Unidos; un antídoto perfecto al parón laboral que supuso no encontrar personajes a la altura de la ganadora de un Goya. “Lo de la 'maldición del Goya' es algo con lo que ha tenido que lidiar durante mucho tiempo. Ha hecho cosas fuera de España pero lo cierto es que nada comparable a lo que debería estar haciendo la protagonista de un éxito así”, comentan a Vanitatis fuentes cercanas a la actriz. Otras, relacionadas con el cine producido por las televisiones privadas y que prefieren conservar su anonimato, no son tan benévolas con su proceder laboral: “Lo que ocurre es que ha rechazado muchos proyectos. Y antes de la crisis, de hecho. Ella no ha querido hacer muchas películas de bajo perfil que podrían haberle dado nuevos éxitos o haber mantenido su carrera. Por fortuna parece que ha reaccionado a tiempo”, afirman.

De sus gustos y aficiones más allá de la Historia del Arte, poco se sabe. A sus 38 años, y al contrario que otras actrices de su generación, a Pilar no se le ha conocido pareja alguna. Teniendo en cuenta que es uno de los rostros más famosos de todos los que se pasearon por la serie 'Al salir de clase', no deja de ser sorprendente, aunque también podría explicarse por la prolongada ausencia de la joven en nuestro país. “Pilar ha vuelto en el momento adecuado, aunque hay que reconocer que en todo este tiempo no ha encontrado un personaje a la altura del de Juana la Loca. Probablemente necesite de un director potente para encontrarlo”, aseguran.

Su porte aristocrático de niña bien, frágil y de mirada hosca y misteriosa, ha facilitado los registros de muchos de los personajes que ha encarnado. Paradójicamente, la falta de trabajo ha hecho que no la viésemos en la gran pantalla durante largo tiempo. Ahora regresa con nueva película y son muchos los que quieren volver a ver en pantalla grande a esta chica de noble antepasado cuya sensatez y comedimiento es bastante opuesto a aquella soberana marcada por la locura que encarnó.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon