Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las tres cosas que nos han sorprendido de la imagen de Carlo Constanzia y Javier Merino

Vanitatis Vanitatis 11/07/2016 E. Bárcena

Hace uno días nos llegaba a la redacción estas imágenes. Javier Merino, exmarido de Mar Flores, acudiendo al hospital Ruber de Madrid para recoger a Carlo Constanzia Jr, hijo que su ex tuvo en su primer matrimonio. Fueron varios los detalles de las mismas que nos llamó poderosamente la atención. Entre otras cosas, el cambio físico del joven.  

A sus 23 años, el vástago fruto del matrimonio entre la modelo y el conde Carlo Constanzia di Castiglione ha reaparecido después de tres años en la sombra. Su última fotografía en archivo data de 2013, junto a su padre, y en ella se ve a un joven alto, con pelo corto y perilla y un aspecto adolescente aún. Fue en la presentación del musical 'Marta tiene un marcapasos' de Hombres G en Madrid.

Poco o nada queda de aquel joven espigado que acompañó al conde hace tres años. Carlo guarda una estrecha relación con sus padres (aunque entre sus progenitores sea nula), no ha sido un alumno brillante y ha tenido sus más y sus menos con la Dirección General de Tráfico tras acumular multas y más multas. Este es ahora Constanzia de Castiglione Flores. El Carlos Constanzia de hoy es un joven corpulento (el gimnasio se nota), con pelo largo, pendiente, brazos tatuados y una barba que más bien se trata de la extensión de aquella perilla que lucía hace tres años.

Carlo Constanzia y Javier Merino (Vanitatis) © Proporcionado por Vanitatis Carlo Constanzia y Javier Merino (Vanitatis)

La segunda cosa que nos llama la atención es el apósito de la nariz: ¿Una pelea? ¿Un retoque para verse más cómodo en el espejo? No sabemos qué ha motivado a Carlo a pasar por el quirófano para operarse del tabique nasal, pero esperamos que pronto pueda quitarse la venda, que el sol en Madrid ya pega y eso deja marca. 

Javier Merino junto a su hijastro © Proporcionado por Vanitatis Javier Merino junto a su hijastro

Tercera cosa que nos llama (y mucho, muchísimo) la atención: ¿Por qué Javier Merino es quien acude a recogerle? ¿No está ya separado de Mar Flores? ¿Qué hace entonces recogiendo al hijo del primer matrimonio de su exmujer? ¿Y Mar, dónde estaba? Al final va a resultar que la relación entre los ex es tan cordial como antes de separarse. Mira que en su momento se dijo que esta separación era 'ficticia' para protegerse de los delitos fiscales...

Pero para todos aquellos que en los años 90 todavía perseguían al ratoncito Pérez, vamos a resumir quién es el joven Carlo: Mar Flores se divorció en 1996 de su primer marido, un conde italiano con quien estuvo casada un año y tuvo un hijo. Ese mismo año aparece en su vida el empresario Fernando Fernández Tapias (aquí pisamos un poco el acelerador), después llegó Alessandro Lequio, después Cayetano Martínez de Irujo, después Javier Merino, se volvió a casar, estuvo 18 años felizmente casada, tuvo cuatro hijos y anunció su divorcio la pasada Semana Santa. Y mientras tanto, a su lado, siempre Carlo. 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon