Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Leandro de Borbón anima a sus hijos a reclamar la herencia que le corresponde

Vanitatis Vanitatis 12/02/2016 Paloma Barrientos

“Mi padre, mal que nos pese, se va a morir. Acaba de pasar una neumonía, ha estado ingresado dos semanas y su estado físico es muy delicado”. Quien realiza esta dura declaración a Vanitatis es Blanca de Borbón, la hija de Leandro de Borbón, el hijo bastardo (como él se denominó en su libro autobiográfico) legítimo de Alfonso XIII. El tío carnal del Rey Juan Carlos tiene 87 años y su deterioro físico y sobre todo emocional es importante. “No quiere morirse sin la alegría de saber que le enterraremos donde le corresponde en su calidad de infante de España”, indica Blanca. Al preguntarle cuál es ese lugar no duda en contestar: “En el panteón de infantes de San Lorenzo del Escorial. Mi padre quiere descansar donde están enterrados su padre, su abuelo y toda la familia. Es un derecho y no se lo puede quitar nadie”.

La hija más combativa del hermano del conde de Barcelona anuncia que va a luchar por los derechos de su padre hasta el final: “Estoy muy bien asesorada y llegaré a las altas instancias que haga falta”. Explica que no entiende el trato que se le ha dado a su progenitor: “Los hijos fuera del matrimonio a los que antes se llamaba bastardos tienen los mismos derechos que los concebidos en el régimen conyugal. Y en el caso de la Familia Real son tan infantes como todos los demás”.

Pero esta no es la única cuestión por la que piensa iniciar las reivindicaciones. Está el asunto de la herencia. “Después de 60 años se ha abierto un testamento del Rey Alfonso XIII y mi padre es su único hijo vivo. Don Juan Carlos recibió de su padre, el conde de Barcelona (hermano de Leandro), 300 millones de pesetas que como se ha dicho eran herencia del Rey. Y de ahí una parte le corresponde a don Leandro de Borbón”. Blanca no quiere que se silencien más esos derechos, pero también es consciente de la delicada salud de su padre, que les ha dicho: “Sois vosotros los que tenéis que luchar por esa herencia, porque yo no tengo salud ni fuerza”. Eso es lo que les ha trasladado a sus hijos, sobre todo a Blanca, que es la que ha tomado el testigo. Y piensan reivindicarlo. “Nos corresponderá poco o mucho, pero es el derecho de mi padre y el nuestro. Se le ha reconocido un apellido y, por lo tanto, no se le puede apartar ni a él ni a nosotros”, indica Blanca.

Leandro de Borbón junto a su hijo en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Leandro de Borbón junto a su hijo en una imagen de archivo (Gtres)

La sobrina de Don Juan asegura que su padre y sus hermanos nunca han recibido ningún favor económico de la Familia Real. Y no solo eso, sino que siempre han sido invisibles: “Mi padre tiene una pensión de quinientos y pico euros. Le paga la residencia mi hermano Leandro. Es una vergüenza cómo le han tratado en el aspecto afectivo y económico. Le han hecho sufrir desde los veinte años. Todos ellos saben que le corresponde parte de esa herencia y le corresponde por ley”.

Blanca recuerda la herencia que recibió el conde de Barcelona y de la que, según indica, “mi padre también es heredero” y reclama que “podían haberle dado una asignación como la que tenían el príncipe y las infantas o darle a mi padre algo del mucho dinero que Don Juan Carlos ha repartido a sus hijos”. Pero ni una cosa ni otra, dice. La prima del Rey emérito considera que no había necesidad de olvidar a su padre como lo han hecho: “Ni siquiera una llamada de la Zarzuela: '¿Don Leandro, cómo está usted? ¿Necesita algo?'. Jamás han tenido un detalle con lo fácil que hubiera sido. No han sido generosos”.

Blanca cree saber el porqué de este vacío: “Al Rey Juan Carlos no le ha hecho nunca ninguna gracia que le saliera una familia por la puerta chica. Le fastidiaba que hubiera más Borbones con plenos derechos. La ley es la ley y espero que se reconozca que somos nietos del Rey Alfonso XIII”. Tampoco entiende que el Rey Felipe VI no haya sido generoso con su tío abuelo: “Interés cero y habría sido un detalle. Solo le han tratado bien dos de sus hermanos, el conde de Barcelona y la infanta Cristina, casada con el conde Marone”.

Leandro siempre ha huido de cualquier polémica con los Borbones. Nunca ha reclamado sus derechos de cuna, al menos públicamente. Es Blanca la que ha tomado las riendas con el consentimiento de la mayoría de sus hermanos. Cuándo ve cómo su padre ha perdido esa ilusión por la vida que tenía y que se va apagando poco a poco quiere que se le despida con todos los honores: “Como se merece un infante de España”. Y recuerda cómo se despidió al duque de Calabria, al que el rey le dio el título de infante, con funeral de Estado y enterrándole en la basílica de San Lorenzo de El Escorial”.

Blanca de Borbón en una imagen para Vanitatis (Foto: Ernesto Torrico) © Proporcionado por Vanitatis Blanca de Borbón en una imagen para Vanitatis (Foto: Ernesto Torrico)

“El tiempo corre en su contra”

“Cuando estoy con él me aguanto las lágrimas, pero es una tristeza ver que nadie de la Familia Real se haya interesado por cómo se encuentra. Ayer mismo estuve con él y le noté muy triste y por eso quiero reivindicar su figura, porque el tiempo corre en su contra”. La nieta de Alfonso XIII no tiene muchas esperanzas puestas en ello. “Toda la vida se nos ha ninguneado. ¿Cuando se ha visto a Don Leandro que recibiera una invitación para estar presente en actos importantes de la familia? Ha sido una humillación”, sentencia.

Además de reivindicar los derechos de su padre, Blanca de Borbón ha creado una asociación que se llama Por la Verdad y los Derechos Humanos: “Tuve un tumor en la médula y estuve un tiempo sin poder moverme en el hospital de parapléjicos de Toledo. Lo que quiero es poder ayudar a toda la gente que no puede valerse por sí misma y que no tiene recursos ni ayudas de ningún tipo. Queremos abrir una gran clínica en Madrid de fisioterapeutas y atender a setenta personas diarias que carecen de todo. Será gratis y, por supuesto, sin ánimo de lucro”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.  

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon