Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Lo que no se vio (y fue lo mejor) de la entrevista de Bertín Osborne a Rajoy

Vanitatis Vanitatis 20/03/2016 Aurelio Manzano

Lamentablemente, en muchas ocasiones no todo lo que sucede durante una entrevista grabada en televisión puede ser mostrado al público. Y eso ocurre con la que Bertín Osborne le hizo al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, para el programa 'En la tuya o en la mía'. En este caso, no se puede mostrar porque a lo que nos referimos no transcurrió durante la entrevista. Fue una vez finalizada. El propio Bertín se lo confirma a Vanitatis y da algún detalle más.

La entrevista se había terminado. El equipo de producción del programa ya estaba empezando a recoger los bártulos y los acompañantes de Rajoy ya se habían unido a esa charla informal entre entrevistador y entrevistado que suele darse tras el encuentro. Bertín ya se estaba despidiendo, consciente de que la agenda de Rajoy, y más en campaña electoral, está bastante apretada. Fue entonces cuando el presidente le dijo: “¿Por qué no me invitas a un albariño?”

Mariano Rajoy y Bertín Osborne en una imagen de 'En la tuya o en la mía' © Proporcionado por Vanitatis Mariano Rajoy y Bertín Osborne en una imagen de 'En la tuya o en la mía'

Y así fue. Dicho y hecho, el presentador abrió otra botella del mismo vino blanco gallego que estuvieron bebiendo mientras cocinaba los mejillones que luego se comieron. Copa en mano, estuvieron departiendo un largo rato. Además, aprovecharon para compartir con el resto de los allí presentes las empanadas gallegas que había llevado el presidente. “Es receta de mi suegra, que la tienen en Moncloa”, dijo Rajoy durante el programa. A Vanitatis le cuentan que las hizo su mujer, Viri.

A lo tonto, lo que parecía que iba a ser un tentempié se convirtió en una conversación amena e informal de varias horas en un “ambiente totalmente distendido”, nos aseguran. Dicen que de aquí parten las declaraciones posteriores que ha realizado Bertín sobre Rajoy, que se lo ganó en el cuerpo a cuerpo: “Mariano me parece un tipo muy cercano”, “Voy a votar a Rajoy, es un tío brillante”.

¡Aló presidente!

Pero esta imprevista 'sobremesa' ocasionó algún contratiempo familiar. No para Bertín, ni Rajoy. Para Alejandra, la hija mayor del presentador, quien trabaja en el programa. Alejandra tenía que volver a Sevilla ese mismo día, pero viendo cómo transcurría el tiempo le pidió a su padre, que es su jefe, que la disculpara con su marido, quien la esperaba en Sevilla. Es aquí donde Mariano Rajoy volvió a hacer gala de una personalidad desconocida para todos aquellos que no le tratan en el plano personal.

La propia Alejandra cuenta a Vanitatis esta anécdota: "Le pedí a mi padre que llamara a Quino, mi marido, para explicarle la situación y, en ese momento, el presidente se ofreció para disculparme en su nombre".

Así pues, el presidente del Gobierno cogió el teléfono de Alejandra y, ante la sorpresa de los allí presentes y del propio Quino, quien no terminaba de creerse en un principio que fuera Mariano Rajoy quien estaba al otro lado del teléfono, le explicó que su esposa no tomaría el Ave esa noche.

"Es un encanto de hombre. Muy simpático y con un gran sentido del humor. Creo que la gente debería conocer esa faceta de nuestro presidente", asegura Alejandra. El propio Bertín refuerza esta opinión durante su charla con Vanitatis: "La verdad es que es un tío muy sencillo, y me sorprendió para bien”.

Mariano Rajoy y Bertín Osborne en una imagen de 'En la tuya o en la mía' © Proporcionado por Vanitatis Mariano Rajoy y Bertín Osborne en una imagen de 'En la tuya o en la mía'

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon