Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los 20 años de Rocío Flores en 20 claves: de los dardos a su madre a la amistad con su tía

Vanitatis Vanitatis 13/10/2016 M. B.

Un cumpleaños muy especial

© Proporcionado por Vanitatis

Este jueves Rocío Flores Carrasco cumple 20 años. Famosa desde que nació, su familia la mantuvo alejada de los focos hasta que una vez cumplida la mayoría de edad no pudieron evitar que salieran a la luz los problemas que desde hacía años mantenía con su madre, Rociito, con la que actualmente no media palabra. Su aspecto dejó de pixelarse y su vida, de la que hasta entonces, había trascendido muy poco, se convirtió en un tema muy recurrente para los medios de comunicación. Una vez superado ese 'shock' que supone dejar de estar amparada por la ley del menor, Rocío prosigue con su vida al lado de su padre y, cómo no, al lado de sus amistades. La hija de Antonio David es a sus 20 años una joven muy normal que aprovecha su tiempo libre para divertirse, pero cuya madurez provoca que la inexistente relación con su madre duela. En Vanitatis repasamos los 20 años de la que fue la nieta favorita de Rocío Jurado. 

La primera hija, la primera nieta

© Proporcionado por Vanitatis

Rocío Flores Carrasco nació el 13 de octubre de 1996. Su nacimiento colmaba de felicidad a una familia que vivía su época dorada. Rociito y Antonio David se habían casado apenas unos meses antes y la suya había sido la boda del año. El enlace entre la hija de la 'más grande' y un guardia civil por el que ella bebía los vientos fue un notición en la época que dio para varias horas en las tertulias televisivas. La ley de la naturaleza demostró que la hija de la cantante se había casado embarazada, pero eso no enturbió, ni mucho menos, la felicidad de los Mohedano, que pese a la sorpresa inicial no disimularon la alegría de que por fin llegase un recién nacido a su clan. Rocío Jurado lucía radiante con la pequeña, a la que sencillamente adoraba. 

Sus padres se separan

© Proporcionado por Vanitatis

El amor casi platónico entre Rocío Carrasco y Antonio David dura muy poco. Dos años después de Rocío Flores, llegaba David, pero su nacimiento no arregla una relación bastante maltrecha. En la primavera de 1999 la pareja sufre una crisis matrimonial tan fuerte que acaba con el guardia civil abandonando el domicilio familiar. Solo unas semanas después, tras una intensa y tensa conversación con Rocío Jurado, Antonio David regresa al lado de su mujer, pero apenas tres meses después, en julio de 1999, rompen definitivamente. Con su separación estalla una guerra entre la pareja que dejaría dos víctimas principales: sus dos hijos. 

Muere su abuela, Rocío Jurado

© Proporcionado por Vanitatis

Al margen de la separación de sus padres, uno de los principales varapalos que sufrió la pequeña Rocío Flores en su infancia fue la muerte de su abuela materna, a la que adoraba. Los años no han hecho que la joven se olvide de ella y trata de recordarla con frecuencia en sus redes sociales. Actualmente, no solo guarda una estrecha relación con Gloria Camila, sino también con sus tíos abuelos Amador y Gloria. Con ellos comparte confidencias y sobre todo los recuerdos que conserva de su abuela. 

Íntima de su tía Gloria Camila

© Proporcionado por Vanitatis

Compartir generación, familia y recuerdos ha hecho que Rocío Flores y Gloria Camila mantengan una relación que va mucho más allá de la que existe entre una tía y una sobrina. Tienen la misma edad, son muy amigas y comparten círculo de amistades. De hecho, ambas no dudan en presumir de relación en las redes sociales y se agradecen mutuamente estar siempre una al lado de la otra en los buenos y en los malos momentos. Tanto es así que han hecho piña para hacer frente a Rocío Carrasco, con la que ambas mantienen un duro enfrentamiento aunque por diferentes motivos. 

Empiezan las desgracias en los Mohedano

© Proporcionado por Vanitatis

Como si de una maldición se tratase, tras la muerte de Rocío Jurado comenzaron a sucederse una serie de desgracias que dejaron al clan Mohedano completamente dividido y desestabilizado. Rocío Carrasco se apartó de la familia, desapareció con Fidel Albiac y con ella se perdió la pista también de sus dos hijos. En su retiro, la vida de los Mohedano y la de Ortega Cano sufría todo tipo de trances, desde el accidente mortal del torero con su posterior entrada en prisión hasta el divorcio de Amador y Rosa Benito

Una niña alejada de los focos

© Proporcionado por Vanitatis

Que Rocío Carrasco decidiera apartarse del foco mediático y dejara su trabajo en la televisión y todo lo que tuviera que ver con ello llevaba implícito que sus dos hijos también desaparecieran del mapa social. Rocío y David se criaron al margen de la fama y de las cámaras y disfrutaron de una infancia aparentemente normal si no fuera por la serie de capítulos que con los años se han hecho públicos sobre la difícil relación de Rociito con sus dos vástagos. 

El enfrentamiento con su madre

© Proporcionado por Vanitatis

Los problemas propios entre una adolescente y su madre desembocaron en una ruptura irreconciliable en el verano de 2012. Tras un tenso altercado dialéctico, la joven abandonó el domicilio materno con la firme intención de no volver para instalarse en la casa de su padre, al que siempre ha estado muy unida. A la discusión le seguirían varias denuncias ante la Guardia Civil por parte de la menor y la petición judicial de Antonio David de que se modificasen las medidas de guardia y custodia. Aquel duro enfrentamiento entre las dos Rocíos fue definido tiempo después como "un problema doméstico muy grave" que alejó a madre y a hija hasta el punto de que su no relación las llevaría a no felicitarse las Navidades ni los cumpleaños. Esta ocasión no será una excepción.

La relación con Fidel Albiac

© Proporcionado por Vanitatis

Si hay un tema tabú en el culebrón que han protagonizado los Carrasco Flores en los últimos años, ese ha sido dilucidar cómo era la relación de Fidel Albiac con los hijos de su pareja. Rocío ha manifestado no sentirse cómoda con el empresario y no se puede comparar cómo se llevaba con él a cómo se lleva con Olga Moreno, la actual mujer de su padre. La joven y Albiac nunca han mantenido una relación fluida a pesar de que han convivido muchos años juntos. 

Su otra madre, Olga Moreno

© Proporcionado por Vanitatis

Con quien la joven sí encajó a la perfección desde el principio fue con Olga Moreno, la nueva pareja de Antonio David. La complicidad entre ambas mujeres es total, sobre todo desde que Rocío vive con su padre en Málaga. El ex guardia civil pasa larga temporadas en Madrid, pero su hija no tiene inconveniente en quedarse con Olga, a la que quiere con locura. Lo mucho que Rocío adoraba a la actual pareja de su padre y madre de su hermana Lola se hizo más evidente que nunca cuando la joven escribió en sus redes sociales: "Mi madre se llama Olga". 

Las pullas a Rociito

© Proporcionado por Vanitatis

Con la joven del lado de su padre, comenzó una guerra sin cuartel contra Rociito a la que parecía no afectarle absolutamente nada. Las entrañables portadas de Antonio David con su hija o las constantes acusaciones del colaborador a la madre de sus hijos han dado para más de un titular en las revistas del corazón. El ex guardia civil acusa a su exmujer de no ver ni llamar a su hijos, mientras que Rocío hija presume orgullosa de su hemana y de Olga en las redes sociales. De hecho, hace apenas unos días la joven le dedicó unas bonitas palabras a Olga con motivo de su cumpleaños, unas palabras que muchos interpretaron como una bofetada a su madre por no haberla invitado a su reciente boda con Fidel. 

Sus dardos en redes sociales

© Proporcionado por Vanitatis

Donde Rocío ha sido más categórica con sus afirmaciones respecto a su madre ha sido en las redes sociales. En ellas no ha dudado en responder las preguntas que algunos curiosos tenían sobre la relación que madre e hija mantenían. Por ejemplo, a quien cuestiona si Rocío echa de menos vivir con su progenitora, ella responde: "No la echo de menos. Si la quisiera ver, la vería". Pero las frases que más daño podrían haber hecho a la hija de Rocío Jurado son: "Físicamente, me parezco a mi madre y a mi abuelo, pero interiormente a mi padre, por suerte", "Decidí apartar de mi vida lo que no me aportaba", "Quien mucho se ausenta, pronto deja de hacer falta" o "Teniéndote a ti me sobra el resto. Te quiero, papá". 

Su primer amor

© Proporcionado por Vanitatis

Como cualquier chica de su edad, Rocío Flores también se ha enamorado. Al cumplir los 18 se convirtió en objetivo de los 'paparazzi' y las revistas ya han ofrecido las primeras imágenes de la nieta de Rocío Jurado en actitud cariñosa con otro joven de su edad.

Capaz de enfrentarse a la prensa

© Proporcionado por Vanitatis

Precisamente las fotografías de la joven con un camarero malagueño no le sentaron nada bien. A través de un comunicado que difundió en sus redes sociales, Rocío se quejó de que se hablase de su vida privada cuando ella nunca antes lo había hecho. "La información publicada sobre mí en la revista Diez Minutos no es cierta. Me parece una falta de rigor profesional y respeto no contrastar la información causando daños colaterales. Yo no hablo de mi vida privada y no me parece bien”, escribía la hija de Rociito.

Su hermano David, su debilidad

© Proporcionado por Vanitatis

Desde que nació, David, su hermano, se ha convertido en un apoyo fundamental para Rocío Flores. No comparten círculo de amistades, pero mantienen una relación muy estrecha de la que la propia Rocío hace gala en las redes sociales. En una imagen compartida por la joven en Twitter, escribe: "La persona que más quiero en este puto mundo. Mi debilidad. El mejor". 

Muy unida a los Mohedano

© Proporcionado por Vanitatis

Que rompiera toda relación con su madre, no ha hecho ni mucho menos que se apartase de los Mohedano. Rocío Flores adora a su tía Gloria y también tiene una relación muy estrecha con su tío Amador. Con ellos se la ha fotografiado en varias ocasiones y la última vez que se les pudo ver juntos fue durante la procesión de la Virgen de Regla en Chipiona. Una reunión familiar que tuvo lugar justo el día después de que Rociito se casara con Fidel. 

Su ausencia en la boda de su madre

© Proporcionado por Vanitatis

Muy comentada fue, como no podía ser de otra manera, la ausencia de la joven en la boda de su madre celebrada el pasado 7 de septiembre en una finca de la provincia de Toledo. Ni ella ni su hermano estaban invitados y resultó especialmente duro para ellos y para su padre escuchar a la novia decir que había sido muy feliz el día de su boda porque estaban con ella todas las personas que quería. ¿Qué pasaba con sus hijosnbsp;

Una mayoría de edad agridulce

© Proporcionado por Vanitatis

Cuando el 13 de cotubre de 2014 Rocío Flores cumplió 18 años estaba eufórica. Era una fecha muy especial que no pasó desapercibida ni para su entorno ni para los medios de comunicación, impacientes por mostrar su rostro sin pixelar. Además, la joven aprovechó la ocasión para desprivatizar sus perfiles de las redes sociales y por unas horas algunos aspectos de su vida más privada quedaron al descubierto. Según pudo saber Vanitatis, esto le supuso una bronca por parte de su padre que no llegó a mayores porque la joven enseguida bloqueó de nuevo sus perfiles para que estos solo pudieran ser vistos por sus amistades. 

Presente en los homenajes a su abuela

© Proporcionado por Vanitatis

A diferencia de su madre, Rocío Flores ha sido siempre una de las protagonistas en los distintos homenajes que se han rendido a su abuela. Con Gloria Camila, José Ortega Cano o Amador Mohedano ha hecho piña cuando de homenajear a 'la más grande' se ha tratado y Rocío no ha dudado nunca de que su papel era estar allí, a pesar de que las relaciones con su madre estén rotas. 

Al margen de los problemas económicos de Rociito

© Proporcionado por Vanitatis

Desde que rompió toda relación con su madre, Rocío Flores sabe de ella por la prensa. Las últimas noticias que le han llegado de su progenitora no son precisamente agradables, ya que, tal y como se venía especulando hace tiempo, las deudas ahogan a la colaboradora desde hace años. En su día ya dijo Antonio David que creía que si se casaba ahora con Fidel después de 17 años, era por dinero. Las últimas informaciones no van desencaminadas, deben de pensar en casa de los Flores. 

Otro cumpleaños sin su madre

© Proporcionado por Vanitatis

Este 13 de octubre no será muy diferente al del año pasado. Todo indica a que tampoco este año recibirá la llamada de su madre con la que lleva ya mucho tiempo sin mediar palabra. La boda de Rociito podría haber sido una excusa para buscar el acercamiento, pero una vez se ha perdido la oportunidad, Rocío Flores no alberga ninguna esperanza de que este jueves su teléfono reciba la llamada de su progenitora. Sin embargo, pasará este día tan especial con su padre, con Olga y con sus hermanos David y Lola, a los que la joven considera las personas más importantes del mundo. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon