Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los beneficios 'por 2' de hacer ejercicio durante el embarazo

¡Hola! ¡Hola! 25/04/2016 hola
http://www.hola.com/imagenes/ninos/2016042585362/ventajas-ejercicio-embarazo/0-361-987/ninos-gym-01-c.jpg © Proporcionado por Hola http://www.hola.com/imagenes/ninos/2016042585362/ventajas-ejercicio-embarazo/0-361-987/ninos-gym-01-c.jpg

El ejercicio físico reporta inmumerables beneficios a la mujer, tanto si está embarazada como si no, aunque es precisamente durante la gestación cuando podemos facilitar tanto el período de embarazo como el trabajo de parto practicando deporte de forma habitual, siempre y cuano el embarazo no sea de riesgo y todo transcurra con normlidad. Esto último se debe a que no todos los deportes son recomendables durante esos nueve meses, ya que determinadas práctica conllevan diferentes grado de riesgo: por eso siempre es importante consultar con nuestro ginecólogo, y ver qué tipo de ejercicios son los más adecuados, estableciendo también a partir de qué semana comenzar a practicarlos.

Algunos de los ejercicios más frecuentes, al margen de aquellos por los que preguntemos específicante a nuestro médico, son los de bajo impacto, como por ejemplo los ejercicios de estiramiento incluidos en las rutinas de Pilates, el yoga premamá o la natación, además de salir a caminar: una forma de incluir una actividad ligera en el día a día, que no conlleva ningún coste y que puede incluso ayudar a que el bebé se encaje o gire en el caso de que se encuentre de nalgas. Las prinicipales ventajas de la práctica de ejercicio en este tiempo, de hecho, tienen que ver no sólo con la salud de la madre, sino con la de el bebé.

"Una mujer gestante es un cóctel hormonal. Hacer deporte ayuda a que se sienta mejor, incluso más centrada, afecta de forma positiva al sueño y reduce el riesgo de depresión gestacional o postparto" comenta Ana Villaseca, fundadora de la iniciativa Amarsupiel, donde son partidarios del porteo y el método canguro piel con piel. Esta idea no es nueva: durante el embarazo, todos los sistemas del cuerpo se adaptan para acomodar el desarrollo del bebé, y el cuerpo de la mujer atraviesa numerosos cambios anatómicos y locomotores. Por eso muchos de los cuidados de la mamá durante el embarazo repercuten directamente en el desarrollo del bebé y el parto, y esto abarca desde la forma física al tipo de dieta tanto en el embarazo como la lactancia, la postura, el entrenamiento del suelo pélvico o la práctica ejercicios de relajación. ¿Quieres sber cuáles son algunas de las ventajas para mamis y bebés de practicar ejercicicio diario durante el embarazo?:

ALIVIA ALGUNAS MOLESTIAS. A lo largo del embarazo, el cuerpo va cambiando ligeramente su centro de gravedad, a medida que el bebé va ganando peso, que se suma al del líquido amniótico y la placenta. Para soportar este peso, es importate no olvidarse de cuidar la espalda y en general la musculatura de todo el cuerpo. El deporte y los ejercicios localizados ayudan a tonificar y acondicionar el cuerpo a estos cambios, ya desde antes de la gestación.

MEJORA LA CONDICIÓN CARDIORRESPIRATORIA. A medida que avanza el embarazo, los órganos internos se desplazan para dejar espacio al bebé, y esto va acompañado de cambios en la función cardiovascular de la madre, que aseguran la evolución favorable en el embarazo. Una buena manera de reforzar ambos es el deporte y específicamente el ejercicio tipo 'cardio', que mantiene el corazón a pleno rendimiento, siempre controlando que no se sobrepase el límite de pulsaciones establecido por el médico.

CONTROL DE PESO. "El deporte sin duda quema calorias, es desde luego una ayuda a que el cuerpo se equilibre, fortalezca y se produzca un aumento de peso más razonable; además hay que tener en cuenta que el aumento de peso excesivo durante el embarazo puede incrementar el riesgo de padecer enfermedades como hipertensión, diabetes o de sufrir un parto prematuro", explica Ana. El incremento calórico dirio durante el embarazo no debería superar las 250 o 350 calorías con repecto a nuestra dieta habitual, aunque si lo hace, una buena manera de contrarrestarlo es elevando la actividad física, con algo tan sencillo como caminar media hora más al día.

PREPARACIÓN AL PARTO. "Un programa de ejercicio físico puede disminuir no sólo los dolores lumbares sino fortalecer toda la musculatura, incluida la del abdomen, y articulaciones pélvicas: se genera una mayor elasticidad de la zona y por lo tanto el cuerpo está mejor preparado de cara a la labor del parto", explica Ana. El yoga y el pilates premamá son dos de las disciplinas en las que se trabaja a conciencia sobre estas zonas. "Un buen parto conlleva además una buena recuperación postparto, fundamental para atender en mejores condiciones al recién nacido".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon