Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los carlistas 'atacan': el príncipe de Asturias, presentado como heredero en Barcelona

Vanitatis Vanitatis 13/09/2016 Núria Tiburcio

Si hablamos de carlismo ,muchos pueden pensar que nos estamos refiriendo a un movimiento político ya extinguido que nació en el siglo XIX como consecuencia de la abolición de la ley sálica para que Isabel II, única hija de Fernando VII, pudiera reinar en España. Sin embargo, el carlismo sigue presente y bien vivo en la figura de Carlos Javier de Borbón-Parma, descendiente de Carlos María Isidro de Borbón y sobrino de la reina Beatriz de Holanda. El duque de Madrid, título que le corresponde como pretendiente al trono carlista, sigue luchando para conseguir aquello que sus antepasados tanto anhelaban: convertirse en rey de España y destronar a los actuales Borbón, quienes para los Borbón-Parma no son los legítimos reyes de nuestro país. 

A pesar de que reside en Holanda, lugar de nacimiento de su madre, la princesa Irene de Holanda, Carlos Javier mantiene un estrecho vínculo con nuestro país. Tanto es así que ha decidido que a su tercer hijo, Carlos Enrique, quien es su heredero, se le oficie una misa y un tedeum en Barcelona. El lugar elegido por el príncipe y su esposa, la periodista Annemarie Gualthérie, es la catedral de la ciudad condal, el mismo lugar en el que en 1997 se casó la infanta Cristina con Iñaki UrdangarinSe ha especulado con que esa ceremonia podría incluir también el bautizo del pequeño, aunque de momento no está confirmado.

Los duques de Parma con sus tres hijos © Proporcionado por Vanitatis Los duques de Parma con sus tres hijos

"Don Carlos Javier y Doña Ana María de Borbón-Parma celebrarán en la Santa Iglesia Catedral Basílica de la Santa Cruz y Santa Eulalia una solemne misa seguida de un Te Deum de acción de gracias por el nacimiento de su primer hijo varón, Carlos Enrique, en la primera quincena del próximo octubre", explica un comunicado enviado por los Borbón-Parma.

El anuncio continúa: "De este modo, el Jefe de la Dinastía y de la Casa de Borbón-Parma deja constancia de la condición española de su hijo, nacido el pasado mes de abril en los Países Bajos". Y añade: "Será ocasión para que la representación de los carlistas de todas las Españas acuda, junto a cuantas personas lo deseen, a conocer al pequeño príncipe Carlos Enrique de Borbón-Parma que, junto a sus hermanas las infantas Luisa Irene y Cecilia María, será presentado formalmente por su padres". Que el bautizo del príncipe se celebre en Barcelona es una clara provocación para Felipe VI, pues Carlos Javier ya ha comunicado en diversas ocasiones que su objetivo es quitarle el trono.

El príncipe Carlos Javier se ha atrevido incluso a opinar sobre la situación política actual y a dar consejos: "Hoy en día la corrupción política ha afectado a la moralidad pública, agraviándola seriamente. Se han utilizado las instituciones para asegurar el enriquecimiento personal y empresarial de una gran parte de la clase política. [...]  Afrontamos unos tiempos duros, por ello es exigible a todos los que a estas elecciones concurren que sean sinceros y expliquen cuál es la situación real del país y cuáles son las soluciones propuestas".

El 'otro' príncipe de Asturias

El príncipe Carlos Enrique es el tercer retoño de Carlos Javier y Annemarie, que ya tienen dos niñas, Luisa y Cecilia, y el cuarto para Carlos Javier, pues tiene un hijo de una relación extramatrimonial. El pequeño Carlos Enrique es a sus pocos meses de vida un gran símbolo para los carlistas. Tras el nacimiento de Luisa y Cecilia, muchos se planteaban qué pasaría si Carlos Javier y Annemarie no tenían un varón, ya que en el pensamiento carlista sigue presente la ley sálica, que impide que las mujeres puedan acceder el trono.

Ante tal situación, la llegada de Carlos Enrique el pasado 24 de abril fue una alegría para sus padres y también para sus seguidores, y ya se ha convertido en el príncipe heredero del trono español. Pero no solo esto. Tal como ha comunicado su propio progenitor, que también lleva la dignidad de duque de Parma, su benjamín, al igual que él, se convertirá en príncipe de Asturias. Eso supone un grave incoherencia, pues actualmente el título lo lleva la primogénita de los Reyes de España. Sin embargo, para los carlistas Leonor no es la legítima heredera de la Corona española, sino el príncipe Carlos Enrique.

Carlos Enrique y Leonor, dos 'príncipes' de Asturias © Proporcionado por Vanitatis Carlos Enrique y Leonor, dos 'príncipes' de Asturias

El problema de Carlos Javier con su hijo 'ilegítimo'

Con tan solo 18 años, el joven Hugo Klynstra ha emprendido una gran misión. Quiere que su padre, el príncipe Carlos Javier de Borbón-Parma, lo reconozca legalmente y pueda llevar así sus apellidos. Para ello, en enero presentó una demanda de paternidad ante la justicia. Carlos Hugo es fruto de la relación de Carlos de Borbón-Parma con Brigitte Klynstra, la hijastra del conde Adolfo van Rechteren Limpurg. Aunque los dos estaban muy enamorados, el padre del príncipe, Carlos Hugo, se opuso a ese matrimonio y finalmente decidieron finalizar su romance. Aun así, Carlos de Borbón-Parma aceptó al niño y es un nieto más para la princesa Irene, hermana de Beatriz de Holanda. 

Árbol genealógico de los Borbón-Parma © Proporcionado por Vanitatis Árbol genealógico de los Borbón-Parma

El príncipe Carlos de Borbón-Parma se pronunció en su momento sobre la demanda de paternidad de su hijo. "Es cierto que Hugo Klynstra ha hecho la solicitud de paternidad. Fui yo mismo el que lo animó a hacerlo. Es un asunto personal para mí con un fondo triste. Así que no voy a dar ninguna explicación más. Espero que los medios de comunicación respeten la privacidad de mi vida familiar", aseguró el duque de Parma. Según aseguran ahora fuentes cercanas a la familia, el juez habría aceptado la petición de paternidad y Hugo Klynstra podrá utilizar en unos meses el título de su alteza real el príncipe Hugo de Borbón-Parma. 

A pesar de haber sido reconocido como hijo de Carlos Javier y poder llevar el título de SAR, Hugo Klynstra no es el heredero de los Borbón-Parma, pues nació de una relación extramatrimonial. Así pues, por mucho que sea el primogénito y que ahora tenga sus derechos, su hermano, el príncipe Carlos Enrique, siempre estará por encima de él en cuestiones reales. 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon