Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los destellos dorados visten la casa este invierno

¡Hola! ¡Hola! 08/11/2016 hola

http://www.hola.com/imagenes/decoracion/2016110889580/destellos-dorados/0-402-206/dorados-1-c.jpg

http://www.hola.com/imagenes/decoracion/2016110889580/destellos-dorados/0-402-206/dorados-1-c.jpg
© Proporcionado por Hola

Lo sabemos, la fiebre del oro no es algo nuevo, ya nos hicimos eco de su poder hace unos meses. Pero no podemos negarle su capacidad para mantenerse entre las tendencias y mostrar una nueva interpretación, igual de lujosa, opulenta y sofisticada, capaz de adaptarse a los diferentes estilos, sin perder su belleza y calidez natural.

Interiores relucientes

Y no hablamos precisamente de su limpieza, sino de los brillos que desprende y logra trasladar a todos los rincones. Quedarse indiferente a sus destellos es (casi) imposible, al margen de que te guste o no el ‘efecto joya’. Aunque estas Navidades, el oro se va a apropiar de la decoración del árbol y de la mesa, nos adelantamos, para ir preparando la atmósfera ideal. ¡Bienvenida a la época dorada de la decoración!

VER GALERÍA

En la unión está la fuerza

Porque si el dorado es la base de estas piezas, sus formas, delicadas y redondeadas son su estandarte. Formas sinuosas y delicadas, sin aristas ni líneas rectas, que dotan de elegancia y delicadeza a cada pieza y la convierten en protagonistas de las estancias. Y si las formas son importantes, los materiales son su mejor forma de expresión. El oro encuentra en los tejidos suntuosos y ricos, que le otorgan fuerza y sofisticación, y en el blanco y el negro, que le dan carácter y personalidad, sus mejores aliados para triunfar en los nuevos interiorismos.

Lee: Vuelve el estilo maximalista de los 80

VER GALERÍA

En busca del dorado

O del aliado decorativo que nunca defrauda. Porque independientemente de su espectacular estética y su resultado visual, el oro – y los destellos que emite–, posee la capacidad de otorgar calidez a los espacios. Como el sol, las estancias doradas transmiten lujo, pero también son cálidas y confortables, dotando de alma a elementos suntuosos y elegantes, pero fríos en su naturaleza. Desde grandes piezas, como mesas o cómodas; hasta lámparas, candelabros y adornos, sin olvidar los tejidos y los papeles pintados, que se suman a esta tendencia del hogar.

Lee: Tendencias ‘deco’: lo que viene y lo que se va de la casa

VER GALERÍA

Hablar sin complejos

El dorado brilla suficientemente alto para volar en solitario, pero lo cierto es que en compañía logra su mejor resultado. En este universo, donde la mezcla es un valor añadido, el ‘gold’ se convierte en el comodín ideal, el acompañante capaz de dar un toque de lujo a un ambiente clásico y convencional; poner una chispa de ‘glamour’ al nuevo nórdico; calidez a un espacio minimalista o sofisticación a un ambiente 'retro'.

VER GALERÍA

No teme a ningún estilo, porque a todos ellos es capaz de enriquecerlos con su sola presencia. Por eso, es capaz de hablar ‘de tú a tú’ a iconos del diseño contemporáneo o a piezas ‘low cost’. Con todos se siente seguro y muestra siempre la mejor versión de sí mismo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon