Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los exclusivos vecinos de La Finca ponen freno a los cazadores de Pokémon

Vanitatis Vanitatis 05/08/2016 Raoul Higuera

La Finca, la urbanización más elitista de Madrid, situada en Pozuelo de Alarcón, se erigió como un auténtico búnker para acoger a famosos y grandes fortunas. Se trata de un enclave diseñado estratégicamente para asegurar su privacidad y mantener las miradas ajenas alejadas de sus exclusivas mansiones. Sin embargo, estas pretensiones se han visto en peligro desde que Pokémon Go, el juego desarrollado por Nintendo que supone una revolución para los juegos de realidad aumentada, situó en sus inmediaciones diversas 'pokeparadas' e incluso un gimnasio en el que jóvenes de la zona podían ir a entrenar a sus ejemplares cazados y enfrentarlos contra las criaturas de otros expertos entrenadores Pokémon.

Imagen de un gimnasio (amarillo) y pokeparadas (azules) de Pokémon Go © Proporcionado por Vanitatis Imagen de un gimnasio (amarillo) y pokeparadas (azules) de Pokémon Go

Eso era así hasta que la compañía ofreció una actualización del popular juego. Entre las mejoras que ofrecía era un cargado del mismo mucho más veloz, nuevas funcionalidades y también avances para asegurar el éxito de los fans de la aplicación de moda. Sin embargo, esta actualización también traía un inconveniente para los entrenadores Pokémon de la zona: se habían eliminado estos espacios clave para el desarrollo óptimo del juego al encontrarse cerca de las viviendas de estrellas de la talla de Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, James Rodríguez, Rudy Fernández, Luis Alfonso de Borbón, Borja Thyssen, Simeone, Fernando Torres, Alejandro Sanz, entre otros muchos nombres del mundo del deporte, el espectáculo y la empresa.

Estos exclusivos vecinos, a los que se les suman otros anónimos con bolsillos holgados, han visto cómo sus deseos se han hecho realidad con la desaparición no solo de estos enclaves Pokémon, sino también de los ciudadanos de a pie que se acercaban a ellos a diario para entretenerse con el juego de moda. Estas pokeparadas estaban situadas en diversas glorietas que dan acceso a la urbanización con más famosos por metro cuadrado, así como en la zona de oficinas colindante y en la estación de Metro Ligero Oeste que acerca al personal de servicio de sus mansiones. Una queja formal realizada a Nintendo ha dado sus frutos y estas paradas han desaparecido tan solo unas semanas después de haber sido creadas, una prueba del poder de convicción de los influyentes vecinos de La Finca, que han logrado lo que cualquier otro mortal tendría difícil defender.

Un entrenador Pokémon junto a varios ejemplares © Proporcionado por Vanitatis Un entrenador Pokémon junto a varios ejemplares

Otras demandas a Pokémon Go

La Finca y sus exclusivos vecinos no son los únicos del mundo que le han declarado la guerra al juego de moda y a sus seguidores. La corte federal de California ha aceptado a trámite una demanda presentada por Jeffrey Marder, un vecino molesto después de que numerosos jóvenes se presentasen en su casa pidiéndole permiso para acceder a su patio para cazar un Pokémon.

Solicita legalmente una compensación por la molestia de 5 millones de dólares y fundamenta su demanda en el hecho de que Nintendo no le pidió expresamente permiso para colocar a sus criaturas en su propiedad privada, aunque el entorno sea virtual, y tampoco por utilizar las etiquetas de GPS de su vivienda sin autorización.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon