Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los noruegos respiran tranquilos: este es el motivo por el que Mette-Marit viste tan mal

Vanitatis Vanitatis 25/05/2016 Núria Tiburcio

Después de meses de rumores y habladurías, la casa real noruega ha aclarado al fin el motivo por el que la princesa Mette-Maritviste tan mal. En estos últimos meses, la esposa del príncipe Haakon se ha convertido en noticia por los desacertados 'looks' que elegía en los que destacaba su calzado, pues se presentaba a compromisos oficiales de gran envergadura con zapatos totalmente inapropiados. Esto mismo sucedió este lunes en el acto de bienvenida al presidente de Polonia y su esposa, quienes se encuentran realizando una visita de Estado a Noruega.

La princesa con sus botas de agua (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis La princesa con sus botas de agua (Gtres)

La princesa se enfundó un abrigo azul marino de Prada y lo combinó con unas botas de agua de lo más inadecuadas. Las alarmas volvieron a saltar entre los medios del país, así que la Corona tuvo que salir al paso para aclarar el asunto. Según un portavoz de palacio, la princesa vuelve a sufrir fuertes dolores de espalda que le impiden llevar su vida con normalidad. Desde hace años Mette-Marit tiene graves dolencias en esta parte del cuerpo. En 2013, tuvo que ser operada de una hernia discal. Este es el motivo por el que no puede –o no debe– llevar tacones y por el que la vemos siempre con zapato plano. Asimismo, este dolor de espalda es la causa de que no asistiera a la cena de gala con el presidente y la primera dama de Polonia.

Con esta aclaración, se acallan los rumores de una supuesta depresión que persiguen a la princesa. Sus continuas bajas y ausencias y su dejadez a la hora de elegir vestuario habían provocado que se hablara de este tema como algo ya confirmado. Mientras había algunos que aseguraban que esos problemas psicológicos venían provocados porque Mette-Marit no se acaba de acoplar a su papel de princesa heredera y que necesita más libertad, había otros que iban más allá y creían que todas las complicaciones que sufre son producto de una crisis matrimonial con el príncipe Haakon

Mette-Marit junto al príncipe Haakon (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Mette-Marit junto al príncipe Haakon (Gtres)

Aunque ya ha quedado claro lo que le ocurre a Mette-Marit, sigue habiendo una cosa bastante clara: la princesa todavía no está preparada para convertirse en reina, pues sus índices de popularidad siguen estando bajo mínimos. Hace unos meses, los principales diarios de Noruega aseguraron que el rey Harald V estaría pensando en abdicar a causa de distintos problemas de salud. Así pues, el actual monarca de Noruega se sumaría a la lista de Beatriz de Holanda, Alberto de Bélgica y Juan Carlos de España, quienes en su día decidieron dejar paso a las nuevas generaciones. 

La idea de que los actuales príncipes herederos puedan convertirse en los nuevos reyes de Noruega en un futuro próximo no acaba de convencer a los noruegos, sobre todo en lo que se refiere a las cuestiones relacionadas con Mette-Marit. Catorce años después de su enlace matrimonial con el heredero al trono, la princesa sigue originando numerosas polémicas que provocan que su imagen entre sus ciudadanos no sea del todo buena.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon