Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los pros y contras de tener dos bebés muy seguidos

¡Hola! ¡Hola! 30/05/2016 hola
http://www.hola.com/imagenes/ninos/2016053086092/pros-contras-tener-dos-bebes/0-368-687/ninos-bebess-01-c.jpg © Proporcionado por Hola http://www.hola.com/imagenes/ninos/2016053086092/pros-contras-tener-dos-bebes/0-368-687/ninos-bebess-01-c.jpg

Los bebés empiezan a correr a partir de, aproximadamente, el año y medio (depende del desarrollo psicomotriz de cada uno), y con esta nueva habilidad llega también la libertad: libertad para salir corriendo detrás de una pelota, subirse a un taburete y, sobre todo, adquirir un nuevo sentido de la independencia. De ahí que suela establecerse una categoría especial para papás y mamás epecialmente intrépidos que se atreven a aumentar la familia cuando el primer bebé aún no ha cumplido los dos años: en un momento crucial del desarrollo como éste, en el que se deben tener mil ojos con el 'peque', aumentar la familia puede parecer una locura, añadiendo a los nueve meses de embarazo el tener que pensar en pañales, tomas, papillas y baños x2. A pesar de todo, existen unos cuantos pros que compensan esta decisión. Estas son algunas de las ventajas e inconvenientes de tener dos 'peques' muy seguidos.

PRO. A diferencia de otros hermanos que se llevan una mayor distancia de edad, los bebés que crecen con una diferencia de menos de tres años prácticamente no pueden recordar su existencia sin la presencia de su hermanito. Esto no significa que no puedan darse celos entre hermanos ni que se simplifique el proceso de convertirse en hermano mayor, pero creará un lazo muy fuerte entre ambos porque podrán compartirlo prácticamente todo a lo largo de cada etapa del crecimiento. Algo fundamental, sobre todo, a la hora de mantenerles entretenidos una vez pasen los primeros cuatro años: (casi) no tendrás que preocuparte de la manera en que llenan de juegos sus horas juntos.

CONTRA. No tendrás demasiado tiempo para cuidarte durante el embarazo. Al menos no tanto como con el primero: olvídate de los smoothies cargados de vitaminas que preparabas con tanto esmero y los ejercicios premamá cumplidos a rajatabla. Con un bebé que acaba de aprender a correr en casa te resultará mucho más difícil dedicarte tanto tiempo a ti misma. También es fundamental hacer la visita prenatal que recomiendan los ginecólogos, para cerciorarse de que los niveles de calcio y hierro son los adecuados después del primer bebé. No olvides pedir ayuda y delegar tareas si ves que necesitas algo de tiempo off, y lo mismo cuando toque llevar en brazos al mayor una vez empezado el tercer trimestre: recuerda que una buena salud postural en el embarazo es clave para la mamá.

PRO. Aunque que tengas que saltarte alguna clase de yoga prenatal, tener un 'peque' que acaba de echar a andar en casa te mantendrá bastante activa, sin tener que preocuparte en exceso por cómo y cuándo hacer tiempo para pasar por el gimnasio.

CONTRA. Prepárate para no tener ocho horas de sueño seguidas en mucho tiempo. No sólo porque el segundo bebé le restará horas de descanso a cada noche durante el período de lactancia, sino porque, al mismo tiempo, tendrás que levantarte por las mañanas para llevar al hermano mayor a la guardería, planificar sus comidas y jugar y leer cuentos entre toma y toma. Cuánto más cerca estén los bebés en edad, más eficientes serán las actividades en casa: baños, cambiar pañales, calentar biberones y potitos.

PRO. Pasarás esta etapa más rápido que nadie. Vale que no descanses en un tiempo, pero eso también significa que, una vez acabada esta etapa, no tendrás que volver a pasar por ella dentro de seis años, o de diez. También resulta más sencillo adaptarse a tener un bebé en casa cuando se acaba de pasar por exactamente lo mismo sólo unos meses antes: no hace falta montar y desmontar el cuarto del bebé, volver a poner los seguros en las puertas y enchufes o renovar el armario premamá, y la lactancia y los pañales no tienen secretos para ti.

CONTRA. Las 'crisis' se suceden. Cuando no son vómitos, es fiebre, una pataleta, dientes de leche que salen o una noche sin dormir. Es posible que te pierdas algunas cosas si no tienes ayuda o tienes dificultades para gestionar situaciones de estrés.

PRO. Las probabilidades de tener un embarazo y parto fáciles se multiplican si se dan en mamás más jóvenes. Esto se debe a que los índices de fertilidad decrecen de forma inversa al riesgo que plantean los embarazos en parejas más mayores, especialmente a partir de los 35-40 años; un límite que puede alcanzarse dependiendo de la edad a la que hayamos tenido el primer bebé (en las españolas la edad media se sitúa en torno a los 32-22 años con el primer 'peque'), y de cuánto esperemos para dar la bienvenida al segundo. También es más probable tener un embarazo múltiple a medida que nos hacemos mayores, pasando de un sólo bebé a tres o incluso más de una sola sentada.

... Y CONTRA. Eso sí, si durante el primer embarazo el parto se resolvió con cesárea, es posible que resulte más dicícil tener un parto natural en el segundo embarazo si se desarrolla en un plazo inferior a los 18 meses.

PRO. Ganarás una nueva perspectiva en lo que importa y lo que no. Si los dos primeros años han sido una lista interminable con todo lo que indican las guías de parenting que debes seguir a pies juntillas durante la crianza del bebé, con la llegada de un segundo hermanito te desharás de golpe de todo lo que no te parezca prioritario.

CONTRA. Aunque parezca que tener dos bebés pueda ahorrarnos el tener que comprar algunas cosas por dos, es posible que esto se vuelva en nuestra contra si los bebés nacen muy seguidos. Quizás haya que invertir en dos cunas, dos tronas o dos sillistas de paseo y para el coche, porque, sencillamente, no las pueden compartir, ni heredar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon