Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los Quer y los Cabrera (Techi): dos familias, dos grandes fortunas

Vanitatis Vanitatis 05/10/2016 J. Madrid

© Externa

Vacaciones de lujo, dos casoplones, embarcaciones con nombre propio y negocios con una gran cantidad de ceros. Estos son algunos de los puntos que unen a la familia de Diana Quer con la de la televisiva Techi después de que este martes,Fausto Cabrera, padre de la ex de Kiko Rivera, se convertía en el vértice inesperado de la guerra desencadenada entre los padres de la joven desaparecida cuando se revelaba su estrecha amistad con la madre de Diana. Su familia, de hecho, ha estado lo bastante cerca de los Quer como para que su hijo Tito sea muy amigo de la joven Valeria, hermana de Diana, o para que la prensa haya 'rescatado' del olvido a la que fuese novia de Kiko Rivera y mujer de Alberto Isla, Techi. Las dos familias han vivido existencias paralelas que han acabado confluyendo y que han hecho que el empresario donostiarra forme parte de las pesquisas de la policía a la hora de encontrar a la chica. Ambas sagas han vivido en entornos privilegiados, han educado a sus hijos en colegios de postín y disfrutaban de vacaciones en enclaves de ensueño. Sin embargo, sus fortunas provienen de orígenes bien distintos.

Fausto Cabrera con Valeria Quer © Proporcionado por Vanitatis Fausto Cabrera con Valeria Quer

Juan Carlos Quer, el padre de Diana, consiguió la casa de A Pobra, localidad en la que desapareció la joven, gracias a negocios vinculados con el ladrillo y la automoción. En Grupo Inmobiliario 4H ejerce como presidente y consejero delegado. La empresa, que tiene su sede en Alcorcón, se dedica a las actividades inmobiliarias y de automoción. Además, en 2015 absorbió filiales como Selquer Motor, entre otras. El olfato para los negocios de Quer también se manifiesta en el control, como administrador único, de CQ Urbanismo y Sistemas, dedicado a la construcción. Antes de separarse, Diana López-Pinel coincidió con él en Recambios Quer o Qauto, dos de las empresas de Quer, en las que ocupó el cargo de secretaria no consejera hasta 2006. Sin embargo, con el divorcio, la participación de ella en los negocios se acabó fracturando también.

El origen de la fortuna de los Cabrera es bien distinto. Dedicados igualmente a la automoción, se sabe que la familia de Fausto Cabrera debe gran parte de su dinero a la fortuna que él heredó, ya que hasta entonces tan solo poseía un modesto negocio de fotocopias en el Retiro y su hoy exesposa, Teresa Gutiérrez, era ama de casa. Desde entonces, el empresario invirtió esa herencia en diversos negocios y en construir para los suyos un chalé en la Urbanización Bonanza. De hecho, esa zona era conocida por ser uno de los escenarios de la trama Gürtel en la que los Cabrera se vieron involucrados por ser los propietarios de una línea telefónica desde la que blanqueaba dinero, presuntamente, el exalcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero.

© Proporcionado por Vanitatis

Propiedades, vacaciones y puntos en común

Si bien toda la prensa conoce al dedillo los detalles de la gran casa de los Quer en Pozuelo de Alarcón debido a la cantidad de días que los periodistas llevan apostados a las puertas del domicilio, poco se sabe de las propiedades de los padres de Techi, que también cuentan con una casa de 2.492 metros cuadrados sobre los que se levanta una edificación de 1.178, según revela el Registro de la Propiedad. Esta casa, ubicada en una de las mejores zonas de Boadilla del Monte, posee dos piscinas (una cubierta y otra al aire libre), una pista de tenis y un amplio jardín que alberga los numerosos vehículos de alta gama que posee la familia.

Casa de los Cabrera en Boadilla © Proporcionado por Vanitatis Casa de los Cabrera en Boadilla

Los destinos vacacionales revelan también el poderío económico de los Cabrera. Un repaso a sus fotografías revela alguna que otra estancia en el Nikki Beach, un paradisíaco club marbellì en el que la reserva de una mesa en la zona vip puede llegar a costar, como mínimo, unos 200 euros. La familia también veranea en Sotogrande, uno de esos lugares que casi siempre se relacionan con apellidos de fuste. Los Quer no se quedan atrás. Diana y Valeria siempre han reconocido ante sus amigos lo privilegiadas que eran por el gran número de países que habían visitado y por los abundantes caprichos con los que les colmaban sus padres tras la separación. Además, la familia posee una embarcación propia, un velero llamado Vadic (combinación de los nombres de Valeria, Diana y Carolina, una hija fallecida de los Quer), amarrado en el club naútico de A Pobra do Caramiñal. También tienen otro que fondea por aguas del Mediterráneo.

Valeria Quer con Tito Cabrera © Proporcionado por Vanitatis Valeria Quer con Tito Cabrera

Los colegios a los que acuden sus hijos también ponen de manifiesto su alto poder adquisitivo. Las Quer asisten al Casvi de Boadilla, cuyo gasto por alumno ronda los 600 euros al mes, mientras que los Cabrera van al Virgen de Europa, situado en la misma localidad, que cuesta unos 500 euros por persona.

Las fortunas y negocios de las dos familias son solo una de sus muchas conexiones. Esta semana, los caminos de ambas sagas han confluido inesperadamente en el caso de la joven desaparecida y, en lugar de despejarse dudas, han surgido otras nuevas que convierten al caso en uno de los más enigmáticos y mediáticos de los últimos años.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon