Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los secretos de las Koplowitz, al descubierto en el kiosco

Vanitatis Vanitatis 19/02/2016 J. Madrid

Juntas y revueltas. Así aparecen Esther y Alicia Koplowitz, fotografía de portada incluida, en el número de marzo de la revista Vanity Fair. Pese a que ellas no hablan en primera persona a lo largo de un extenso reportaje, la publicación recoge los testimonios de algunas de las personas más cercanas a las dos financieras justo cuando la deuda de Esther asciende a los 840 millones de euros y el mexicano Carlos Slim se ha hecho con la mayoría de las acciones de su empresa. De la boca de personas que se prestan a ofrecer su opinión sobre ellas el lector encuentra declaraciones sorprendentes como la de Carlos Fitz-James Stuart, el hijo de doña Cayetana de Alba que, por primera vez, habla de su romance con Alicia, que duró varios años y ocupó bastantes páginas en la crónica social de finales de los 80 y principios de los 90. “Mantuvimos una relación sentimental de varios años, aunque intermitente. En serio estuvimos unos tres años, con sus altibajos”.

Alicia Koplowitz en una foto de archivo (EC) © Proporcionado por Vanitatis Alicia Koplowitz en una foto de archivo (EC)

Carlos también recuerda que no les gustaba nada que se hablase de la “vida privada” de ambos y desmiente un dato que durante años fue vox populi una vez se le relacionó con una de las dos hermanas. “Ella se separó en el 89 y empezamos a vernos dos o tres años más tarde. Hubo momentos maravillosos, pero nunca nos gustó que se hablara de nuestra vida privada. Eso de que nos íbamos a casar no era cierto”, asegura el hijo de la difunta duquesa y actual duque de Alba.

Otra de las que alza la voz en la parte del reportaje dedicada a la vida privada de las hermanas es Inés Balsameda, nuera de Alicia y esposa de su hijo Alberto. “Alberto está muy unido a ella. Tienen una relación muy, muy especial. Han vivido juntos muy duros, los dos se parecen mucho, son muy sensibles”, dice a lo largo del reportaje, que también desvela que, pese a que no es habitual verlas juntas, ambas se comunican diariamente y cada vez que toca hablar utilizan la expresión “verdaderas raíces”. En resumen, un recorrido por la parte más íntima de las dos hermanas, dos de las personas más ricas de nuestro país, pese a que ellas no digan una sola palabra.

Vea el 'árbol afectivo' de la familia Koplowitz (Vanitatis) © Proporcionado por Vanitatis Vea el 'árbol afectivo' de la familia Koplowitz (Vanitatis)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon