Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Método 3 al servicio del 'cuore': hablamos con Julián Peribáñez, autor del libro 'prohibido'

Vanitatis Vanitatis 22/12/2015 Andrés Guerra

‘La cortina de humo’, de Antonio Tamarit y Julián Peribáñez, estuvo a la venta durante 24 horas. Una orden judicial, promovida por Francisco Marco –quien fuera jefe de ambos en la famosa agencia de detectives Método 3– obligó a su retirada. Sus autores tienen prohibido hablar del contenido de un libro al que Vanitatis ha tenido acceso y les aseguramos que, cuando se levante el embargo, desearán leerlo. Dentro de un mes se celebrará una vista ante el juez que puede levantar la cortina de humo que da título al propio libro. Si eso ocurre, todo puede volar por los aires y en Cataluña no habrá paz para los malvados. De momento, les damos un adelanto charlando con Julián Peribáñez, autor también de ‘Descubriendo el laberinto rojo’ (Larmbooks), sobre cómo se creó Podemos. Le preguntamos sobre todas las investigaciones que salpicaron el mundo del 'cuore'.

Pregunta: La caída de Método 3 arrastró consigo los cortinajes de lo que parece ser un escenario lleno de micrófonos, cámaras ocultas, traiciones y reuniones secretas. ¿Ha sido y sigue siendo Cataluña un nido de espías?

Respuesta: Sí, podría decirse así. Se han utilizado agencias privadas para ciertas investigaciones. No me parece mal que los políticos recurran a ellas y que se descubra que otro político de enfrente mete la mano en la caja. El problema es cómo se utiliza esa información que se obtiene. La mayoría de informes no salen a la luz, sino que acaban en un cajón o en una mesa de negociación.

P: ¿Encontraron lo que se temían los padres de Arantxa Sánchez Vicario cuando encargaron un dossier sobre Josep Santacana?

R: Debo aclarar que si hoy puedo hablar de ello, es porque lo reveló Francisco Marco en su libro, algo que yo no habría hecho. En ese sentido, te puedo decir que le hice algunos controles sobre este señor y, personalmente, creo que sí tenían motivos.

Arantxa Sánchez Vicario y su marido, Josep Santacana (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Arantxa Sánchez Vicario y su marido, Josep Santacana (Gtres)

P: ¿A qué se refiere concretamente?

R: Básicamente, que tenía problemas económicos. Su ex lo tildaba de “deudor profesional” y “estafador”.

P: Curioso caso es el de la baronesa Thyssen, que no acabó bien con la agencia Método 3…

R: Así es. Tita Cervera fue investigada y también fue cliente. El encargo para investigarla provenía de los hijos del barón, mientras que ella encargó a la agencia dos temas: Espartaco Santoni y su hija, Paola, y después que investigásemos a Blanca Cuesta, por quien no tenía mucho aprecio. Puedo decirte que existe un material altamente comprometedor y que jamás verá la luz. No solo de Blanca. Cómo se gestionó ese material fue lo que hizo que Método 3 y la baronesa no acabasen en buenos términos.

Blanca Cuesta, Borja Thyssen y Carmen Cervera (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Blanca Cuesta, Borja Thyssen y Carmen Cervera (Gtres)

P: ¿Qué conclusiones sacasteis tras investigar a Javier Rigau, aquel personaje a quien conocimos por su relación con Gina Lollobrigida?

R: Qué básicamente era un liante con antecedentes.

P: ¿Cuánto dinero costó que Joan Laporta hiciese encargos cargando la factura al FC Barcelona? Nos referimos a investigaciones que le interesaban a él para sus fines particulares, no al club.

R: El montante total que facturó M3 Consultoría de Seguridad, una empresa de la familia Marco cuya razón social eran temas urbanísticos, era de alrededor de un millón de euros, si bien están imputados unos 800.000 en el juzgado Nº 24. Ellos desconocen que había otras sociedades, de tipo instrumental, del grupo que hizo alguna factura más al Barça. Y quien apunta directamente al Sr. Laporta es Xavier Martorell, exdirector de seguridad del Barça. A Laporta le preocupaba mucho una moción de censura tras la que creía que estaba Sandro Rosell, a quien se le investigó hasta negocios en Brasil. Y en la última época, encargos vinculados a su desembarco en política, a periodistas no afines, a cierta chica X…

Laporta en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Laporta en una imagen de archivo (Gtres)

P: ¿Quién es esa chica X?

R: Se trata de una joven vinculada sentimentalmente al Sr. Laporta y que trabajaba en el Barça. Se encargó el informe para ver si presentaba algún punto negro. Parece que ella quiso dejar el club cuando ya no estaba con Laporta y él habría encargado que se la investigase. [Peribáñez no lo especifica pero la descripción encaja con Flavia Massoli].

P: Ud. fue al calabozo por el tema de La Camarga. Se encargó de las fotos. Según el informe de la UDEF, el PSC encargó a Método 3 la grabación. ¿Estaba Alicia Sánchez-Camacho al corriente?

R: Eso fue una investigación ilegal en tanto en cuanto ninguna de las dos sabía que se la estaba grabando. No es que le tenga a Alicia ninguna estima personal, pero esto fue así. A mí me envían para realizar unas fotos e identificar a Victoria Álvarez; quien realiza el encargo no sabe quién es o cómo es la persona con quien se va a reunir Sánchez-Camacho. Y el contratante fue el PSC. Ya pueden contar las milongas que quieran. Lo dice la Policía tras hacer el registro en Método 3 y mirar todos los ordenadores. El libro de Francisco Marco manipula y falsifica la declaración judicial de Victoria Álvarez en la Audiencia Nacional para que diga lo que él quiere que diga. Cambia su sentido. No hay más que comparar el texto de su libro con la declaración.

P: ¿Le consta que alguna vez se haya investigado al Rey?

R: No, ni por la agencia en que yo trabajaba ni en otras. En el sector nunca he oído nada al respecto.

El Rey Juan Carlos en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis El Rey Juan Carlos en una imagen de archivo (Gtres)

P: ¿Cuál ha sido el caso más difícil al que se ha enfrentado?

R: La búsqueda de Madeleine McCann. Me afectó porque estuve casi dos años trabajando sobre ello al cien por cien, las 24 horas del día y mi ilusión era encontrarla. No se consiguió. La única recompensa es que fruto de esa investigación cayó una red internacional de pederastas. Después, hay otros aspectos añadidos que cuento en el libro y que, de momento, no puedo divulgar.

P: ¿Por qué está secuestrado su libro, ‘Cortina de humo’?

R: En teoría, si un libro te molesta porque contiene mentiras, pones una demanda por calumnias o difamación. Sin embargo, en este caso se intenta secuestrar primero por lo mercantil y luego Francisco Marco va a la vía civil. Alude al artículo 50 de la Ley de Seguridad Privada, que dice que los detectives tienen el deber de confidencialidad sobre sus investigaciones. Es fácil entender que si alegas este artículo, lo que yo cuento es cierto. Eso por un lado. Por otro, nuestra idea inicial no era escribir un libro, sino ver qué pasa con el dinero que se nos debe, a Antonio Tamarit 300.000 euros y a mí, 100.000. Son cinco nóminas sin cobrar más gastos. El ERE de Método 3 fue fraudulento y, aunque ahora ya hemos remontado, nos dejó con una mano delante y otra detrás.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon