Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Madonna humilla a una fan menor de edad al bajarle el corsé y dejarla en topless

Vanitatis Vanitatis 18/03/2016 Raoul Higuera

Madonna ha vuelto a liarla en su último concierto de su gira 'Rebel Heart' que hacía parada este jueves en Brisbane, Australia. Allí, la cantante de 57 años se quedó prendada de una hermosa joven que disfrutaba del espectáculo a pie de pista. Ni corta ni perezosa, la artista se animó a subir a su fan al escenario para alabar su físico de modelo, su indumentaria y, sobre todo, su corsé, muy similar al que ella ha lucido en numerosas ocasiones para sus apariciones musicales.

“Es el tipo de chica a la que te dan ganas de azotar en el culo”, comenzó Madonna a subirse arriba cuando tenía a la joven a su lado frente a miles de espectadores. Tras mostrar su admiración por la indumentaria de la joven menor de edad (17 años) decidió tirar hacia abajo su escote, dejando a la vista del público uno de los pechos de la muchacha, lo que despertó las críticas de sus fans: “Oh, mierda. Esto es acoso sexual”, reconoció la propia Madonna al comprobar que se le había ido de las manos la broma. “Puedes hacerme lo mismo a mí si quieres”, le animó a su 'víctima' a la vez que se apuntaba directamente a la entrepierna, algo a lo que la joven no accedió.

Las críticas en las redes sociales y la repercusión mediática no se ha hecho esperar y son muchos los que han puesto la voz en grito por esta acción humillante hacia una menor de edad. Sin embargo, Josephine, la protagonista de esta historia, ha querido salir en defensa de su ídolo en conversación con el diario 'Courier Mail': “¿Por qué iba a demandar a Madonna por hacerme vivir uno de los mejores momentos de mi vida? Fue la mejor noche del mundo. No paró de decirme que parecía una modelo de Victoria's Secret, lo cual resultó muy halagador. Solo yo puedo decidir si me han humillado o no. ¿Por qué asume la gente que me tengo que sentir humillada por enseñar mi cuerpo, mi pecho o mis pezones? No me había dado cuenta de que mis pechos eran algo tan chocante. Para mí no ha sido ningún drama”, sostenía la joven, que recuerda el polémico episodio con cariño, lejos de lo que pueda apreciar aquellos que lo presenciaron y que ahora se ceban con la artista.  


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon