Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Madre y maestra de reiki: ¿qué fue de María Jurado, la novia española de Andrea Casiraghi?

Vanitatis Vanitatis 11/06/2016 M. Bolonio

El verano de 2003 María Jurado no lo olvidará jamás. Aquel mes de julio perdió el anonimato, esa cualidad que nadie valora hasta el momento en que desaparece. Su 'affaire' con un jovencísimo Andrea Casiraghi supuso que durante meses decenas de 'paparazzi' le siguieran los pasos y que lo que aspiraban a ser unas vacaciones más en la isla de Ibiza se convirtiesen en una pesadilla.

Andrea Casiraghi y María Jurado en Ibiza en 2003 (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Andrea Casiraghi y María Jurado en Ibiza en 2003 (Gtres)

El apuesto Grimaldi, de 19 años, mantenía por entonces un romance con Caroline von Sattanffenberg, una multimillonaria alemana a la que se vio obligado a dejar cuando salieron sus primeras fotos con la guapa española. María y él se habían conocido por unos amigos en común y protagonizaron románticas jornadas a la orilla del mar que ya forman parte de la hemeroteca. Sin embargo, lo suyo duró lo que duró el verano. Con la llegada del mes de septiembre los dos jóvenes se despidieron y su historia de amor terminó para siempre. Él enseguida conocería a la que terminó siendo la mujer de su vida, Tatiana Santo Domingo, pero para María su amor de verano con el hijo de Carolina de Mónaco la estigmatizó para siempre. No ayudó, también es cierto, que la alicantina protagonizase una exclusiva en la revista '¡Hola!' en la que adulaba al guapo Casiraghi ni que su torso en 'topless' -robado- saliese en la portada de 'Interviú'.

María Jurado (Redes sociales) © Proporcionado por Vanitatis María Jurado (Redes sociales)

Aquella fama le reportó algunos trabajos como modelo, pero lo cierto es que María sabía que eso no era lo que quería para ella. Tampoco sus padres, que siguieron muy asustados el idilio de su hija con Andrea, al que acusaban de ser un joven aún inmaduro muy asiduo a las fiestas 'after hour' ibicencas. Por eso, para borrar de un plumazo lo acontecido, María se fue de España y lo hizo con la firme intención de labrarse una prometedora carrera como actriz que llegó a medias. “Irme a Francia coincidió con un momento complicado en mi vida. Salieron aquellas fotos –con Andrea Casiraghi– y me agobié muchísimo. Yo no quería entrar en ese juego y lo he demostrado. Realmente, lo pasé mal y pensé que lo mejor era poner tierra de por medio”, declaró la joven a la revista 'Woman' unos años después.

María Jurado con su familia (Instagram) © Proporcionado por Vanitatis María Jurado con su familia (Instagram)

El reiki, la nueva vida de María

María Jurado en un acto público de mayo de 2016 (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis María Jurado en un acto público de mayo de 2016 (Gtres)

Con su popular romance ya en el olvido para la prensa rosa, María pudo reorientar su vida. Antes de conocer a Andrea había dejado la carrera de Icade para estudiar interpretación y eso era lo que creía que más la apasionaba. Se equivocaba porque, a pesar de pasar muchos años luchando por despegar en el séptimo arte, una técnica espiritual se cruzaría en su camino para convertirse en su verdadera vocación. Se trataba del reiki, una práctica de meditación que se ha convertido en su actual fuente de ingresos. Dice que gracias a ello se ha convertido en una mujer mucho más sabia y si hay algo que transmiten sus perfiles de las redes sociales es paz, eso que nunca tuvo durante su idilio con Andrea. Ahora es madre de dos hijos con el músico Igor Gayarre y de su feliz familia presume a menudo en su Instagram. Allí compagina sus consejos como maestra de reiki con los que da como madre, quizá los que más demandan sus seguidoras.

Un dato. A pesar de que vivió como una pesadilla el acoso de los medios en aquel verano que marcó su vida para siempre, María nunca ha dejado de acudir a los 'photocalls'. La nueva remesa de periodistas ya no la preguntan por lo que ocurrió hace 13 años y eso le permite posar con una amplia sonrisa. 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon