Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Malos tiempos para Nuria González tras un nuevo ingreso de Fernández Tapias

Vanitatis Vanitatis 16/04/2016 Paloma Barrientos

Hace unas semanas el empresario Fernando Fernández Tapias acudía de nuevo a la clínica Quirón tras sufrir una recaída relacionada con su ingreso anterior hace unos meses. Según explicaba su mujer Nuria González a Vanitatis “dejó la UCI y ya está en la habitación recuperándose y en pocos días le darán el alta”. Tapias mantiene un estado de ánimo excelente, aunque dado su carácter lleva mal estar inactivo tanto en el plano laboral como en el personal. Ha sufrido varias operaciones de corazón y tiene siete stents implantados.

Sus amistades como el matrimonio Cortina/Lapique o Nieves Ávarez, que suelen visitarle en el hospital, lo confirman y señalan que “Fernando es muy inquieto y como a cualquiera prefiere estar en su casa. Le anima mucho la presencia de sus hijos’”. Y por supuesto la que hace guardia es Nuria González para la que estos últimos meses han resultado muy complicados en el plano afectivo. A los varios ingresos hospitalarios de su marido de los que se recuperó satisfactoriamente se sumó la muerte de su padre José María González de la Cruz, a los 72 años en marzo de este año.

© Proporcionado por Vanitatis

Nuria es una mujer fuerte y tiene un gran apoyo de sus amigos y su familia. Su madre Celinda, y sus cinco hermanos (cuatro chicas y un chico) son un grupo muy compacto que comparten lo bueno y lo malo. Por parte del empresario también cuenta con el cariño de sus hijos y sus nietos. Que su marido dejara la UCI como así ha sido es la mejor noticia que su mujer podía recibir.

Tapias explicaba las Navidades pasadas a Vanitatis que llevaba una vida muy sana: “Me cuido bastante y procuro no hacer excesos. Creo que para mi edad estoy muy bien y quiero seguir así”. Reconocía que cada cierto tiempo surgía el rumor de su mala salud de hierro y que ante eso no podía hacer nada: “Estoy sin aparecer una semana y ya se supone que me encuentro mal”, ironizaba el empresario.

Efectivamente, hace cinco años, al no acudir al palco del Bernabéu en varios partidos del Real Madrid (es vicepresidente del club blanco), en determinados círculos económicos y sociales se llegó a comentar que su estado de salud era preocupante. Tapias lo desmintió en su primera aparición en el estadio de Chamartín explicando que “no hay nada de cierto en esas afirmaciones. La única verdad es que me operaron de la vesícula”.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon