Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mar Flores y Javier Merino: la separación para un matrimonio con luces y sombras

Vanitatis Vanitatis 25/03/2016 Paloma Barrientos

El comunicado enviado por Mar Flores y firmado por Javier Merino donde anuncian "suspender de forma temporal su convivencia" recuerda sospechosamente al que remitió en su día la Casa Real para confirmar lo que algunos periodistas ya sabían: que lainfanta Elena y Jaime de Marichalar no se aguantaban. En el caso de la modelo y el empresario ha sido una sorpresa, porque ni sus amistades más cercanas e incluso íntimas conocían estos desencuentros afectivos que finazalizan con la liquidación de una historia de amor de más de dieciocho años, que dio por frutos cuatro hijos. Y esta no ha sido la primera vez. Fueron novios cuando Mar tenía 20 años. Lo dejaron porque ella quería vivir la vida y el empresario no entraba en esos planes. La disfrutó con sus luces y sus sombras hasta que Merino la rescató, como si fuera el príncipe azul de los cuentos: "No sé lo que hubiera sido de mi", aseguraba ella cuando la preguntábamos por su época oscura y el papel del empresario en su existencia. Ahora han vuelto a dividir sus vidas. 

Los 18 años de amor de Mar Flores y Javier Merino, en imágenes (Galería) © Proporcionado por Vanitatis Los 18 años de amor de Mar Flores y Javier Merino, en imágenes (Galería)

Mar tuvo también otro hijo, Carlo, ya mayor de edad, de un matrimonio convulso con Carlos Constanza, donde las demandas por su custodia se convirtieron en el pan de cada dia. En este caso la ayuda económica y el trabajo de los abogados de Javier Merino fueron imprescindible para que Mar consiguiera más tarde recuperar al adolescente. El juez le concedió la patria potestad, además de la custodia que ya tenía. Después se supo que en la documentación enviada al juzgado habia una carta de Alberto Ruiz-Gallardón, que en aquel momento presidente de la Comunidad de Madrid, confirmando que el ambiente familiar de Mar era estable y ella una excelente madre.

Ese conflicto no ha sido el único en el historial de vida de la modelo, que ahora se actualiza con esta separación donde parece que ha influido de una manera negativa los problemas judiciales de Javier Merino con la Agencia Tributaria y en general con la justicia por supuestos casos de corrupción. Las situaciones límite unen o separaran y en este matrimonio han servido para romper esa estabilidad pasada. Los que conocen a la pareja están sorprendidos de la decisión aseguran a Vanitatis que la ruptura no tiene que ver con nuevas incorporaciones afectivas en la vida de ninguno de los dos. De hecho, hace muy poco compartían almuerzo familiar con amigos sin que intuyeran el famoso comunicado. "Creo que hay mucha presión en torno a Javier y él ahora necesita su espacio. No creo que lleguen a divorciarse, porque tienen un camino recorrido lleno de dificultades. Javier ha sido el apoyo fundamental de Mar y ella sabe que si no hubiera sido por su popularidad todos sus problemas económicos no habrían tenido tanta repercusión", confiesan desde su círculo más cercano. Y efectivamente así ha sido. Desde que se casaron, Merino dejó de ser el gran empresario dueño de gasolineras, de locales de ocio, de promociones inmobiliarias para convertirse en el marido de Mar Flores, con todos los beneficios e inconvenientes que eso tiene. 

Javier Merino, marido de Mar Flores (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Javier Merino, marido de Mar Flores (Gtres)

"Mar ha tenido demasiada gente –sobre todo mujeres- que la envidian y por eso la han atacado tanto. Se casó conmigo cuando nadie daba un duro por lo nuestro. No formamos parte del entramado social y tenemos una vida tranquila con nuestros hijos. Y además somos muy felices. Eso a veces no se perdona", contaba el empresario hace un tiempo a Vanitatis cuando se volvió a remover las historias sentimentales de su mujer con Fernando Fernández Tapias, Alessandro Lequio y Cayetano Martínez de Irujo

Aparentemente, a Mar Flores parecía que no le afectaban, pero la realidad era otra. No entendía ese daño gratuito y más cuando sus hijos ya estaban en edad de enterarse de lo que decían de su madre. Uno de los últimos ataques llegó de la que fue su íntima amiga y socia Sofía Mazagatos que la puso de vuelta y media en 'Sálvame Deluxe' sin que viniera a cuento. Pero ahí estaba de nuevo Javier Merino apoyándola para que no volviera la depresión a su vida. Ella misma reconocía a este medio que pasó unas temporadas muy malas y que necesitó ayuda profesional para procesar lo que le estaba pasando. Y siempre en la retaguardia Javier Merino, que supo esperar a que Mar decidiera, una vez que ya se había paseado por el mundo exterior, volver a la rutina que le ofrecía el hombre de su vida. Ahora habrá que esperar a ver si el cese es temporal o definitivo. Por el momento Mar Flores esta de vacaciones con sus hijos y su hermana en el Sur y Javier Merino con su familia.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon