Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Marcela Topor, la 'periodista' rumana que ya ejerce de primera dama de Cataluña

Vanitatis Vanitatis 11/01/2016 Andrés Guerra

Carles Puigdemont, nuevo presidente de una Generalitat, ya era soberanista pata negra antes de que su partido experimentase la conversión de Saulo al caerse del caballo. Nieto e hijo de pasteleros, soñaba con ser astronauta, se ha ganado la vida como periodista sin licenciatura y se ha casado dos veces con la misma mujer, una actriz rumana reconvertida en entrevistadora.

Si la mujer de Artur Mas, Helena Rakosnik, era de origen checo, la nueva primera dama de Cataluña también procede de la Europa del este. De Rumanía para ser más exactos, aunque se siente catalana por los cuatro costados. Marcela Topor es la causante de que, además de inglés y francés, Puigdemont hable rumano, ya que viaja a menudo a Bucarest. No está del todo claro cuándo se conocieron. Algunas fuentes señalan a Vanitatis que lo hicieron cuando en 1993 Puigdemont inició un viaje por Europa para realizar una serie de reportajes sobre naciones sin Estado que culminó con la publicación de su libro 'Cata... què?' (La Campana). Otras fuentes señalan que fue en 1998, cuando esta atractiva rumana viajó como integrante de un grupo de teatro universitario en la primera edición del Festival Internacional de Teatro Amateur de Gerona (Fitag).

Carles Puigdemont, en el momento de ser proclamado alcalde de Girona, en junio de 2015 (EFE) © Proporcionado por Vanitatis Carles Puigdemont, en el momento de ser proclamado alcalde de Girona, en junio de 2015 (EFE)

Fuera como fuese, lo cierto es que en el año 2000 se casaron por la iglesia en Roses (Gerona) y poco después por el rito ortodoxo en Bucarest. En 2004 fundaron juntos ‘Catalonia Today’, un diario gratuito en inglés que ella dirige mientras él subía puestos en CDC (Convergencia Democrática de Cataluña). Topor también ejerce de entrevistadora (también en inglés) en el programa ‘Catalan Connections’ que se emite en El Punt Avui TV.

Los que la conocen dicen que es una mujer decidida y devota de su marido, que es más independentista que él y que es una mujer a la que no le gustan los segundos planos. Una muestra de que no escatima cierto protagonismo es el beso en la boca que le arreó a su marido nada más ser investido 'president.' Antes de acabar el año, la periodista publicó un editorial en el que celebraba “la resolución de la soberanía de comenzar el proceso hacia la creación de un Estado catalán”, a pesar de “un Gobierno español decidido a frustrar las ambiciones catalanas”. Desde el minuto uno, Topor ha mostrado un semblante bastante distinto a sus predecesoras en el cargo, Rakosnik y Marta Ferrusola.

Limpiando su pasado

El matrimonio vive de alquiler en el centro de Gerona a pesar de que compraron un piso en 2003 valorado en 280.000 euros. Tienen dos hijas: Magali, de 7 años, a quien le gusta escribir cuentos y participa habitualmente en concursos literarios, y María, de 6, que compite en natación. Ambas estudian en Escola Verd, un colegio público de Gerona fundado en la época de la República.

Por cierto, este pasado sábado los buscadores de Internet mostraban una lista interminable de artículos referentes a Marcela Topor. Hoy es casi imposible encontrar referencias escritas, aunque sí quedan sus entrevistas televisadas. Incluso sus perfiles de Linkedin, Twitter, Facebook e Instagram, a las que es tan aficionado su marido, han sido bloqueadas. Y es que el nuevo 'president' conoce bien el doble rasero de las redes sociales. ¿Acaso tenía usted cuenta en Twitter en el lejano 2007? Puigdemont, sí. Y un bolg, que abrió un año antes con el sello de una start-up creada también por él, Doble Utopia SL.

Un falso periodista

El 130 'president' de Cataluña nació en 1962 en Amer, un pequeño pueblo de Gerona. Creció en Can Crous, nombre por el que aún se conoce al edificio que acoge la pastelería Puigdemont, negocio fundado por su abuelo en 1928 y que hoy regentan sus hermanos Anna y Francesc. Carles Puigdemont es el segundo de ocho hermanos –Francesc, Carles, Enric, Quim, Anna, Montse, Dolors y Josep– y, dado que tenía seis años y medio cuando Armstrong y Aldrin aterrizaron en la Luna, ese fue su primer sueño: “Siempre he sentido una fascinación brutal por la modernidad, por el futuro. Ser astronauta para mí era lo máximo y me sorprendía que fuese el único que quisiera serlo”, se confesaba muy ufano Puigdemont en una entrevista publicada por el Diari de Girona al poco de conquistar la alcaldía de la capital gerundense.

Marcela Topor en una imagen de archivo en su programa © Proporcionado por Vanitatis Marcela Topor en una imagen de archivo en su programa

Siendo estudiante de instituto, Puigdemont comenzó a escribir reseñas locales y crónicas deportivas que metía en un sobre y enviaba al extinto diario ‘Los Sitios’ en un autobús de línea regular. Al verse publicado con frecuencia, se vino arriba y decidió probar en el recién nacido ‘El Punt’ (hoy ‘El Punt Avui’) donde entró como corrector y llegó a ser redactor jefe. Sin embargo, no quiso estudiar periodismo. “Primero, porque no quería ir a estudiar a Barcelona y segundo, me parecía que la comunicación es más una cuestión de oficio que de estudio y que podía formarme en alguna otra materia que me gustase y pudiese resultarme útil”, explica en una entrevista de 2011 de la revista local 'Amera'. Se matriculó en Filología Catalana y desde la posadolescencia, sus dos pasiones han sido el periodismo y la política.

Ambos escuchan a Bob Dylan y Georges Brassens; él lee a Salvador Espriu, le pierde el arroz de la fonda Can Cabravia, en su Amer natal, y, agasajar a los Lannister cuando se dejan caer por ciudad cuya alcaldía ha abandonado por un puesto más glorioso.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon