Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Maricarmen (Ausbanc), la madre coraje en 'busca y captura' por la Junta de Andalucía

Vanitatis Vanitatis 20/04/2016 Mayka Paniagua

En marzo del 2000, en el barrio obrero sevillano de Pino Montano, doce mujeres (amigas en su mayoría) decidieron dar un paso al frente y constituyeron una organización sin ánimo de lucro para ayudar a mujeres maltratadas, a aquellas a las que las deudas las ahogaban o a quienes sufrían una difícil situación económica. Vivían en aquellos edificios de la zona norte de Sevilla, conocían e incluso algunas padecían los mismos problemas y penurias de sus vecinos. A la asociación la llamaron María Coraje por aquello de que muchas llevaban una María en sus nombres y como reconocimiento a las mujeres anónimas que luchaban cada día contra las adversidades. Una de ellas, la presidenta hasta hace dos años, es María del Carmen Fernández Róbalo, mujer de José Marín, delegado en la capital hispalense de Ausbanc, detenido el pasado 15 de abril por la policía por su presunta relación con una trama montada por la asociación junto a Manos Limpias para coaccionar a empresas, instituciones y personas para conseguir dinero a cambio de retirar las querellas presentadas contra ellos.

Cuentan que, muy a su pesar, y según lo dispuesto por sus estatutos, Carmen decidió aparcar su cargo como presidenta de la asociación para dejar paso a una generación “más joven y preparada”, aunque se mantuvo como socia y continuó implicada en muchas de sus actividades. “La mayoría de los logros de la asociación se los debemos a ella”, nos dice un trabajador al otro lado del teléfono que se deshace en halagos: es comprometida, está muy sensibilizada con los problemas de las mujeres y siempre está dispuesta a ayudar. De esta ‘implicación por las mujeres y los desfavorecidos’ da buena cuenta en sus redes sociales, en las que se la ve participar en eventos y actos relacionados con estas causas.

José Marín en una imagen de su paso por RNE © Proporcionado por Vanitatis José Marín en una imagen de su paso por RNE

Cuentan también que la sevillana lleva 'sangre' socialista en sus venas. En la actualidad ocupa el cargo de secretaria de organización de la agrupación socialista de Pino Santo, de la que José Marín, su pareja desde 1996, fue cabeza visible antes de entrar en prisión. Comparte su vinculación política con sus hijos fruto de su relación anterior. El mayor, José Antonio Barrionuevo, ha sido jefe del Gabinete de la Delegación del Gobierno y es secretario de planificación de campañas en la ejecutiva socialista además de director institucional del ayuntamiento sevillano. El menor, Javier, es un autónomo friki del marketing (como él mismo se define) y encargado de política LGTB de las Juventudes Socialistas en Pino Montano.

De facturas, subvenciones… a la Feria de Sevilla

La pareja comparte algo más que ideología. Ambos se han visto inmersos en episodios judiciales, aunque de diferente envergadura. Marín fue condenado por el escándalo de las facturas falsas de La Macarena en 2003 justo cuando Carmen lograba como presidenta del Centro Ocupacional María Coraje S.L.L. una subvención de 66.000 euros con cargo al fondo de los ERE (sin la preceptiva convocatoria pública) para la supuesta contratación de personal que permitiera poner en marcha cursos de patronaje y diseño. La empresa se había constituido en 2001 y en su consejo de administración figuran, entre otros, sus hermanas Joaquina y María Luisa Fernández Róbalo y su cuñada Ángela Marín Rodríguez, según puede comprobarse en el Registro. También consta cómo desde el año 2009 no ha presentado cuentas. Su abogado nos confirma que la entidad no está disuelta, pero no tiene actividad. También explica que la empresa cobró la subvención y ejecutó el dinero para los cursos para los que había sido adjudicado.

Sin embargo, Carmen protagonizó una especie de ‘búsqueda y captura’ un tanto berlanguiana que saltó a los titulares en 2014 cuando la Junta reclamaba la devolución de la citada ayuda vía boletín oficial porque, según argumentaban, no había sido posible localizar ni el domicilio de la sociedad (ubicado en la calle Fernan Sánchez Tovar 6, bajo) ni a su presidenta. El consejo consultivo declaró nula dicha subvención poco después alegando que solo había sido solicitada a través de un fax por su administradora y no figuraba ningún plan de viabilidad. En plena 'búsqueda y captura', la empresaria fue vista en la caseta socialista de la Feria de Abril al mismo tiempo que la presidenta Susana Díaz. Carmen no ha querido hablar con Vanitatis más que a través de su abogado. Ella explicó en alguna ocasión que no había sido consciente de las notificaciones. Ahora parece que no tendrá que devolver dicha ayuda, según nos explica su letrado, ya que, transcurridos cuatro años, la administración no puede exigir la devolución del dinero. El asunto aún está pendiente de resolverse en expediente administrativo.

Marín fue condenado en marzo de 2010 a cuatro años por malversación de caudales públicos y falsedad documental. Siempre dijo que fue un error que pagó muy caro. “Carmen siempre ha defendido su inocencia y confiaba en que la verdad saliera a la luz”, dicen en su entorno. Ese mismo año su esposa recibió el premio Mujer Maginaria del Ayuntamiento de Sevilla por su labor para fomentar el empleo entre las mujeres. En 2011 lograba el indulto que había tramitado Ausbanc y que apoyó el consistorio. Fue Pineda quien le tendió la mano para ser ‘su hombre’ en Sevilla como delegado de la asociación mientras ella estrenaba cargo como secretaria de organización del distrito Pino Montano. Ese trabajo fue su salvoconducto para lograr el tercer grado penitenciario y permitirle acudir a la cárcel solo a dormir. “Nada más salir, mi mujer me llevó a San Benito porque se lo había prometido”, dijo entonces.

Luis Pineda, presidente de Ausbanc, en una imagen de archivo (EFE) © Proporcionado por Vanitatis Luis Pineda, presidente de Ausbanc, en una imagen de archivo (EFE)

Cuentan que eligió a Marín porque tanto él como su mujer le abrían la puerta al partido socialista en Sevilla. No son escasas las fotografías en las que marido y mujer aparecen retratados junto a líderes socialistas. Hace unos días, momentos antes de su detención, Pineda retrató a su amigo y compañero de trabajo en la feria bailando sevillanas al grito de ‘olé’ junto a Carmen en una caseta. Pineda y Marín han sido pareja de baile en actos y presentaciones varias. Sus mujeres compartieron sevillanas y rebujitos ajenas quizás a lo que se avecinaba. María Teresa Cuadrado, la mujer de Pineda, fue detenida junto a su marido. Carmen no tiene ninguna relación conocida con Ausbanc.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon