Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Marina Castaño se enfrenta a un jurado popular acusada de malversación

Vanitatis Vanitatis 11/03/2016 A.Parrado

Marina Castaño tendrá que sentarse finalmente en el banquillo de los acusados acusada de un presunto delito de malversación de caudales públicos. Y lo hará ante un jurado popular. El Juzgado de Instrucción número dos de Padrón (La Coruña) ha desestimado finalmente los recursos presentados por la viuda de Camilo José Cela y Tomás Cavanna, quien fuera gerente de la Fundación Cela, contra el cierre de la instrucción de la causa abierta contra dicha fundación, por la que ya tuvo que acudir a declarar en calidad de imputada.

En el auto, el juzgado confirma, en todos sus puntos, la decisión adoptada por el tribunal el 15 de febrero de 2016. Marina Castaño había solicitado la nulidad de dicho auto alegando que se le había atribuido un delito de malversación de caudales públicos cuando este debe ser “cometido por un funcionario”. A este respecto, la jueza ha señalado que la Fundación Camilo José Cela “percibió dinero público que no fue destinado para el fin para el que fue concedido, si no que se ha empleado para otros fines distintos”.

© Externa

En concreto relata que la fundación contrató a un supuesto ordenanza que en realidad era "un trabajador al servicio personal" de Marina Castaño y añade que Tomás Cavanna percibió 150.000 euros de un "despido simulado", aunque "había decidido abandonar voluntariamente" su puesto. "Existen indicios de que Marina Castaño en el ejercicio de su cargo como presidenta de la fundación empleó dinero público para usos distintos para los que fue concedido, por lo que existen indicios de que puede ser responsable de la posible comisión de un delito de malversación", continúa el auto.

Castaño también intentó eludir el jurado popular al señalar que el caso trata de dos delitos que no son competencia del Tribunal del Jurado ‒conocido también como jurado popular‒, pero la jueza ha recordado que sí son objeto de enjuiciamiento los "delitos conexos" con una serie de condiciones que se cumplen.

Esta causa procede del caso en que Marina Castaño, viuda del nobel, fue imputada el 12 de noviembre de 2014, y la causa en la que se ha visto implicada está relacionada con un asunto de ingresos por devolución del IVA que se descubrió tras la denuncia de una vecina de Iria Flavia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon