Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Marina Castaño y Camilo José Cela: 25 años del cumpleaños que se convirtió en boda

Vanitatis Vanitatis 07/03/2016 Jose Madrid

Es una de las viudas más señeras que se recuerdan en la historia de nuestra vida social, todo un personaje más allá de su unión con uno de nuestros grandes literatos. En los últimos meses, Marina Castaño apenas ha abierto la boca con respecto a las celebraciones que este año tendrán lugar con motivo del centenario del que fuese su marido, Camilo José Cela. Es un hecho que su relación con Camilo Cela Conde, el hijo del mítico autor de 'La Colmena', nunca ha sido la más fácil ni la más idílica. Más aún desde que, el pasado mes de julio, la periodista tuviese que prestar declaración por supuestos delitos de malversación de fondos públicos, fraude en subvenciones y apropiación indebida. La vida de Castaño posterior a la muerte del literato en 2002, marcada por un nuevo matrimonio, ese proceso judicial y un rosario de desencuentros con la prensa, casi ha hecho olvidar que vivieron una relación que duró casi una década. También que, en su momento, la boda entre ambos fue uno de los acontecimientos más comentados de la vida social española por su particular hermetismo.

Camilo José Cela y Marina Castaño en una imagen de archivo © Proporcionado por Vanitatis Camilo José Cela y Marina Castaño en una imagen de archivo

Fue un 10 de marzo de 1991, hace ahora un cuarto de siglo, cuando más de 50 personas se reunieron en una finca de El Espinar (Guadalajara) para presenciar el 'sí, quiero' entre la periodista y el Nobel de Literatura. La ocultación del enlace a la prensa fue calculada: a todos los invitados se les avisó que iban a asistir a una celebración la noche anterior. Al coincidir con el día del 34 cumpleaños de Castaño todos dieron por hecho que sería esa la onomástica que acabarían celebrando. Cuál fue su sorpresa cuando, una vez llegados a la finca, descubrieron que en realidad habían sido convocados para asistir al enlace entre Cela y Castaño. Los más avispados ya habían sospechado algo cuando, a la entrada de la finca, vieron un sinfín de guardias de seguridad y de policías custodiando el lugar.

Marina Castaño en una imagen de archivo © Proporcionado por Vanitatis Marina Castaño en una imagen de archivo

Una vez dentro, en la casa de estilo británico que preside la finca, se dispusieron a disfrutar de los fastos. La juez Ofelia Ruíz fue la encargada de llevar a cabo una boda en la que ejerció de testigo, nada más y nada menos, la editora Carmen Balcells, toda una institución en el mundo de la literatura española. La curiosidad de la ceremonia la puso el propio vestido de Castaño. Según publicó el diario 'El País' en su día, Marina repitio modelo y lució el mismo con el que había entrevistado a Cela un mes antes en el programa televisivo 'De tú a tú'. Lo que pasó después de aquella boda ya es historia pop española: a Marina se la llegó a acusar de gran parte de la desafección que el escritor sintió por la prensa española, donde fueron célebres sus salidas de tono y su mal carácter.

Después de la muerte del autor, Marina Castaño siguió su camino. En junio de 2013 se casó con el doctor Enrique Puras en su domicilio de Puerta de Hierro. Acudió a la boda del brazo de su hija Laura, embarazada de siete meses y con la firme ilusión de hacer de su nuevo matrimonio todo un éxito. Vestía un diseño de la firma Innovia en color blanco con manga corta, escote en pico con pedrería y largo hasta los pies. La gran ironía del asunto es que este enlace acabó siendo mucho más mediático que el suyo con el viejo don Camilo. Ironías de la vida: Marina era un personaje aún mayor en 2013; un papel de viuda que la ha colocado en más de una ocasión en el ojo del huracán y que poco o nada tiene que ver con el de aquella periodista de 34 años que llevó al altar al marqués de Iria Flavia, al genio de las letras que encontró en ella una segunda oportunidad amorosa.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

(Gtres) © Externa (Gtres)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon