Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mary y Marie de Dinamarca se ponen 'flamencas' para cenar con la Gaviota

Vanitatis Vanitatis 14/04/2016 Núria Tiburcio

Este miércoles el palacio de Fredensborg, ubicado a las afueras de Copenhague, se engalanó para ofrecer una cena en honor a Enrique Peña Nieto, presidente de México, y su esposa, Angélica Rivera. A la velada, presidida por la reina Margarita de Dinamarca, asistieron los príncipes herederos, el príncipe Joaquín junto a su esposa y la princesa Benedicta, hermana de la soberana. Como ya viene siendo habitual, el gran ausente fue el príncipe Henrik, esposo de la reina, quien desde el pasado mes de enero está 'jubilado' y tan solo asiste a los compromisos que le apetecen.

Aunque se esperaba que el encuentro entre la primera dama, conocida popularmente como la Gaviota por su participación en una telenovela, y las dos princesas danesas se convertiría en un verdadero duelo de estilo, lo cierto es que la esposa de Peña Nieto quedó eclipsada por el vestuario de las dos Marías. Las nueras de la reina Margarita eligieron sendos vestidos rojos con ciertos toques flamencos -véanse los volantes y las transparencias- en color rojo pasión. Al igual que todos los miembros de la familia real danesa, Mary y Marie fueron obsequiadas con la orden del Águila Azteca y ambas lucían la banda amarilla que contrastaba con sus vestidos rojos y representaba los colores de la bandera de España.

La princesa Mary lucía una creación del diseñador Jesper Hovring que estrenó en octubre de 2012 en la cena previa a la boda del gran duque heredero Guillermo con Sthéphanie de Lannoy y que repitió unos meses después en la cena posterior a la investidura de Guillermo Alejandro y Máxima como reyes de los Países Bajos. La esposa del príncipe Federico coronó su cabeza con la tiara que lució por primera vez hace escasas semanas. La diadema, elaborada en oro y plata de 14 kt. con pequeños rubíes redondos, diamantes y espinelas, fue adquirida por la propia Mary en una casa de subastas danesas por 30.000 coronas danesas, unos 4.000 euros. 

Pincha aquí para ver las mejores imágenes de la cena de gala © Proporcionado por Vanitatis Pincha aquí para ver las mejores imágenes de la cena de gala

Por su parte, su cuñada Marie también repitió un vestido al que hizo algunas modificaciones como quitarle las mangas y agregarle transparencias. Se trata de un diseño de Rikke Gudnitz, una de sus firmas favoritas. Las joyas elegidas por la esposa del príncipe Joaquín fueron su tiara floral, la misma que llevó en su enlace matrimonial y que la reina Margarita le ha cedido para el resto de su vida, un 'clutch' negro, y unos pendientes de rubíes y esmeraldas. 

La Gaviota no consiguió destacar con un apagado vestido negro con mangas transparentes y el pelo suelto con efecto despeinado. Lo cierto es que la primera dama estuvo mucho más acertada con el 'look' que eligió para esa mañana. Para su llegada a Copenhague y los actos posteriores, Angélica eligió un vestido entallado en verde que combinó con salones 'nude'. Debido a las bajas temperaturas danesas, se cubrió con un 'trench' en beis. Mary y Marie estuvieron igual de acertadas con sendos abrigos. El de la princesa Mary era en negro y blanco y lo firmaba Missoni y el de su cuñada era gris. 

Pincha aquí para ver las mejores imágenes de la visita © Proporcionado por Vanitatis Pincha aquí para ver las mejores imágenes de la visita

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon