Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mati, la salvaje y pasional vida de la española que enamoró al David Muñoz inglés

Vanitatis Vanitatis 12/02/2016 Ana Sánchez Juárez
Mati White en una imagen de su perfil de Facebook © Proporcionado por Vanitatis Mati White en una imagen de su perfil de Facebook

Mati White es una mujer rubia de 47 años, voluptuosa, de tez morena, fuerte temperamento y una habitual de los tabloides ingleses desde que en el año 2000 contrajera matrimonio con Marco Pierre White, el chef más rebelde y provocador de Reino Unido. Tres estrellas Michelin (la primera la consiguió con 26 años) avalan a este 'enfant terrible' de los fogones que tiene en su nómina haber sido uno de los cocineros que antes entendió el perfecto maridaje entre cocina y televisión. Mati es su tercera esposa. Y para el público español pasaría desapercibida si no fuera porque esta mujer de labios enormes y escotes desorbitados en realidad es Matilde Conejero, una camarera que hace dos décadas marchó a probar fortuna a Londres y acabó casándose con su jefe.

La vida de Mati, como la conocen sus íntimos, siempre ha estado marcada por su fuerte carácter pasional con el padre de sus tres hijos: se enamoraron y tuvieron a Luciano (22) y Marco (20) antes de casarse en el año 2000. Después nació Mirabelle (13), que tiene el nombre de uno de los más famosos restaurantes del chef. Después empezaron los problemas. El propio cocinero narra en un tabloide británico cómo una vez vino Madonna a uno de sus restaurantes y luego estuvieron charlando y tomando café. El encuentro se alargó y Mati llamó fuera de sí al restaurante preguntándole furiosa qué hacía toda la tarde con Madonna cuando ella estaba sola con los tres niños atendiéndoles y yendo al supermercado.

Estos días, Matilde ha sido imputada de dos cargos de agresión a un joven de 21 años y deberá comparecer ante el juzgado de primera instancia de Uxbridge, al oeste de Londres, el próximo 7 de marzo. Los hechos se produjeron en Chiswick High Road el pasado 20 de septiembre de 2015, donde Mati vive con su bella hija Mirabelle, a la que adora y postea continuamente en sus redes sociales. La casa está situada encima de un antiguo restaurante que perteneció a Pierre White y linda con la casa de su hijo Luciano. Todavía no está claro por qué Mati agredió a un hombre no identificado de la edad de sus hijos. Pero Mati tiene ya un historial en las comisarías londinenses. 

Mati White junto a su hija Mirabelle (Facebook) © Proporcionado por Vanitatis Mati White junto a su hija Mirabelle (Facebook)

Tres años después de casarse pasó por la comisaría de Nothing Hill por propinar una patada a su marido en la entrepierna y agredirle con una lámpara porque sospechaba que la estaba engañando con el financiero estadounidense Robin Saundersque era amigo de la familia. En 2007 se iniciaron los trámites de divorcio después de que Mati se presentara gritando en su restaurante Queen, donde van personajes como Pippa Middelton, y le acusara de acostarse con dos camareras. 

Graffitis con su propia sangre

En plena lucha de letrados por la fortuna de él (unos 65 millones de euros valoró la prensa inglesa) ella se presentó en casa de su todavía marido, pintó con mensajes ofensivos con su propia sangre el portal de la que fue su casa (y en la que su marido vivía con su nueva novia de 28 años), untó las cerraduras con laca de uñas roja y la emprendió con el flamante Land Rover de él ocasionando daños valorados en 5.500 euros. Su obsesión por el chef fue total. De hecho, ese mismo año Mati fue cazada con un chico de la edad de sus hijos. Sus declaraciones a un tabloide británico fueron las siguientes: “Marco tiene una amante de tan solo 28 años, pero el mío es de 23, asi que le he goleado por cinco años”.

Mati White en una imagen de su perfil de Facebook © Proporcionado por Vanitatis Mati White en una imagen de su perfil de Facebook

¿Cómo está la relación actualmente? Ambos paralizaron el proceso de divorcio las Navidades de 2011 porque se estaban literalmente arruinando en letrados (llevaban gastados más de 5 millones de euros) y firmaron la paz, aunque él sigue formando nuevas parejas. Eso sí, tiene siempre palabras cariñosas para su mujer, a pesar de que tiene una orden de alejamiento por las pintadas con sangre. “Mati es mi mujer y a pesar de todo siempre será la madre de mis tres bellísimos hijos. Hemos pasado mucho tiempo de nuestras vidas juntos y siempre la querré. Es cierto que me rompió el coche, pero eso son solo cosas materiales”. El periodista al que realizó estas declaraciones, atónito, le recordó que le sacó el dinero de sus cuentas comunes y llenó de sangre las paredes de su casa. El chef contestó: “Ella siempre me apoyó en mi trabajo y eso nunca lo olvidaré. Soy quien soy en mi oficio gracias a su apoyo”.

Ahora Mati y su fuerte carácter se vuelven a sentar en el banquillo el próximo 7 de marzo. En sus redes sociales ella presume de haberse formado “en la universidad de la vida” y postea numerosas fotos en actitudes provocativas. Su familia española, que reside en Sevilla y en Canarias, no dejan de propinarla piropos en sus redes y prueba de su extraña relación conyugal es que parte de sus familiares están en las redes sociales de su marido. Vanitatis se ha intentado poner en contacto con ella sin éxito.

Mati White en una imagen de su perfil de Facebook © Proporcionado por Vanitatis Mati White en una imagen de su perfil de Facebook

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon