Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Melania Trump, la aspirante a primera dama desaparecida en combate por los escándalos

Vanitatis Vanitatis 18/09/2016 Raoul Higuera
© Externa

Paco Lobatón tendría trabajo con la búsqueda de Melanie Trump, esposa del magnate estadounidense con aspiraciones a sentarse en el Despacho Oval de la Casa Blanca. Sin embargo, todas saben que se encuentra recluida en casa desde que su buen nombre se viese ensuciado por culpa de las polémicas, los dimes y diretes y también por el escándalo que supuso el plagio a Michelle Obama de uno de sus míticos discursos. La que podría ser la nueva primera dama en poco más de un mes ha abandonado la escena política y ya no arropa a su marido en su carrera electoral y todos se preguntan: ¿dónde está? ¿qué ha sido de ella?

Aparecer en los medios apoyando a su marido es uno de los clásicos de las batallas electorales, donde se persigue ofrecer un frente unido y una idílica estampa familiar de cara a raspar votos entre el sector más conservador de la sociedad estadounidense. Sin embargo, la mujer de Donald Trump ha decidido bajarse del carro al no soportar más la presión mediática sobre sus hombros. Cuando el candidato republicano comenzó con mano dura a escalar posiciones hacia la presidencia, la exmodelo parecía ser su principal pilar, pero lleva dos meses sin mostrar su apoyo de cara a la galería, lo que podría decantar el resultado de las urnas del próximo 8 de noviembre a favor de Hillary Clinton.

En video: ¿Dónde está Melania Trump?, un reporte de CNN

De aparecer en todos los mítines y realizar entrevistas en las grandes cadenas y emisoras americanas a desaparecer por completo. ¿Qué ha pasado para que se tome tan drástica decisión? El punto de inflexión llegó el pasado mes de julio, cuando Melanie Trump se subió al atril de un mitín para defender a su marido como candidato a la presidencia haciendo suyas unas palabras pronunciadas por Michelle Obama en 2008 para el mismo fin. El mundo entero se hizo eco de este plagio, del que ella quedó exculpada por la responsable de redactar el texto. No importó, ya que ella fue la diana de todas las críticas y las chanzas en las redes sociales. Sin embargo, no era lo peor que le esperaba.

Más en MSN; el camino de Melania Trump a la Casa Blanca

Melania Trump tuvo un gran éxito en las pasarelas de todo el mundo en los años noventa. EFE/Peter Foley Melania Trump, tras la senda de las Primeras Damas

Semanas más tarde, en el mes de agosto, tuvo que hacer frente a las acusaciones de 'Daily Mail', que aseguraba que durante su etapa como modelo no sólo mostró su cuerpo, también lo prestó. De hecho, el diario no tuvo reparos en andarse con rodeos y directamente señaló a Melania como “escort” y que “trabajó en una agencia de chicas de compañía para hombres importantes”. Ante la demanda judicial de los Trump de 130 millones de euros en concepto de difamación y vulneración al derecho al honor, el diario pidió disculpas y se retractó de lo publicado, pero la sombra de su pasado ya estaba ahí. Dos hechos bochornosos que han hecho que la modelo se recluya en su apartamento en la Torre Trump de Nueva York junto a su hijo a la espera de que el destino (y los votantes) les lleve a la Casa Blanca.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon