Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Michelle Obama recibe a sus invitados españoles con una paella con alioli

Vanitatis Vanitatis 30/06/2016 Paloma Barrientos

La cena organizada este miércoles por el embajador norteamericano, James Costo, en su residencia del paseo de la Castellana con motivo del viaje de Michelle Obama y sus hijas Malia y Sasha a Madrid no fue multitudinaria como cabría esperar. Resultó mucho menos concurrida que cualquier fiesta que se organiza en su casa. Sin ir más lejos, el cumpleaños de Michael Smith, pareja de Costos y responsable de la decoración de la Casa Blanca cuando llegó el matrimonio Obama, fue mucho más numerosa.

La primera dama quería un encuentro reducido. Quería poder hablar con sus invitados, como así fue. La cena comenzó a las nueve de la noche. Hubo un cocktail previo para que Michelle y las jóvenes pudieran hablar con los invitados, entre los que se encontraban Alicia Koplowitz, Soraya Sáenz de Santamaría, Agatha Ruiz de la Prada, Ana Patricia Botín, Alejandro Amenábar y Ángel Corella. El director de cine y el bailarín fueron los últimos en marcharse, cuando ya pasaba las doce de la noche. Ambos estuvieron charlando con Malia, que estaba al tanto de quien eran los dos. Había visto las películas de Alejandro 'Mar adentro' y 'Los otros'. Según parece la joven quiere estudiar algo relacionado con las artes escénicas y cinematografía.

Todas las fotos de la visita de Michelle Obama a Madrid (Galería) © Proporcionado por Vanitatis Todas las fotos de la visita de Michelle Obama a Madrid (Galería) Imagen del menú elegido para la cena informal (Vanitatis) © Proporcionado por Vanitatis Imagen del menú elegido para la cena informal (Vanitatis)

La hija del presidente de Estados Unidos les comentó a los dos profesionales que le gustaba mucho el cine, igual que a su madre, y que veían películas en familia a las que a veces se unía el presidente. “Mi padre tienen menos tiempo”, explicaba la joven. Según indica Corella a Vanitatis las hijas de los Obama “son dos chicas educadísimas, muy preparadas, muy agradables, hablan de cualquier tema y se notaba que estaban al tanto de quienes eran sus invitados. Se las veía que se habían informado. Y así se lo dije a Michelle, que como todas las madres se quedó encantada”. En cambio no sucedió lo mismo con la vicepresidenta en funciones, que no estaba al tanto del curriculum de algunos de los asistentes, como fue el caso del bailarín y de dos artistas plásticos.

A diferencia de otras reuniones de este tipo, esta vez los anfitriones prefirieron que la cena se sirviera en varios de los salones que dan al jardín y a la piscina, donde estas vez no hubo recepción ni cocktail previo, como otras veces. Solo refrescos, champán y vinos tinto y blanco mientras llegaba la primera dama. El menú elegido tampoco fue ostentoso y consistió en ensalada de tomate con queso de cabra de primero. De segundo, un guiñó a la gastronomía patria: paella con alioli. Y de postre, pastelitos individuales y helado. “Todo muy sencillo”, explica a Vanitatis Ángel Corella.

Analizamos al detalle los estilismos de las dos damas (Ver noticia) © Proporcionado por Vanitatis Analizamos al detalle los estilismos de las dos damas (Ver noticia)

En total, 30 personas elegidas y seleccionadas porque en algún momento han tenido alguna relación con el presidente y su mujer. Directamente como es el caso del bailarín Corella, que los conoce personalmente desde hace tiempo “Vinieron a verme al estreno de 'El Corsario' en Washington y en la cena lo estuvimos recordando. Michelle es una mujer muy amable y considerada. Fue saludando a todos los invitados y cuando llegó a mí me dio un abrazo y hablamos de los proyectos que tengo ahora mismo y de lo importante que es la danza para el desarrollo de los niños. A ella le gusta la danza y la música. Ella es miembro de Honor del American Ballet y su hija Sasha hace baile contemporáneo y Hip Hop. Hablamos también de si me iba a hacer ciudadano americano. Y bromeando le dije que tendría que ser antes de que entrase Donald Trump como presidente norteamericano”.

Otra invitada fue Agatha Ruiz de la Prada que fue de las primeras en llegar junto con Amenábar y relata la puesta en escena de esta primera visita de parte de la familia Obama 'Primero llegaron las niñas con la abuela y estuve hablando con ellas. La mayor, Malía que habla muy bien español me contó que el lunes cumplia 18 años. Que era un día fecha muy importante porque se convertía en mayor de edad. También me explicó que estaba muy contenta porque habían acabado el curso con buenas notas y había presentado un corto como trabajo de fin de curso por el que le habían felciitado. La verdad es que son encantadoras”.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon