Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ni la relación de Jordi Cruz y Eva González salva el programa más flojo de Bertín

Vanitatis Vanitatis 09/12/2015 Carmen Raya
Bertín cocinando con su hijo Carlitos. © Proporcionado por Vanitatis Bertín cocinando con su hijo Carlitos.

El último programa de Bertín Osborne, 'En la tuya o en la mía', comenzó de una manera muy tierna e infantil. El presentador empezó cocinando el famoso 'León come gamba' junto a su hijo Carlitos. El pequeño, además, confesó que su chef preferido es Pepe. Padre e hijo unidos en la cocina esperaban impacientes la llegada del trío de cocineros. El primero en sentarse en el sofá fue, precisamente, el favorito de Carlitos.

Pepe Rodríguez, un chef 'enmadrado'

El cocinero comenzó hablando de su infancia y recordó que había sido muy feliz: "Mi familia tenía un restaurante (lo que ahora es el Bohío) y pasaba por la barra todos los días". Pepe también quisó destapar que su padre era fotógrafo taurino y su madre, Teresa, terminó haciéndose cocinera aunque al principio no tenía ni idea de restauración. "Mi padre fue inteligente porque cuando vio que mi hermano y yo flojeabamos en los estudios nos metió en el restaurante y nos dejó vía libre", aseguró el chef. Además, declaró que "la más lista" fue su hermana, quien estudió y dejó de lado la gastronomía.

Pepe Rodríguez de pequeño. © Proporcionado por Vanitatis Pepe Rodríguez de pequeño.

Pepe confesó que su madre para él era importantísima y que no pudo verlo dar las campanadas junto a Anne Igartiburu y Jordi Cruz: "La vida es muy zorra. Mi madre se cayó esa misma mañana (31 de diciembre) y mis hermanos no quisieron decírmelo. Al llegar a mi casa, me contaron lo que había pasado y yo ya supe que no se recuperaría. Murió el 4 de enero y ese mismo día tenía que grabar la final de MasterChef Junior. Fue mi duro".

El chef confesó que MasterChef le llegó por casualidad y por una cuestión de suerte: "Me llamó una señora de una productora, grabamos un piloto y así se gestó la cosa. Fue todo un poco surrealista, pero al mes me dijeron que me querían en el programa". En tono de broma, Pepe afirmó que debería pagar él por ir a trabajar y no al revés. 

Jordi llega en bicicleta a casa de Bertín. © Proporcionado por Vanitatis Jordi llega en bicicleta a casa de Bertín.

Jordi Cruz, 'el goma rota' de su familia

El cocinero llegó a casa de Bertín en bicicleta y tomó el relevo de Pepe en el sofá. Comenzó recordando que empezó a cocinar a los 7 años: "Mi primer plato fue unas judías con patatas". También confesó que él fue "el goma rota" de su familia ya que es el pequeño de seis hermanos. 

Jordi de pequeño junto a uno de sus hermanos. © Proporcionado por Vanitatis Jordi de pequeño junto a uno de sus hermanos.

Durante la conversación, Jordi dejó claro que de pequeño se sentía "poca cosa" y por eso siempre estaba detrás de sus hermanos. "Un día le cogí dinero a mi madre y compré chucherías para toda la clase. En otra ocasión, mi hermano y yo incendiamos un campo. Gamberradas de chiquillos", confesó. La relación que mantuvo con su padre también le marcó porque recordó que nunca se habían dicho "te quiero". Aunque sí que reconoció que su padre se sentía muy orgulloso de él.

Jordi se sinceró con Bertín y quiso contarle que su padre no vivió su éxito en la televisión porque enfermó (tenía Alzheimer) y murió antes de que llegara MasterChef. "Le dije 'te quiero' antes de morir y me quedé muy tranquilo", expresó con la voz un tanto entrecortada por la emoción.

Jordi Cruz cocinando cuando era joven. © Proporcionado por Vanitatis Jordi Cruz cocinando cuando era joven.

El cocinero confesó que su portada para Men's Health la hizo porque le dijeron "no hay pelotas". Jordi se puso en manos de una nutricionista y reconoció que le enseñaron a comer sano.

Su relación con Eva González

"Al principio me hizo gracia, pero cuando me vi en tantas revistas me di cuenta de que se les había ido de las manos. Y menos mal que luego volvió con Cayetano. Eva y yo somos muy buenos amigos", reconoció. En cuanto a su vida personal, Jordi no quiso dar más detalles porque reconoció que no se siente cómodo con esas cosas.

Jordi Cruz y Eva González. © Proporcionado por Vanitatis Jordi Cruz y Eva González.

Samantha, la chica "espabilada"

La última en llegar fue Samantha Vallejo-Nágera. Andando y cubriéndose con un paraguas para no mojarse por la lluvia llegó como un terremoto a casa de Bertín. Lo primero que quiso recordar es que estuvo un año de niñera en Londres y como su nombre era impronunciable en inglés, en las tarjetas comenzó a poner Samantha de España (que es como se llama su empresa de catering).

Samantha junto a sus hermanos Nicolás y Antonio. © Proporcionado por Vanitatis Samantha junto a sus hermanos Nicolás y Antonio.

Samantha contó que sus padres se divorciaron cuando ella tenía cuatro años y que siempre ha estado muy unida a su madre, Sabine. Quiso dejar claro que siempre fue una chica "muy espabilada" y que cuando supo que lo suyo era la cocina, lo dio todo para conseguirlo. Tras estudiar gastronomía en Francia, la cocinera se fue a Nueva York a hacerpaellas a domicilio con 23 años.

Samantha con su marido y sus hijos. © Proporcionado por Vanitatis Samantha con su marido y sus hijos.

Bertín quiso saber cómo llevaba su familia su fama: "Mi marido al principio no lo llevaba bien, pero está contento con mi éxito. Aunque he de decir que es muy crítico conmigo". La cocinera tiene cuatro hijos, una niña y tres niños: "Roscón, se llama Patricio pero lo llamamos así porque nació el día de Reyes con 'premio' porque tiene síndrome de Down". Samantha confesó que gracias a Roscón ha entendido muchas cosas sobre las personas con capacidades diferentes y que espera que cada vez estén más integrados en la sociedad.

Colate y Paulina. © Proporcionado por Vanitatis Colate y Paulina.

En cuanto a la etapa en la que fue cuñada de Paulina Rubio [quien acaba de confirmar su segundo embarazo], la cocinera declaró que "fue un boom en mi familia. Pero ambos estaban enamorados y eran muy felices". Samantha alabó a Paulina y dijo que "es una persona tremendamente inteligente". También quiso dejar claro que Nicolás, el hijo de Colate y Paulina, se lleva fenomenal con sus primos.

Cocina entre amigos

Terminadas las entrevistas individuales, el jurado de MasterChef y Bertín se metió en la cocina. Momento en el que Carlitos, hijo del presentador, volvió a aparecer para saludar y darles a probar su 'León come gamba'.

El hijo de Bertín en la cocina con el jurado de MasterChef. © Proporcionado por Vanitatis El hijo de Bertín en la cocina con el jurado de MasterChef.

Tras degustar los platos que habían preparado, todos salieron al jardín para disputar un partido de futbolín.

Jordi se enfrentó solo a Bertín, Samantha y Pepe. © Proporcionado por Vanitatis Jordi se enfrentó solo a Bertín, Samantha y Pepe.

Durante la partida, pudimos conocer que Samantha preferiría liarse una noche de 'pedo' con Pepe que con Jordi y que la portada de este último en Men's Health no estaba retocada. Además, recordaron el beso que se dieron en la boca Pepe y Jordi un día de rodaje.

El beso de Pepe y Jordi. © Proporcionado por Vanitatis El beso de Pepe y Jordi.

Bertín quiso saber si lo de Eva González y Jordi había sido un rumor, a lo que el cocinero contestó afirmativamente sin dudarlo. Eso sí, dejó claro que Eva sí es su tipo de mujer. Tras esta tensa situación, Cruz se la ha devuelto al presentador diciéndole que si se atrevería a hacer una portada de Men's Health. Bertín no se lo pensó dos veces y contestó que sí. ¿Lo veremos próximamente presumir de abdominales?

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon