Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nina: "Me enteré de la relación de David y Chenoa cuando salieron de OT"

Vanitatis Vanitatis 17/10/2016 Xabier Migelez

Actualmente se encuentra inmersa en la nueva gira de 'Mamma Mia!', el musical que ya representó de forma ininterrumpida entre 2004 y 2011 y que desde finales de 2015 vuelve a representarse en nuestro país. Nina, la que fuera directora de la academia de 'Operación triunfo', ha realizado un parón en su apretada agenda para charlar con VANITATIS de lo que ha supuesto volver a reencontrarse con los participantes de la primera edición del exitoso formato. "Sentí ilusión y emoción". Según sus palabras, se alegró "enormemente" de que la invitaran a participar.

"Debo ser una persona muy afortunada porque he tenido el privilegio de participar, no una sino en varias ocasiones, en proyectos de gran envergadura y éxito". Agradecida por la oportunidad que en su momento le dio Gestmusic, Nina reconoce que estaría dispuesta a regresar a 'Operación triunfo', aunque es de la opinión que al formato "le vendría bien sabia nueva" y nuevos elementos que sorprendieran al espectador como ya hizo hace ahora 15 años. "Si ese nuevo formato supusiera un reto lleno de aprendizajes y trabajar con un equipo de grandes profesionales me lanzaría a la piscina sin pensarlo dos veces".

Pregunta: ¿Qué fue lo primero que se te pasó por la cabeza cuando Gestmusic te propuso participar en el reencuentro de 'Operación triunfo'?

R: Sentí, más que pensé. Sentí ilusión y emoción. 'Operación triunfo' y los 16 concursantes de esa primera edición, además de todo el equipo que lo hizo posible, son una parte importantísima de mi carrera profesional y de mi vida personal. Me alegró enormemente que me invitaran a participar. Un regalo.

P: ¿Se te ha hecho raro volver a ver a todos los participantes de 'OT' reunidos, 15 años despuésnbsp;

R: En absoluto. Hace 15 años vivimos una experiencia excepcional a raíz de la cual creamos un fuerte vínculo. Quizá por esa razón, al verles, no tuve la sensación del paso del tiempo ni se me hizo extraño estar juntos de nuevo ante una pantalla compartiendo y reflexionando sobre momentos clave de su paso por 'OT'. Tenía la sensación de haberme despedido de ellos ayer.

Nina se reencuentra con sus chicos de la primera edición de 'OT' (RTVE) © Proporcionado por Vanitatis Nina se reencuentra con sus chicos de la primera edición de 'OT' (RTVE)

P: El formato desapareció de la parrilla de forma un tanto abrupta (Telecinco). Y ahora se conmemora sus 15 años a lo grande. ¿Te ha servido para quitarte la espinita que a muchos dejó la última edición?

R: Afortunadamente, nada ni nadie puede robarme el sentimiento de gratitud que siento hacia 'Operación triunfo' y en especial hacia dos personas que creyeron en mi y me confiaron la dirección de la Academia, Toni Cruz y Josep Maria Mainat. Soy una persona fiel y mi sentido de la justicia hizo que hablara más de lo que mi sentido de la prudencia me hubiera permitido. Es la gratitud por encima de la amargura lo que desde luego prevale. Esa amargura puntual me la produjo comprobar el estado de ánimo de un equipo de profesionales, de personas a las que quiero y con las que he compartido muchas horas de plató, ante una decisión que por la forma y el fondo ponía en tela de juicio el trabajo que realizaban. Cualquiera que trabaje en equipo sabrá de qué hablo.

P: ¿Recuerdas el primer mensaje que les diste a los chicos cuando, por primera vez, entraron en la Academia? ¿Ha habido algún mensaje preparado de despedida?

R: Ni idea. No recuerdo si hubo un primer mensaje y cuál fue. Sí que recuerdo lo que quise decirles al verles tras 15 años. Tengo la convicción que todos sin excepción han sido capaces de discernir el éxito externo (el reconocimiento ajeno) del éxito interno (el reconocimiento propio). Este último es, a mi entender, el verdadero éxito.

P: ¿Crees que ahora podría ser el momento perfecto para la vuelta de 'OT' a la televisión? ¿Podrían estos especiales ser la antesala de esa vuelta? ¿Debería una cadena pública volver a apostar por la música en directo?

R: No estoy segura de lo primero. Quién sabe si es el momento perfecto para la vuelta de 'OT'. En cualquier caso, es literalmente imposible que se vuelva a producir la magia de la primera edición. De lo que sí estoy convencida es que la televisión en general, la pública y la privada, debería hacer una apuesta rotunda por la música. Ello contribuiría, en alguna medida, a armar una industria musical inexistente por ahora en nuestro país. Y lo más importante, esa apuesta demostraría admiración y respeto por nuestros músicos, cuyo trabajo hace que muchos seres humanos vivamos momentos excepcionales que solo a través de la cultura podemos experimentar. La televisión debería mostrar la realidad musical que existe en nuestro país a pesar de una política cultural faltada de cualquier consciencia sobre la relevancia que las expresiones culturales tienen en la vida de un ser humano.

Los chicos de 'OT 1' recuerdan los temas de las galas © Proporcionado por Vanitatis Los chicos de 'OT 1' recuerdan los temas de las galas

P: Has tenido ocasión de compartir el reencuentro con ellos. ¿Realmente se vive esa 'camaradería' que se ha intentado mostrar al público? Algunos han reconocido que había favoritos y que se llegaron a sentir 'apartados'…

R: Ellos son amigos. Lo fueron entonces y lo siguen siendo ahora. Nunca han dejado de verse y hacer su propios 'reencuentros'. Además, esa amistad no solo se mantiene sino que ha crecido en el tiempo y es hermoso verles. De puertas adentro no había favoritos. A todos se les cuidó por igual. A las pocas semanas del inicio de 'OT' y tras comprobar la dimensión que iba adquiriendo el programa, Mainat y Cruz organizaron una segunda academia para los concursantes expulsados del concurso.

La segunda academia les permitía seguir con la formación y encajar de forma progresiva su vida a una nueva realidad. De puertas afuera, el público es quién decide. Hay artistas que llegan, traspasan, enamoran y permanecen en el tiempo. Mientras que otros no lo consiguen o no alcanzan a lograrlo en la medida que quisieran. ¿Por qué? Por la misma razón que no existen 16 Messis en el mundo. Y no es cuestión de suerte o de talento. Este, si no se cultiva no sirve absolutamente de nada. Es una cuestión multifactorial. Como si jugaras a la lotería y hubieras comprado todos los números.

P: Lo que vivieron los participantes y los profesores de 'OT 1' fue algo irrepetible. ¿Os llegasteis a ver desbordados por la situación en algún momento?

R: La fama afecta. El comportamiento de una persona que de la noche a la mañana pasa a ser alguien conocido y, sobretodo observado, no es el mismo. Experimenté la fama repentina a los 21 años. Cada lunes en TVE, veintitrés millones de personas veían en TVE el programa 'Un, dos, tres... Responda otra vez'. Eso significaba que al día siguiente cientos de personas te reconocían y paraban por la calle, aunque uno tenía la sensación de llevar los veintitrés millones pegados a la espalda. Sé perfectamente qué significa la fama, el reconocimiento y también el olvido. Quizá por eso quise vivir desde la distancia y el respeto los procesos personales de cada uno de esos profesores, personas hasta entonces anónimas, que nunca habían experimentado la popularidad repentina. Cada uno hizo, y estoy convencida que sigue haciendo, su proceso personal.

Lo que vivimos fue un fenómeno social y es necesario tener los pies muy bien anclados en el suelo para darle la importancia que tiene. La justa. No más. Fue un privilegio formar parte de 'OT' pero la vida continua y está hecha de pequeños logros. En la mente del espectador, incluso un gran logro tiene fecha de caducidad. La televisión es un medio rápido de ascensión y más rápido es aún en el descenso y el olvido.

Los participantes se abrazan tras encontrarse para el especial de TVE © Proporcionado por Vanitatis Los participantes se abrazan tras encontrarse para el especial de TVE

P: Hoy recordamos 'OT' con nostalgia, pero la industria musical, atacó duramente al programa en sus primeros años. Los chicos hablan de ellos en los documentales. Se sintieron atacados por una industria que veía cómo TVE apostaba totalmente por unos jóvenes desconocidos y que encima vendían lo que artistas consagrados no conseguían. Como directora de la academia, ¿cómo viviste aquella situación?

R: El éxito de OT transcurrió en paralelo con la rápida progresión hacia la revolución digital. Fue totalmente desproporcionado culpar al programa del desastre que empezaba a arrasar con la industria discográfica de este país. La era digital obligó a muchos sectores, no solo al discográfico, a reconsiderar, reformular y reinventar el modelo de negocio. ¿Cómo lo viví? ¡Con mucho humor! No es que me divirtiera ver cómo se hundía la industria discográfica de este país pero resultaba un gran espectáculo ver salir como ratas de sus escondrijos a productores, agentes artísticos y demás especímenes para ver qué pillaban. Probablemente los que tanto se quejaron fueron los que, aún saliendo veloces a la caza no se llevaron que comer a la boca.

Yo misma fui testigo en primera persona de uno de esos episodios lamentables. Emi Hispavox me comunicó que sacaría a la venta los dos discos que habíamos grabado 20 años atrás y que fueron un auténtico fracaso. Les pregunté si pensaban titularlo "Grandes éxitos de Nina". Me negué a qué lo editaran pero el recopilatorio salió a la venta.

P: Gestmusic tiene sobre la mesa una versión 'retocada' sobre 'Operación triunfo'. El formato descansa para regresar algún día por la puerta grande. ¿Te gustaría que tocasen nuevamente tu puerta o como ya has comentado en alguna ocasión esa etapa ya pasó?

R: Nunca, nunca se puede decir nunca jamás. Por supuesto que me gustaría que volvieran a contar conmigo aunque, en mi opinión, si en el futuro hubiera una nueva etapa de Operación Triunfo le vendría bien sabia nueva. Quizá un versión 'retocada' no sea suficiente, quizá habrá que tener una versión 'renovada' que sorprenda al espectador cómo lo hizo hace 15 años. En cuanto a mi, si ese nuevo formato supusiera un reto lleno de aprendizajes y trabajar con un equipo de grandes profesionales me lanzaría a la piscina sin pensarlo dos veces. Creo en el formato y en los valores que promueve.

P: ¿Estarás en el concierto del 31 de octubre? ¿Hay alguna canción que para ti esté totalmente ligada a 'Operación triunfo'? ¿Qué sientes cuando escuchas, por ejemplo, 'Mi música es tu voz'?

R: Claro que estaré! Por nada del mundo me lo perdería. Estaré ahí para aplaudirles y emocionarme con sus voces. Será un día único. Probablemente nunca más les veamos y escuchemos juntos. El momento más emotivo que viví dentro de la academia fue cuando nos encerramos en el estudio de grabación para escuchar en primicia la mezcla final de 'Mi música es tu voz' de modo que podéis imaginar el vuelco que me da el corazón cada vez que escucho esas notas.

P: De 'OT 1' la gran mayoría vive de la música o de algo muy ligado a ella. ¿Pensaste que sería imposible que la productora lograse reunir a todos? ¿Has intermediado tú en algún caso?

R: No, en absoluto. Eso es obra y mérito de Tinet Rubira y el equipo de Gestmusic. No era una misión fácil y hay que felicitarles por ello. Con este reencuentro van a hacer felices a muchas personas.

P: Los espectadores vivieron de cerca la bonita historia que surgió entre Chenoa y Bisbal en la academia. ¿Erais los profesores conscientes de ello cuando les asignasteis el tema 'Escondidos'?

R: Personalmente me enteré de la relación de David y Laura cuando salieron de la academia. Siempre soy la última en saber estas cosas quizá porque no vivo pendiente ni me interesan los chismes. Los profesores no asignábamos las canciones eso era una labor de Noemí Galera y Josep Maria Mainat. Desde luego, si no lo sabían, hicieron una gran elección en el repertorio!

P: ¿Os visteis en algún momento desbordados por la situación? ¿Te pareció lógico que TVE dejara de apostar por el programa tras tres ediciones?

R: Ni me lo planteé. Se había llegado al final de un compromiso adquirido. El formato siguió su camino en otra cadena. Visto en perspectiva, lo cierto es que era difícil, por no decir imposible, conseguir y mantener la magia y el encanto de la primera edición.

Los 16 participantes de 'OT 1' © Proporcionado por Vanitatis Los 16 participantes de 'OT 1'

P: La final de 'OT' reunió a casi 13 millones de espectadores (68%). ¿Recuerdas cuál fue vuestra reacción cuando os dieron la noticia?

R: Estoy leyendo la pregunta y me quedo con la boca abierta. No recordaba esa cifra. Supongo que me quedé como estoy ahora mismo, con la boca abierta.

P: Hablando de música. ¿Qué te parece 'La voz' como formato?

R: Sobre el formato no puedo opinar puesto que solo he visto un par de actuaciones sueltas porque el año pasado concursaron mis ahijados Iván y Mikel, "Los Herzog". Sí puedo decir que bienvenidos sean este tipo de programas porque representan un gran escaparate para jóvenes talentos aunque también sé que la realidad está en las escuelas de música, de canto e interpretación. Una carrera artística no se cultiva con una aparición en televisión pero puede dar un empujón importante.

P: 'Un, dos, tres', 'Eurovisión' y 'Operación triunfo', tres formatos emitidos por TVE que… ¿han marcado tu vida profesional?

R: ¡Sin duda! Mis inicios en televisión fueron en esta casa. En ella y con ella he vivido experiencias que impresionan. Una vez les pregunté a Mainat y Cruz qué sentían ante el éxito de 'OT' después de tantos años de trabajo como productores de más de un éxito televisivo, me contestaron que esto pasa una vez en la vida o más bien ninguna. Debo ser una persona muy afortunada porque he tenido el privilegio de participar, no una sino en varias ocasiones, en proyectos de gran envergadura y éxito. Y, digo privilegio no tanto por el eco mediático sino por el reto personal y profesional que supone estar en la primera línea de acción.

P: ¿Qué es de Nina 15 años después del primer 'OT'? ¿Sigues volcada en el teatro musical? ¿Es el teatro una oportunidad para brillar también al margen de la industria musical?

R: Estoy inmersa en la nueva gira de Mamma Mia!, un musical que representé entre el año 2004 y 2011 ininterrumpidamente. En noviembre de 2015 se retomó de nuevo la producción y ya hemos cumplido un año de gira y aún nos queda cuerda para rato. Mamma Mia! es en el teatro, lo que 'OT' significó para mi en la televisión. En febrero de 2017 cumpliré 35 años en un oficio que he desempeñado en el teatro, la televisión y la música. No me imagino mi trayectoria artística sin esa multidisciplinariedad que la ha caracterizado.

A mi actividad artística debo sumar mi actividad como empresaria y directora de NinaStudio, un centro de educación, entrenamiento y rehabilitación de cuerpo y voz. Ese es mi proyecto vital, donde vuelco toda mi experiencia y formación como logopeda y profesora de Pilates. Dispongo de un equipo de profesores formado por actores, cantantes, logopedas y profesores de Pilates, formados con mi propio método de entrenamiento. Recientemente he publicado mi primer libro Con voz propia, donde repaso a modo de 'vozgrafía' las experiencias artísticas más relevantes, cuyo contenido me permite hablar de mi oficio y del instrumento con el que lo llevo a cabo, la voz. 15 años dan para mucho.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon