Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Novias con aire a 'Haute Couture'

¡Hola! ¡Hola! 01/02/2016 hola

© Proporcionado por Hola

La Alta Costura y el vestido de novia se parecen mucho. Las dos son creaciones excepcionales, que a menudo se usan una única vez en la vida -es eso precisamente lo que diferencia la Haute Couture del pret-à-porter, lo mismo que las novias sólo se visten de blanco frente al altar-, se emplean infinitas horas en crear un único modelo, que se hace a medida, con tejidos extraodinarios y cientos de diminutos detalles bordados a mano. Es también por eso que la Alta Costura de París cierra muchos de sus desfiles con una creación nupcial: la novia de todas las novias, la que reúne en un mismo vestido la esencia única de la Haute Couture y de la prenda idealizada por muchas mujeres.

Entre las firmas que suelen 'arrancarse' con una novia como colofón final a su desfile, Chanel es de las más fiables y consistentes, y no hay año que falle a su cita con la novia ideal, en el caso de la maison la ideada por el alemán Karl Lagerfeld, quien muchas veces nos ha sorprendido con la elección de la modelo encargada de vestirse de blanco: el kaiser fue de los primeros en conceder el galardón de musa oficial a Cara Delevinge o Kendall Jenner, cediéndoles el honor de cerrar el desfile más ambicioso de la moda.

El diseñador, además, nos ha bridado la oportunidad de fichar otras muchas tendencias de novia con su desfile más reciente, presentando una colección dominada por diferentes tonos de blanco, mezclando el tweed clásico à la Chanel con patchwork y detalles de pedrería, bordados en color oro, y complementos a juego, que es precisamente donde ponemos hoy el zoom: llama muchísimo la atención el zapato híbrido entre plataforma y sling-back, un modelo en color blanco con puntera en negro o de pedrería, y suela gruesa de corcho, y que nos imaginamos a los pies de una novia de verano. También nos hemos fijado en los lazos-joya a modo de adorno en los tirantes de muchos vestidos, y los bolsillos, una tendencia al alza entre las novias.

Otros nombres pertenecientes a este selecto círculo de diseñadores que aman a las novias Haute Couture serían los de Zuhair Murad, cuya novia en esta edición ha sido una de las más esperadas después de crear el espectacular vestido de novia de Sofía Vergara, nuestra novia del año, o Georges Hobeika. Ambos diseñadores, libaneses de origen, coinciden en la misma, idéntica tendencia de novia, que ya avanzábamos dominaría el panorama bridal los próximos meses: la novia que se viste como una princesa para su gran día.

La 'novia Murad' de la primavera 2016 es un regalo para los sentidos, con una inabarcable falda de varios metros de diámetro, con cuerpo ceñido en la cintura, impresionantes incrustaciones de pedrería sobre fondo gris perla, escote en forma de 'uve' pero caído en los hombros, y un impresionante velo de tul cubriendo el rostro con flores pequeñitas. Un modelo súper romántico, algo de esperar teniendo en cuenta que toda la colección ha salido a pasarela bajo el título 'Amour en Cage': imposible no enamorarse de este jardín de flores bordadas, completamente blancas. Otro detalle bridal que hemos cazado al vuelo en este desfile: los tocados vegetales a modo de diadema abierta, y que combinan a la perfección con otros guiños beauty fichados en otros desfiles, como la semi-trenza con raya al centro y cat-eye con maquillaje al natural de Stephane Rolland.

La novia de Georges Hobeika tampoco ha dejado indiferentes a quienes aguardan con máxima expectación una creación nupcial espectacular que cierre los desfiles de la Alta Costura: la suya también es una novia princesa, pero que combina la falda ahuecada con un top estilo t-shirt,una tendencia que ha defendido a capa y espada Rosa Clará en sus trajes de novia, también con hombros caídos de estilo barco, con manga larga, flores joya de color blanco bordadas en cascada a partir de la cintura y un velo encajado de estilo años 20. Imposible olvidar a esta novia, la más radiante de todas las novias de esta edición de la Haute Couture.

La colección al completo del diseñador respira aire nupcial, especialmente los vestidos con falda midi al tobillo (atención a las flats con flores bordadas), los diseños de una pieza que se cierran en torno al cuello y llegan a los pies completamente bordados de flores, o los pantalones en crudo con cola incorporada. El detalle más fotografiado: las micromargaritas de esmalte y metal, que aparecen en varios tamaños y formas, incluidos anillos múltiples, que se cierran en torno a los dedos en blanco o malva, los brazaletes y el cierre de los bolsos de mano, uno de los pocos accesorios que valen lo mismo para novia e invitadas.

Las novias en full white, además, complementan muchos de los detalles metalizados que se han repetido en esta edición de la Haute Couture para la primavera que viene: brocados, destellos en hilo de oro o plata, joyas con destellos de metal... y que han aparecido en las propuestas de Ralph & Russo o Elie Saab, además de otros complementos con magia, como las carteras de mano en blanco nuclear con plumas metálicas, diademas y tocados, zapatos-joya sobre raso de seda en azul, rosa o blanco, y las manguitas de tul con abejitas bordadas de Dior, también con destellos en metal.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon