Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nueva polémica en Bélgica: los reyes gastan 143.000 euros del Estado en vuelos privados

Vanitatis Vanitatis 20/02/2016 Núria Tiburcio

La casa real belga vuelve a ser noticia por un asunto económico y en esta ocasión, y sin que sirva de precedente, el príncipe Laurent no tiene nada que ver con el asunto. Esta vez son los reyes, Felipe y Matilde, los que tienen que rendir cuentas a los ciudadanos belgas. Tal como asegura esta misma semana el diario 'Het Laatste Nieuws', los soberanos gastaron nada más y nada menos que 143.138 euros en vuelos privados en aviones militares del ejército durante el 2015. Y es que en vez de pagar los viajes con los 11 millones de euros anuales que reciben de las arcas públicas, Felipe y Matilde prefieren que sea el Gobierno el que les abone los vuelos y así ahorrarse un dinerillo.

Los cuatro hijos de los reyes de los belgas (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Los cuatro hijos de los reyes de los belgas (Gtres)

Durante los doce meses de 2015, los reyes utilizaron el avión del Ministerio de Defensa hasta en 26 ocasiones. Cinco de esos viajes han sido a España, aunque no se tiene constancia de ninguno de ellos. Cabe recordar que en 2006, los entonces príncipes Felipe y Matilde de Bélgica se desplazaron hasta Cáceres para asistir a las procesiones de la Semana Santa en compañía del príncipe Konstantin de Bulgaria y María García de la Rasilla. Asimismo, en 2011 repetían destino y visitaban de nuevo Extremadura, esta vez en compañía del príncipe Guillermo de Luxemburgo, hermano del actual gran duque, y la princesa Sybilla, quien es bisnieta de Alfonso XIII. 

Laurent también quiso aprovecharse del Gobierno

Hace escasos meses, el hermano de Felipe, el príncipe Laurent también fue noticia por intentar aprovecharse del Gobierno belga. Según el diario belga 'La libre', el príncipe habría querido que algunos de sus gastos privados sean costeados por el Gobierno para así ahorrarse un dinerito y el Tribunal de Cuentas se habría quejado sobre su actuación. El tribunal critica concretamente el hecho de que Laurent presentara ante el Gobierno recibos de una cadena de supermercados, de artículos escolares para sus hijos y los costes de un viaje de esquí, entre sus justificantes de los gastos destinados a actividades oficiales. Con esta fórmula, el príncipe estaría intentando que los ciudadanos belgas fueran los que costearan cosas como su papel higiénico o las clases de equitación que recibe semanalmente su hija Louise, algo del todo injustificable. Laurent recibe anualmente 300.000 euros que tiene que dividir en una partida a modo de salario y en otra para cubrir sus actividades de representación oficiales.

El príncipe Laurent en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis El príncipe Laurent en una imagen de archivo (Gtres)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.  

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon