Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Obama visita España: los otros encuentros de nuestros Reyes con presidentes de EEUU

Vanitatis Vanitatis 09/07/2016 Fermín J. Urbiola

Parece bastante evidente que el interés de los presidentes norteamericanos por España, al menos desde la II Guerra Mundial, ha sido –y es– fundamentalmente geoestratégico. Desde la proclamación de la 'doctrina Truman' (1947), el acuerdo bilateral firmado en 1953 y la posterior visita de Eisenhower a Madrid (1959), todos los presidentes de la primera potencia del mundo se han ocupado de España, sobre todo, para garantizar la permanencia y la buena salud de sus bases militares.

Esa es, en definitiva, la principal motivación del viaje, más corto de lo inicialmente previsto debido al tiroteo de Dallas, que inicia este sábado, 9 de julio, el presidente Obama a España, después de haber participado en la cumbre de la OTAN y tras un largo periodo de 15 años en los que ningún presidente norteamericano ha visitado oficialmente España.

Lógicamente, los intereses de España en sus relaciones con EEUU han tenido siempre objetivos muy distintos. Desde su apoyo financiero y su reconocimiento político en el concierto internacional hasta la mejora de los cauces económicos y comerciales.

En todo caso, lo cierto es que desde 1975, el entendimiento entre los Reyes de España y los sucesivos presidentes norteamericanos ha sido generalmente bueno y fructífero, a pesar de algunas etapas difíciles, como la del presidente Zapatero durante su primer mandato (2004-2008).

Con JFK “conectamos enseguida”

Don Juan Carlos y Doña Sofía, por ejemplo, mantuvieron una breve relación con John Fitzgerald Kennedy (JFK) en 1962, siendo aún aspirantes al trono en una inimaginable España posfranquista. “Tenía un carisma presidencial propio, nuevo en América y nuevo en el mundo. Nos gustó. Y como nosotros también éramos jóvenes, conectamos enseguida”, aseguró la Reina Sofía.

Los Reyes de España durante una visita del presidente Nixon (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Los Reyes de España durante una visita del presidente Nixon (Gtres)

Menos entusiasta es la opinión de los soberanos españoles respecto del presidente Johnson, “al que conocimos muy de pasada”, en 1967, si bien ambos se emplearon a fondo con Nixon, “con quien apenas conectamos” (1971), pero a quien pudieron convencer para que viera en ellos la garantía de una transición pacífica hacia la democracia, cuando el futuro de España era muy incierto y, por consiguiente, capaz de girar sus alianzas hacia intereses poco atractivos para los norteamericanos.

NO TE PIERDAS

“Reagan hablaba poco de política y mucho de Hollywood”

Después de unas relaciones “distantes” con Gerald Ford, que se tornaron más cordiales con Jimmy Carter, Don Juan Carlos y Doña Sofía volvieron a sentir el calor de la Casa Blanca durante los mandatos de Ronald Reagan… El actor que, aunque ha pasado a la historia por su política económica y su decisiva contribución a la definitiva caída del 'telón de acero', jamás dejó de ser actor.

Los Reyes de España junto al matrimonio Reagan (EFE) © Proporcionado por Vanitatis Los Reyes de España junto al matrimonio Reagan (EFE)

No es que se pusiera directamente a jugar a las películas con sus invitados en los salones de la Casa Blanca, aunque, como recordó la Reina Sofía años después, “hablaba poco de política y mucho de Hollywood. A la primera de cambio, se distraía y se ponía a contar batallitas, más o menos divertidas, de su época de actor”. Es decir, una versión revisada del juego popular que consiste, en suma, en adivinar el título de la película que mimetiza el compi-actor de enfrente.

Durante los mandatos de George Bush (padre), los Reyes de España mantuvieron una relación inicialmente solo formal y bastante distante. Aunque su visita al palacio de Marivent, en 1991, abrió una nueva etapa: “Ahí, ya más relajado, era otro ser”, según la Reina Sofía. De hecho, tras ese encuentro informal, Bush invitó a los Reyes de España a Camp David.

La meteórica carrera de Clinton

Más divertido fue, sin duda, el encuentro oficial de los Reyes con Bill Clinton, al que visitaron en 1993 después de abrazar a su hijo Don Felipe en Georgetown, a quien –por cierto– le hicieron el regalo de llevarle a su perro Pushkin…

El expresidente Clinton junto al Rey Don Juan Carlos (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis El expresidente Clinton junto al Rey Don Juan Carlos (Gtres)

Cuando se vieron con Clinton, el presidente norteamericano dijo a voz en cuello, dirigiéndose a la Reina: “How nice to see you again!” (¡Qué bien verla otra vez!), haciendo gala de la buena memoria que tiene para las mujeres…

Porque lo cierto es que Doña Sofía ya se había saludado con Bill Clinton en 1991, siendo este gobernador de Arkansas, año en el que coincidieron en Baden-Baden durante una reunión del poderoso Club Bilderberg. En aquel momento, Clinton era prácticamente un desconocido, pero dos años después ya ocupaba el despacho oval… Un claro ejemplo, entre otros, de la capacidad que tiene este club para promocionar a las jóvenes promesas.

La Reina Doña Sofía junto a Hillary Clinton (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis La Reina Doña Sofía junto a Hillary Clinton (Gtres)

Cuando el presidente Clinton pronunció la palabra 'again', al ver a la Reina de España, ella misma ha contado que los periodistas se sorprendieron, “se pusieron nerviosos” y comenzaron a preguntar: '¿Pero cuándo se han visto antes?' Y es que él [Bill Clinton] se acordaba de las jornadas de Baden-Baden”.

Doña Letizia en el huerto de la Casa Blanca

Don Felipe y Doña Letizia han accedido a la jefatura de Estado de España en la era Obama, con quien se reunieron en la Casa Blanca hace poco menos de un año, justamente en la fecha en la que cumplía la reina 43 años (15 de septiembre de 2015).

Fue un encuentro de Estado, en efecto, aunque los comentarios más sonados giraron en torno a la fotografía de la Reina de España en el huerto de la Casa Blanca, junto a la primera dama norteamericana, con un vestido negro con estampados blancos de Felipe Varela y unos zapatos de Prada con un tacón de doce centímetros.

Doña Letizia visitaba los cien metros cuadrados donde se cultivan lechugas, tomates, guisantes… por iniciativa de Michelle Obama, que ha recuperado así una tradición de los años cuarenta, iniciada por la esposa del presidente Roosevelt.

Hace escasas fechas, ambas han vuelto a generar comentarios en torno a sus modelos en Madrid, durante la visita de la primera dama norteamericana (junto con sus hijas y su madre) para promocionar la campaña solidaria Let Girls Learn (Deje que las niñas aprendan). Curiosamente, Michelle Obama llegaba a Torrejón de Ardoz después de visitar Liberia y Marruecos… Aunque, en términos de política educativa, España nada tiene que ver con la situación de esos dos países.

Ahora, Barack Obama regresa a España 28 años después de aquel viaje que realizó en un autobús nocturno desde Madrid a Barcelona, mochila a la espalda, durante el periplo que hizo por Europa (Londres, París, Roma, Madrid y Barcelona) en busca de su propia identidad.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon