Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

'Operación Coño'

Vanitatis Vanitatis 23/01/2016 Nacho Gay

Algo está cambiando en este país. Mucho. Y no me refiero a la cara de Lara Dibildos, que también. Cuando Laura Valenzuela se encuentra con su hija por la calle no la saluda porque lleva años sin reconocerla. Y algo parecido le pasa ahora a la madre de España. 

Comparativa de Lara Dibildos en el año 2000 y en 2015 © Proporcionado por Vanitatis Comparativa de Lara Dibildos en el año 2000 y en 2015

No lo digo por decir. Lo digo hoy, lo escribo hoy, justo el día en el que una camisa de Alcampo ha entrado por primera vez en el palacio de la Zarzuela. No iba sola, acompañaba a Pablo Iglesias

El Rey Felipe VI recibe a Pablo Iglesias en la Zarzuela (EFE) © Proporcionado por Vanitatis El Rey Felipe VI recibe a Pablo Iglesias en la Zarzuela (EFE)

A las 9:58 minutos de la mañana de este viernes 22 de enero, un mayordomo de la Zarzuela apellidado Stevens, enamorado hasta las trancas de la ama de llaves, la señorita Kenton, observa el exterior apoyado ligeramente en el alféizar de la ventana. De repente, se gira con cara de circunstancias y dice: “Majestad, ya están aquí”. Doña Letizia sale apresuradamente hacia su alcoba y cierra con llave el vestidor para proteger sus mejores prendas del avance comunista. Sin embargo, un par de zapatos de Prada no pueden aguantar la presión y deciden minutos después lanzarse al vacío desde el estante 122 de ese vestidor. Una tragedia.

La toma de la Zarzuela se había consumado. Eso sí, 48 horas después de lo previsto.

Dos días antes, el miércoles, un comando de avanzadilla formado por Paco León y su madre, Carmina Barrios, entra en TVE. La consigna fijada es la palabra 'coño'. Cuando Carmina la pronuncie, los comunistas se beberán un chupito de ron cubano y empezará el asalto. Pero la señora pierde los estribos en el programa de Bertín Osborne y recita el término en clave 27 veces. Una tras otra. “Coño” sonó a lo largo de esa noche en más ocasiones de lo que lo había hecho en sesenta años de televisión pública. Contando incluso con el “¡Se sienten, coño!” de Tejero. Tras los 27 chupitos de ron, uno por cada “coño”, la cogorza de las tropas fue tal que el asalto se tuvo que posponer, obviamente, 48 horas, hasta el viernes. Eso sí, Bertín Osborne, por ser considerado el máximo representante del 'cuñadismo' en España, símbolo del rancio pasado a superar, fue secuestrado y torturado durante horas escuchando discursos de la Pasionaria. Cuando lo soltaron, al pobre le sangraban los ojos y los oídos.

Sandra Golpe y Álvaro Zancajo en el momento del 'gazapo' © Proporcionado por Vanitatis Sandra Golpe y Álvaro Zancajo en el momento del 'gazapo'

Ese mismo día, el miércoles, un grupo de la Resistencia comandado por Gloria Lomana, jefa de Informativos de Antena 3, distribuye, en un acto de heroicidad mal interpretado, el vídeo de los comunistas viajando a Venezuela, una exclusiva de proporciones cósmicas que pretendía advertir a la población de lo que inevitablemente estaba por venir. Lamentablemente, el pueblo no lo entendió y los pilotos suicidas de esa misión, Sandra Golpe y Álvaro Zancajo, sufrieron las consecuencias. Les dieron pero bien.

Horas después, Cristina Pedroche, una joven nacida en el humilde barrio madrileño de Vallecas, coge un avión en Barajas con destino 'a tomar por saco' con la excusa de la grabación de 'Pekín Express'. Antes de montarse en el aparato hace una declaraciones 'tapadera' a la prensa diciendo que está “harta” de que la critiquen. Una señora que la oye, le dice a voces: “Pues la próxima vez intenta salir vestida”. A los pocos minutos, un medio de comunicación sensacionalista titula: “Pedroche estalla, pero lo hace fuera de España por miedo a que su novio, el cocinero Dabiz Muñoz, haga un plato con sus vísceras”. Todo falso. Pedroche huye porque sabe que, a pesar de haber nacido entre alpacas de paja, como el Altísimo, ha ido traicionando los principios del Movimiento a medida que ha ido ganando pasta y teme represalias.

Por la mañana de ese mismo miércoles, los síntomas del Nuevo Régimen se dejaban notar en el kiosco rosa. La portada de 'Lecturas', en la que en principio iba a aparecer la jeta de Isabel Preysler, fue secuestrada y se sustituyó por una de Jorge Javier Vázquez, otro simpatizante de la causa, en la que este aparecía varado en la playa. En un intento por demostrar que los intermediarios no son necesarios en el nuevo orden social, el propio Jorge Javier se hizo las fotos y las mandó a la revista sin mediación de ningún 'paparazzi'. Toda una revolución rosa. El 'Hola' opuso más resistencia, pero no tuvo más remedio que retirar a la Reina Letizia de su portada y abrir con los pormenores del reparto de la herencia de la duquesa de Alba, en un número en el que el duque viudo tomaba protagonismo. El texto interior fue reescrito por un camarada que definió al duque como un “Robin Hood contemporáneo”. En uno de los sumarios podía leerse: “Alfonso Díez era un hombre del pueblo que accedió a meterse durante tres años en la habitación de una octogenaria para arrebatar a una familia de aristócratas tres millones de euros con la intención de repartirlos después entre los pobres. Todo un ejemplo de sacrificio”.

Portada de la revista 'Lecturas' © Proporcionado por Vanitatis Portada de la revista 'Lecturas'

Se había activado el protocolo. El 'pequeño Nicolás', que es un hombre (o medio, quizá) bien informado, lo sabía y así lo manifestó en el directo de 'Gran Hermano VIP' momentos después de ser expulsado: “Se ha activado un protocolo de Estado para que yo salga de la casa”. Efectivamente, no interesaba que quedase en las instituciones nacionales, y Telecinco es la más relevante de todas, ningún vestigio del Antiguo Régimen, así que los votos fueron manipulados vilmente para que el joven se fuera a la calle. Con ello los comunistas convirtieron esta edición del formato en otra anodina patochada sin trascendencia, como de costumbre, que ganará un indudable representante del pueblo llano, bien Raquel Bollo, bien Rosa Benito. Dos mujeres hechas a sí mismas desde que nacieran en un arrabal.

Lo que muchos habían tachado de paranoia anticomunista el miércoles, tras la exclusiva cósmica de Antena 3, el jueves ya era, el viernes aún más, una realidad palpable.

Escribo estas líneas cuando un avión oficial del ejército americano está a punto de despegar del aeropuerto de Ciudad Real con 150 miembros de la Resistencia a bordo. Distingo desde la distancia la coronilla de Bertín Osborne, sentado en la fila 3. Creo que también va Lara Dibildos en la 6, pero no me atrevería a asegurarlo. También están Gloria Lomana, Carmen Lomana… Estamos todos.

Al habla el comandante: “Me llamo Joseph McCarthy y voy a llevarles sanos y salvos a un sitio seguro tras el éxito de la operación Coño. Por favor, abróchense los cinturones y apaguen sus dispositivos móviles. Sobre todo tú, Sandra Golpe, desconecta por favor el Periscope”.

#Nosvanadarperobien.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon