Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pantoja solicita el caché millonario de José Bono por escribir sus memorias carcelarias

Vanitatis Vanitatis 15/04/2016 Paloma Barrientos
© Externa

Isabel Pantoja tiene, hoy por hoy, un futuro laboral mucho más próspero que antes de que se produjera su ingreso en prisión. Y además con una capacidad importante para negociar sus galas. En algunos asuntos relacionados con otros aspectos de su vida, sin embargo, sus peticiones han resultado excesivas. Una de ellas tiene que ver con el mundo editorial. Varias de las empresas más importantes del sector ofrecieron en su día a la cantante una oferta para que contara su historia vital a modo de memorias. Algunas lo siguen intentando, aunque, cuando se informan del adelanto editorial que pretende la tonadillera, se echan atrás.

La tonadillera en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis La tonadillera en una imagen de archivo (Gtres)

Como es habitual con este tipo de personajes, no tendrían que salir de su puño y letra, sino simplemente relatar a un escribidor lo que ella considerara más importante. En este sentido, la oferta habría sido amplia y variada. Una opción, elegir a un periodista, como hizo Rocío Jurado con Antonio Burgos, quien escribió su biografía 'Rocío, ay, mi Rocío'. También existía la posibilidad del llamado 'corrector de estilo', que oficialmente se limitaría a corregir, aunque en realidad son los artífices directos de muchas memorias. En el caso de que hubiera dicho que sí, Pantoja se habría decantado por esta última opción. Una manera de controlar sus 'memorias' que, obviamente, serían blancas o con algún claroscuro. Lo importante, al fin y al cabo, era el relato en primera persona de la folclórica.

Las memorias más escandalosas de las folclóricas españolas descansan en un cajón (Ver noticia) © Proporcionado por Vanitatis Las memorias más escandalosas de las folclóricas españolas descansan en un cajón (Ver noticia)

Hasta aquí el relato oficial de los contactos de las editoriales con la protagonista y con su hermano Agustín, que posiblemente sea la única persona de la que se fía al cien por cien la cantante. Desde que se convirtió en el apoyo de su hermana, se ha mantenido en un perfil bajo, casi invisible y controlando casa y hacienda. Por eso cualquier decisión tiene que contar con su aprobación. El problema que se encontraron algunas de las editoriales cuando plantearon la oferta literaria fueron las peticiones económicas, que no bajaban del millón de euros, tal y como confirman a este medio fuentes cercanas.

Una cifra que hoy por hoy no se ajustaría a la cuenta de resultados de ninguna de las empresas editoriales más importantes de España. José Bono, exministro y expresidente del Congreso, fue el último personaje que recibió cerca de ese millón como adelanto por sus memorias políticas de dos tomos, 'Diario de un ministro. De la tragedia del 11-M al desafío independentista catalán'.

José Bono en la presentación de su libro en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis José Bono en la presentación de su libro en una imagen de archivo (Gtres)

Operaciones estéticas

Desde que salió definitivamente de la prisión de Alcalá de Guadaíra tras cumplir condena por blanqueo de capitales en febrero de este año, Isabel Pantoja no ha tenido aún ninguna aparición pública. Se reserva para su gran exclusiva y de ahí que esa primera aparición de la que aún no se sabe fecha la esté preparando al milímetro. Su paso por el quirófano para arreglos estéticos no relacionados con sus antiguos problemas de salud, más sus clases de canto, más los ejercicios con su foniatra son algunas de las cuestiones importantes relacionadas con su vida profesional en este momento.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon