Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Papá Noel regala un título a cada uno de los hijos del duque de Alba

Vanitatis Vanitatis 23/12/2015 Jose Madrid

Esta Navidad, la saca de Papá Noel llega más cargada que nunca a la Casa de Alba. Según publicaba el BOE el pasado mes de noviembre, Carlos Fitz-James, actual duque de Alba, ha otorgado a dos de sus hijos, Fernando y Carlos, los títulos de duque de Huéscar y conde de Osorno respectivamente. La sucesión se hizo pública en el Boletín Oficial del Estado el pasado 25 de noviembre y se hacía efectiva en 30 días, es decir, esta misma semana. En el primer caso, la sucesión tiene que ver con una tradición de los Alba, aquella que dictamina que el heredero vaya cediendo algunos de sus títulos poco a poco y en vida. Vanitatis se ha puesto en contacto con la Casa de Alba, pero desde su departamento de prensa aseguran que no tienen “nada que añadir” al hecho de la cesión de ambos títulos.

A lo largo de estos treinta días desde que se produjo la cesión, ha habido un plazo abierto por el cual cualquier persona podía poner oposición razonada a ambos nombramientos pero, tal y como era de esperar, todo ha seguido su curso con normalidad y, desde esta Navidad, Fernando será el nuevo duque de Huéscar y Carlos el nuevo conde de Osorio.

Dos jóvenes poco conocidos 

Fernando Fitz-James Stuart y Solís-Beaumont (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Fernando Fitz-James Stuart y Solís-Beaumont (Gtres)

A sus 25 años, Fernando era el nieto favorito de la duquesa de Alba. Tal veneración sentía por él doña Cayetana que fue elegido para heredar el palacio de Dueñas, una de las posesiones más codiciadas de la fallecida duquesa. Como futuro duque de Alba, el joven heredará unos 50 títulos legales, incluyendo nueve ducados, 30 propiedades y colecciones de arte de valor incalculable. Joven, educado y guapo, la revista francesa 'Point de Vue' lo incluyó, hace casi dos años, entre los 40 mejores partidos del planeta. Licenciado en Marketing y Bachelor of Laws en la Universidad de Londres, su educación cosmopolita se complementa con un carácter tímido y reservado que no le impide ser una presencia habitual en la Semana Santa de Sevilla, una de las pasiones que compartía con su fallecida abuela.

Por su parte, Carlos es algo más desconocido entre los círculos nobiliarios, aunque igual de discreto que su hermano. A sus 23 años también ha recibido una educación cosmpolita y aseguran que sabe guardar un segundo plano con respecto a su hermano. El título de conde de Osorno que ostentará a partir de esta semana existe desde 1675 y siempre ha pertenecido a la Casa de Alba. A partir de esta Navidad, será él el depositario del mismo y puede que eso lo convierta en un nuevo foco para una prensa que no ha prestado, hasta el momento, excesiva atención a este joven y a su hermano, siempre herméticos y alejados de un foco mediático que siempre ha pesado sobre los Alba.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon