Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pedro Sánchez quema su penúltimo cartucho ante Pablo Motos en 'El Hormiguero'

Vanitatis Vanitatis 08/12/2015 Carmen Raya

Pedro Sánchez ha acudido al programa de Pablo Motos, 24 horas después de protagonizar junto a Soraya Saénz de Santamaría, Pablo Iglesias y Albert Rivera el debate a cuatro que se emitió en la misma cadena. El líder de los socialistas ha llegado a este formato con la necesidad de demostrar que tiene los argumentos y el carisma necesarios para ser el próximo inquilino de La Moncloa. Demasiada presión para un Sánchez que fue, según la gran mayoría, el perdedor del debate a cuatro.

Al político se le ha acusado de no haber sabido convencer y de estar en sus horas más bajas. Tanto es así que Mariano Rajoy, en sus primeras declaraciones tras celebrarse el debate a cuatro, daba por terminada la 'etapa Sánchez': "Que pasen una etapa tranquilos y organizándose bien, viendo como pueden organizar las cosas mejor en el futuro". Así pues y con todo en su contra, Pedro Sánchez se ha enfrentado a las hormigas de Motos con el hormigueo de su reciente derrota televisiva.

Evita hablar de derrota atacando a Iglesias y Rajoy

Pablo Motos ha empezado fuerte la entrevista dejándole claro a Sánchez que "la mayoria de los medios dijeron que tú no aprovechaste la oportunidad de remontar en el debate a cuatro y que Pablo Iglesias fue el claro vencedor según todas las encuestas". Un primer revés que Pedro esquivó, comparando el debate a cuatro con un 'reality': "No es MasterChef, lo importante es participar y hacer balance de las propuestas". Además, aprovechó para desviar la atención hacia Rajoy: "Hay que analizar la ausencia del presidente del gobierno". En cuanto a la victoria que le atribuían los medios de comunicación a Iglesias, Pedro sentenció con un "Pablo es un buen crítico que acepta mal la crítica y ni él mismo se ve como presidente del gobierno". 

Pedro Sánchez en 'El Hormiguero'. © Proporcionado por Vanitatis Pedro Sánchez en 'El Hormiguero'.

Sin embargo, quiso incidir de nuevo en el tema de la no participación de Mariano Rajoy: "Me parece un desprecio hacia los españoles y hacia la democracia". Pablo Motos, bastante crítico con la actuación de Sánchez en dicho debate se atrevió a decirle: "Rajoy os está ganando sin hacer nada". En cuanto al cara a cara que tendrán el presidente del gobierno y el líder socialista el próximo lunes, Sánchez ha solventado la pregunta con humor: "Como se monte un fin de semana largo, no aparece". Además, aseguró que Mariano Rajoy es un experto en "escaquearse".

Ciudadanos es el "nuevo PP" e Iglesias es "comunista"

Aunque con mucha mano izquierda, el presentador ha puesto contra las cuerdas a Pedro Sánchez en varios momentos de la entrevista. "Muchos dicen que Albert Rivera está por encima de Pablo Iglesias", afirmó Motos. "Puede ser", replicó el líder del PSOE. "Y algunos opinan que incluso por encima de ti", sentenció el presentador. Algo que dejó de piedra a Sánchez. 

La conversación giró de nuevo hacia los líderes de Ciudadanos y de Podemos. Sobre ellos, Pedro aseguró que el partido de Albert Rivera está compuesto "por las nuevas generaciones del PP" y que Pablo Iglesias debería "salir del armario y decir que es comunista".

Pedro Sánchez en 'El Hormiguero'. © Proporcionado por Vanitatis Pedro Sánchez en 'El Hormiguero'.

"España necesita un cambio y somos los únicos que podemos garantizarlo", repetía sin cesar un Pedro Sánchez que parecía quedarse sin argumentos y que titubeaba por momentos. De hecho, Pablo Motos le advirtió de que se habían metido en un círculo vicioso y que llevaban hablando del mismo tema demasiado tiempo sin llegar a una conclusión.

¿Llevará a cabo la reforma laboral?

Pedro Sánchez aseguró que los trabajadores vivirían muchísimo mejor con el partido socialista. Algo que no llegó a convencer al presentador porque en varias ocasiones le dijo: "Lo que tú planteas son deseos, pero tal y como están las cosas, ¿qué vas a hacer tú sobre el terreno?". Otro revés que Sánchez quiso solventar poniendo como ejemplo a Dinamarca."¡Pues vayámonos todos allí! Porque todos los políticos no paran de hablar de Dinamarca", le replicó muy indignado el presentador. Momento en el que unas tímidas risas inundaron el plató y Pedro intentó mantener la compostura y seguir con su discurso.

Pedro Sánchez en 'El Hormiguero'. © Proporcionado por Vanitatis Pedro Sánchez en 'El Hormiguero'.

Estado laico si gana las elecciones y un no a las drogas

"Voy a denunciar los acuerdos con la Santa Sede y a hacer un estado laico", zanjó tajante Pedro en un bloque de preguntas muy corto sobre la religión y las drogas. En cuanto a la legalización de la marihuana, Pablo le preguntó su opinión al respecto ya que había hecho lo mismo con Albert Rivera y Pablo Iglesias cuando acudieron a 'El Hormiguero': "Yo creo que no habría que legalizarlas, pero me comprometo a abrir el debate". Un nuevo 'Matrix' que se marcó Sánchez en una noche en la que no quiso pillarse los dedos y lo dejaba todo en manos del compromiso y de las futuras negociaciones.

Pedro Sánchez durante su intervención en 'El Hormiguero'. © Proporcionado por Vanitatis Pedro Sánchez durante su intervención en 'El Hormiguero'.

Terminado el bloque serio de la noche, Pedro Sánchez parecía sentirse más cómodo. Sentado todavía en la mesa se enfrentó a la divertida sección de las hormigas y, ya de pie, se rió con la magia de Jandro y se entretuvo con Marron y sus experimentos. Sin embargo, Pablo aprovechó para lanzarle alguna que otra pulla: "El 20 de diciembre es la fecha de las elecciones más reñidas de la historia". "Y también de las más apasionantes", replicó Sánchez.

Pablo Motos, crítico y muy duro

El presentador no dio tregua a Pedro Sánchez y lo puso contra las cuerdas en varias ocasiones. Fue inflexible, se mostró impaciente por conocer las respuestas, no se mostró condescendiente y le instó a que fuera al grano en varias ocasiones. Algo que las redes sociales también observaron. De hecho, muchos internautas se quejaron en Twitter del trato desigual que Pablo da a sus invitados dependiendo de qué partido sean.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon