Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Qué hacen los maquilladores cuando la novia se levanta con mala cara

¡Hola! ¡Hola! 10/02/2016 hola
© Proporcionado por Hola

Después de lo que parece una eternidad, llega por fin el gran día: te levantas, te miras al espejo y... ¡horror! Los nervios y la falta de sueño han decidido pasar factura en el peor momento posible. Si hay una pesadilla beauty con la que sueñan de manera recurrente muchas novias es la de levantarse con mala cara en el día de la boda. Especialmente cuando se presentan los tres enemigos comunes del maquillaje: ojeras, granitos y un desequilibrio de la piel, ya sea porque está apagada o porque aparecen brillos repentinos por culpa de los nervios.

VER GALERÍA

"A todas las novias les suelo recomendar lo mismo, precisamente por esto: que la noche anterior hagan uso de una mascarilla facialpara evitar que la piel esté cansada o que salgan alteraciones de último minuto", explica Yolanda Blasco, una de las make up artists de Bobbi Brown, que no sólo maquilla a las novias y a las celebs del front-row de los desfiles de Pronovias, sino también a novias 'reales', de carne y hueso. "Estos tratamientos de noche aportan luminosidad, hacen que la piel esté un poquito más oxigenada, y compensan de antemano esas imperfecciones. Si desde la noche anterior tratas la piel, rehidratándola y reequilibrándola, es probable que te levantes con la cara un poco mejor. Si te levantas con ojeras o un granito... a nivel de tratamiento ya no se puede hacer nada, porque esa imperfección ya ha aparecido. Y ahí está la labor del maquillador para intentar cubrir esas imperfecciones lo maximo posible".

La mañana de la boda es un momento de muchos nervios, que se agudizan si encima tenemos que vérnoslas con una emergencia beauty con la que no contábamos. "Es muy importante hacer ver a las novias que no deben preocuparse en extremo. Que estén relajadas, aunque tengan más ojeras de lo normal. Lo último que queremos es que la novia esté pensando en esas cosas en este día". Una práctica habitual es que la novia tenga a mano los mismos productos de maquillaje que se han utilizado para crear su look o corregir imperfecciones, ya sea porque los compra ella de antemano, o, si tiene confianza con el estilista, se los preste para solventar el día. "Si por ejemplo tenemos una novia que viene a hacerse una prueba a Bobbi Brown, trabajamos con ella ciertos productos, le detallamos todo lo que se ha usado, y si se cierra ese look, se le aconseja llevárselos a casa directamente. Después en el mismo día de la boda, el equipo que se desplaza a su casa trae exactamente el mismo maquillaje que se usó en las pruebas, y ella ya tiene listo el suyo propio para los retoques". Lo mismo si la prueba de maquillaje se realiza en casa con una maquilladora freelance: los productos se prueban, se comparan y al final se hace una pequeña selección de imprescindibles, para que la novia pueda retocarse en momentos puntuales.

SOLUCIONES DE MAQUILLAJE EXPRÉS

"Lo más habitual en estos retoques suelen ser los polvos compactos, con una textura muy suave, que sirvan para quitar los brillos. También un corrector específico para corregir cualquier granito que haya podido aparecer. Un bronceador, dependiendo del tipo de piel, que permita subir el tono. Y un iluminador para las ojeras, que sirva para refrescar la mirada a lo largo de todo el día, y que se aplica sobre la corrección de ojera que haga el profesional".

La manera en que se maquillan los labios es un capítulo aparte, ya que a menudo necesitan retoques más frecuentes, especialmente después de besar a mucha gente o brindar. "La barra de labios, o el brillo, dependendiendo de lo que se haya utilizado, sería otro producto básico", puntualiza Yolanda. Los labios, explica, tienden a resecarse y agrietarse, dependiendo de factores ambientales como la época del año, los nervios o si nos mantenemos lo bastante hidratadas. Éste puede ser otro síntoma de 'mala cara' pre-boda, que puede prevenirse con poca antelación. "Cuando haces un maquillaje bonito, si el labio está cuarteado no se ve igual. Yo aconsejo que se hagan una exfoliación en los labios, ya sea con un producto específico o con un remedio casero". Por ejemplo, el viejo truco de frotar el labio con un cepillo de dientes suave o una toalla húmeda para eliminar pielecitas, aplicando después un bálsamo hidratante. "Son pequeños remedios que se pueden hacer en casa, y que hacen que a la hora de maquillarlo, el labio esté más jugoso y el labial quede más bonito. Funcionan todas las veces, siempre que el labio esté deshidratado o reseco".

Lo mismo se aplica al maquillaje de ojos que lleve la novia: también suelen recomendarse los retoques a lo largo de todo el día, sobre todo si se ha hecho especial hincapié en la corrección de las ojeras. La gran mayoría de productos profesionales que se utilizan en las novias de hoy son waterproof, es decir, resistentes a las lágrimas, tanto las prebases como las sombras, el eyeliner y la máscara. "Si eres una novia un poco 'llorona' y ya sabes que vas a emocionarte mucho, es aconsejable que también se tengan cerca al menos la máscara y el lápiz, para que puedas retocarte de vez en cuando, y prevenir que el maquillaje que ha hecho el profesional se estropee".

Un último consejo para prevenir la mala cara en el día B: "¡que se vayan a dormir pronto la noche anterior!"

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon