Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Richard Cabral: Haber sido pandillero me enseñó a sobrevivir en Hollywood [ENTREVISTA]

Variety LatinoVariety Latino 15/04/2016 Karla Figueroa
© Provided by Variety Latino

Estamos acostumbrados a ver programas de televisión que presentan a las pandillas como algo interesante y, en la mayoría de las casos, lo hacen de un modo que no concuerda con la realidad.

Richard Cabral está listo para presentar lo que realmente significa ser parte de una pandilla en el Este de Los Ángeles. Para ello, el actor de origen mexicano le contará al público lo que es vivir en un lugar que se ha dado a conocer por la presencia de pandillas como Clicka Los Primos, King Kobras y Juárez MaraVilla, por solo nombrar algunas.

Este escritor y actor —quien recibió una nominación al Emmy por su participación en la serie American Crime— creció entre pandillas en la ciudad de Los Ángeles, lo que lo coloca como la persona indicada para presentar una historia real sobre este mundo.

A los 13 años Cabral estuvo preso por robar una cartera. A los 15 ya era un adicto al crack, y no pasó mucho tiempo para que regresara a prisión, a cumplir una pena de siete años, por cometer un asalto a mano armada. Este viaje lo ha preparado para llevar a las tablas un monólogo sobre su vida sin ningún tipo de tapujos.

Fighting Shadows es el nombre del show que Cabral presentará desde este viernes 15 de abril en The Rosenthal Theater de Los Ángeles, California. Es por ello que el artista habló con Variety Latino sobre lo que se puede esperar de esta presentación y lo que ha significado para él haber pasado más de la mitad de su vida rodeado de violencia.

Variety Latino: Cuéntanos un poquito sobre Fighting Shadows

Richard Cabral: Es más o menos la historia de mi vida, pero además de eso, es la historia de muchos latinos y latinas. Es la historia de lo que realmente sucede en las calles de Los Ángeles. Yo vengo de una familia que está envuelta en pandillas y en violencia desde los años 70, y eso es lo que voy a contar. Realmente pienso que esta es de las historias más reales sobre Los Ángeles desde la perspectiva de los latinos.

A mí me hubiese encantado tener un mejor mentor cuando era pequeño. Un role model que me dijera la verdad y que me contara en lo que me estaba metiendo, pero no lo había. Por esa razón estoy haciendo esto, ahora yo puedo ser ese mentor.

VL: ¿Por qué dices que nunca se ha contado esta realidad de la manera en que tú lo harás?

RC: Creo que nadie que haya salido de una vida como la mía, haya terminado siendo un actor o escritor profesional. Ahora, cuando yo estoy hablando de “la vida” estoy hablando del Este de Los Ángeles, de donde mi familia proviene. Sin embargo, por muchos años, hemos visto a estos personajes retratados [en programas televisivos] y yo, como un hombre que ha estado en las calles, sé que la historia no ha sido contada correctamente.

Esto no se trata de contarla solamente para que la gente sepa la verdad, quiero hacerlo para que se sepa que podemos cambiar nuestras vidas. Esta no es una historia para hacer que las pandillas y lo que pasa en la calle se vea como algo interesante o atractivo. Esta es una historia que explica por qué nos convertimos en lo que nos convertimos.

VL: Entonces quiere decir que los shows sobre pandillas que vemos en la televisión no son del todo reales… 

RC: Yo sé que no son reales, estos shows tienen a un hombre o a una mujer escribiendo sobre algo que nunca han vivido. Además, muchos de estos programas tratan de embellecer [lo que es ser parte de una pandilla], pero eso pasa porque realmente no saben lo que está sucediendo. Tratan de hacerlo ver cool, pero no saben lo que eso subconscientemente le está haciendo a los niños. No se dan cuenta de que los jóvenes con problemas, se convierten en adultos con problemas.

No porque hablas con alguien significa que lo entiendes, realmente tienes que vivir algo para poder describirlo de la manera correcta, y eso es lo que siento que estoy haciendo con este espectáculo. Al final del día lo que hago es ofrecerle esperanza a la gente; esto es una oportunidad para ofrecerle esperanza a niños inocentes. 

VL: Hablas de esperanza y me viene a la mente el panorama político que se vive en Estados Unidos. Este es un momento en el que todos los latinos necesitan eso, ¿no crees? 

RC: Totalmente, pero yo no soy un hombre político. Lo que sé hacer es contar historias. Yo siento que estas historias vienen desde un lugar tan real que pueden cambiar vidas. El arte cambió mi vida. Yo no sabía que iba a ser un artista hasta que cumplí 25 años. Antes de eso yo era miembro de una ganga y estaba en prisión. Cuando el arte llegó a mi vida me di cuenta para lo que estaba destinado. Creo que si puedo enviar ese mensaje, entonces estoy haciendo un buen trabajo.

VL: ¿Aún sigues relacionado con pandilleros?

RC: Mi familia viene de las pandillas. Así que si ahora mismo me preguntas: “¿aún estás involucrado con las gangas?” La respuesta es que sí. Son mis amigos, es la única gente que yo conozco. Ellos son mi familia. Así que claro que continúo involucrado, pero en vez de hacerlo de una manera negativa, le saco lo positivo.

Si vas a las calle donde yo crecí, te das cuenta de que ahí la gente sabe que yo soy el muchacho que lo logró; que soy el que, luego de ir a prisión, pudo cambiar su vida. Eso me da poder porque ahora ellos piensan que si yo lo pude hacer, ellos también. Por eso es que sigo formando parte del barrio y de los chicos de la calle, porque quiero que esta gente tenga esperanza. Y por eso es que estoy haciendo Fighting Shadows. He rechazado trabajos y a la industria de Hollywood por los últimos cuatro meses porque quiero presentar esta historia. A mí no me mueve el dinero, a mí me mueve el ofrecerle a las personas una historia real.

VL: Si pudieras retroceder el tiempo, ¿evitarías formar parte de una pandilla? ¿Cambiarías algo en tu vida?

RC: No cambiaría ni una sola cosa. Esto no se trata solo de la vida en la calle, se trata de que tuve una vida muy dura. Yo tenía que sobrevivir de la misma manera que hay que hacerlo en Hollywood. Para poder estar en la industria tienes que tener el cuero duro y por eso yo no cambiaría nada. Aprendí a sobrevivir cuando fui a la cárcel a los 13 años. Por esas enseñanzas he sido capaz de hacer lo que hago hoy en día. No es fácil para nadie treparse solo en un escenario, pero yo creo que si he pasado por tanto en la vida, puedo contar mi historia solo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Variety Latino

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon