Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sabemos dónde comieron Isabel Preysler y Vargas Llosa

Vanitatis Vanitatis 10/06/2015
© Vanitatis

El pasado lunes Vanitatis recibe una información que hasta este miércoles no había tomado forma. Una llamada informa a este medio de que Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa estuvieron almorzando el día anterior (domingo) en el Hotel Eurobuilding de Madrid ante la mirada atónita de todos los presentes. El testigo presencial relata que en esta cita la pareja mantuvo una conversación de lo más distendida con gestos de complicidad que delataban su buena conexión. También señala que una vez en la calle, al verse sorprendidos por varios fotógrafos, la pareja trató de abandonar las inmediaciones del local lo más rápido posible.

Es de sobra conocida la amistad que la socialite y el escritor mantienen desde hace tiempo. De hecho, el Premio Nobel estuvo en la capilla ardiente de Miguel Boyer consolando a su viuda cuando esta atravesaba sus horas más bajas. Por eso, porque su amistad no hubiese sido noticia, no ha sido hasta este miércoles cuando aquel encuentro en el Eurobuilding ha cobrado mayor trascendencia.

En su último número, la revista ¡Hola!, con quien Isabel Preysler mantiene una estrechísima relación, lleva a portada la imagen de aquella cita -o podría ser otra, puesto que no se indica dónde se celebró-. Lo hace bajo el titular de “almuerzo para dos”, dejando entrever que hay algo más que una simple amistad al utilizar frases como “su amistad se ha estrechado últimamente”, además de recalcar que ambos no tienen pareja, pues ella enviudó en septiembre de 2014 y él se ha separado de su segunda esposa, Patricia Llosa, según informa la citada publicación. “Las circunstancias de sus vidas han hecho que su amistad se haya afianzado”, señala la revista de cabecera de Isabel, que de no ser cierto podría enfadar mucho a la embajadora de Porcelanosa.

Cita en Buckingham Palace

Una Isabel que, como es lógico, aprovecha su buena sintonía con su revista de cabecera para promocionar varios eventos de Porcelanosa como el último celebrado en el Palacio de Buckinhgan, donde se produjo de nuevo el encuentro entre la filipina y el autor peruano.

Allí, ella acudió como embajadora de Porcelanosa y Vargas Llosa invitado por el príncipe Carlos de Inglaterra, quien compartió mesa y mantel con la pareja durante la cena de gala celebrada en la residencia de la Reina Isabel.

Según apunta ¡Hola!, ha sido la reciente pérdida de Miguel Boyer lo que ha propiciado que la amistad entre Isabel y Mario se haya estrechado en los últimos meses. Ella, tras permanecer varios años al lado de su marido ayudándole en su recuperación del derrame cerebral que sufrió en 2012, enviudaba en septiembre de 2014 y para superar aquel amargo trance contó con el apoyo de sus principales amistades, entre ellas, la de Mario.

El escritor, por su parte, se encuentra, al parecer, separado de su segunda esposa, su prima Patricia Llosa, cuya relación ha sido siempre motivo de especulaciones por presuntas infidelidades de ambos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon