Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Samantha Villar pierde la batalla judicial con Carlos Mattos, el amigo de Marichalar

Vanitatis Vanitatis 11/12/2015 Ana Sánchez Juárez

Carlos Mattos, con su ahora exmujer, Loretta, y Jaime de Marichalar en Cartagena de Indias (Colombia) © Proporcionado por Vanitatis Carlos Mattos, con su ahora exmujer, Loretta, y Jaime de Marichalar en Cartagena de Indias (Colombia) Fue en el programa '21 días' que presentaba y coprotagonizaba la polémica periodista Samantha Villar. Era 2011 y el programa se tituló '21 días de vida de lujo' y allí pudimos ver cómo era la (ostentosa) vida de uno de los hombres más influyentes de Colombia, Carlos Mattos Barrero, que mostraba su isla caribeña privada, su residencia en Cartagena de Indias y lindezas de su jet privado como sus inodoros forrados de cuero o sus apliques en oro macizo. Mattos aparecía junto con su entonces mujer Loretta, de la que luego se divorció en 2014, y sus dos hijos.

El demante denunció a Mediaset Bocaboca Producciones por difundir el programa, ya que "aunque en un principio lo autorizó, luego pidió que no se emitiera". La cadena lo hizo hasta ocho veces. Y aunque nunca se llegó a emitir en Colombia, donde las plumas más afiladas de la prensa nacional cargaron contra él, los abogados de Mattos pidieron 250.000 euros por daños y perjucios e intromisión al honor y a la intimidad. También denunció a cada uno de los columnistas que se mofaron de su riqueza. Ahora la Sala Primera del Tribunal Supremo le da la razón y condena a las productoras del mencionado programa a pagar al magnate 60.000 euros. Una cantidad nimia para un millonario, pero ahí queda.

La sentencia aclara que el empresario colombiano incluso se ofreció a hacerse cargo del gasto del capítulo, que superaba los 112.884 euros, según estimó la propia productora: "Que la grabación del reportaje obedeció a un acuerdo entre Bocaboca Producciones y don Carlos Mattos Barrero; que éste, al amparo de la previsión legal del artículo 2.3 de la Ley Orgánica 1/1982, revocó su consentimiento a la difusión de la grabación, así como que lo hizo en tiempo oportuno y ofreciendo correr con los gastos de la grabación, puntualizando que el acuerdo alcanzado era gratuito, sin mediar contraprestación". El varapalo también es para Macarena Rey, entonces directora de producciones Bocaboca Producciones y actual cara de Shine Iberia, que lleva producciones tan exitosas como Masterchef.

Afitrión de lujo de la boda de Fiona Ferrer y Jaime Polanco

Poco sabemos de la vida de lujo de este rico colombiano en nuestro país. En España no solo el exmarido de la Infanta Elena es su amigo. Don Jaime de Marichalar acudió puntualmente al evento Yacht Center en Cartagena de Indias hace un par de años y es un habitual de las cenas en Madrid del magnate. También hemos podido ver a Mattos en los eventos más VIP con Rafael Medina, Cristina Macaya o Fiona Ferrer, exmujer de Jaime Polanco, en cuyo enlace en 2009 con el sobrino del fallecido editor Loretta, la ahora exmujer de Carlos Mattos, fue testigo. Precisamente el entonces matrimonio formado por Carlos Mattos y Loretta agasajaron semanas antes del enlace de Fiona Ferrer en Tenerife a la futura pareja con una gran cena en su casa de Madrid.  Entre los asistentes, figuraron Paloma Cuevas y Enrique Ponce, Miguel Báez ‘El Litri’ y su mujer, Adriana Carolina Herrera, Ana Rosa Quintana y su marido, Juan Muñoz, Ágatha Ruiz de la Prada, Carla Royo-Villanova, Marisa Jara, Cari Lapique, Nicolás Vallejo-Nágera,Nuria González y Genoveva Casanova.

El divorcio de Carlos Mattos con el gigante coreano Hyundai © Proporcionado por Vanitatis El divorcio de Carlos Mattos con el gigante coreano Hyundai

La suerte le abandona

© Externa Despúes de 23 años siendo el importador oficial de Hyundai en Colombia, este octubre el millonario Carlos Mattos tuvo que decir adiós al lucrativo negocio sobre el que cimentó su imperio. A Carlos Mattos la suerte comenzó a sonreírle durante el Gobierno de César Gaviria. Hasta entonces era un empresario vallenato de una familia acomodada que terminó sus estudios de Economía en Estados Unidos. Pero en 1991, cuando tras un viaje a Corea conoció a Chung Mong Koo, el presidente a nivel mundial de Hyundai, y lo invitó a conocer el país y su entorno personal, Mattos cerró el negocio más importante de su vida: la exclusiva para importar vehículos Hyundai en Colombia, un país donde nadie conocía la marca. El acuerdo fue una verdadera mina de oro que le permitió darse unos lujos como tener un jet privado,ese que mostró Samantha Villar con inodoros de cuero, y residencias en Baru, Cartagena, Barranquilla, Bogotá e incluso en Madrid. Unos lujos plasmados en el programa '21 días' y que tantas críticas suscitaron en su país y que pasaron tan desapercebidos para la opinión pública española.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon