Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Se casa Paola Zóbel, heredera de la saga millonaria fundadora de Sotogrande

Vanitatis Vanitatis 20/08/2016 Ana Sánchez Juárez

Si usted pensaba que la única familia filipina famosa asentada en España era la saga de Isabel Preysler, con permiso de las acaudaladas hermanas 'wedding planners' Paula y Marina Herrera Soriano, yerra por completo. El próximo día 30 de agosto podría ser un martes cualquiera de final de mes. Pero no lo es. A las seis de la tarde en la sencilla Iglesia de la Merced de la exclusiva urbanización gaditana de Sotogrande, perteneciente al municipio de San Roque, se darán el 'sí quiero' la nieta del fundador de tan codiciado enclave: Camila Paola Zóbel con el joven argentino polista Santiago Laborda, su novio de toda la vida. Ella es hija de Ignacio Zóbel Urquijo, cuyo padre, el filipino Enrique Zóbel, EZ, pergueñó en los años sesenta este discreto paraíso para millonarios junto con el norteamericano de origen filipino Joseph McMicking, y dueño del Club de Polo Ayala, al que pertenece el novio. Todo con una premisa: la discrección, algo que va en el ADN familiar. 

Cerca de 500 invitados serán los testigos de un evento que congregará a la jet set internacional, fortunas árabes, filipinas, americanas, argentinas y españolas se darán cita en este enlace del que posiblemente veremos fotos en el 'Hola!' de Filipinas, ya que la bellísima madrede la novia,Maricris Cárdenas, es además de exmodelo, la editora de esta publicación en las islas desde septiembre de 2013. Allí (en el archipiélago asiático) Fabiola y sus hermanos –Bianca, Jacobo, Natalia y Rocío–​ son verdaderas celebridades, ya que el padre figura en el puesto 21 de la lista 'Forbes' del país asiático con cerca de 870 millones de dólares. La boda de su hermana Bianca fue cubierta por la prensa filipina como si de una royal se tratase. Eso sí, no busquen aires de grandeza ni en Paola ni en sus hermanos. La ostentación no va con esta familia.

De izda a dcha: Íñigo Zóbel, Maricris Cárdenas y su hija Bianca, el día de su boda © Proporcionado por Vanitatis De izda a dcha: Íñigo Zóbel, Maricris Cárdenas y su hija Bianca, el día de su boda

Los Zobel Urquijo han heredado la fortuna de su tía Mercedes, la esposa de Joseph McMicking. Siempre según Forbes, ambos participan de Ayala Corporation, un conglomerado empresarial fundado por los Ayala y los Roxas en Filipinas. Este grupo empresarial es propietario del Banco de Filipinas, tiene empresas de telecomunicaciones y de automoción con marcas como Honda o Volkswagen Filipinas, entre otras sociedades.

El día que Freddy paró su moto a orillas del Guadiaro

Que esa poderosa familia filipina recalase en Sotogrande tal vez es porque el militar McMicking era nieto de un naviero gaditano. Un pariente suyo, Freddy Melián Zóbel, recorrió en moto la costa buscando un lugar para instalar una oasis para millonarios. La casualidad le llevó a pararse en una finca a orillas del río Guadiaro, con agua en abundancia y cerca de la Marbella, que estaba creando Alfonso de Hohenlohe y a un paso de Gibraltar con su aeropuerto y su fiscalidad. A la compra de la finca Paniagua se sumaron otras. Siempre con el beneplácito de Francisco Franco. McMicking y sus sobrinos Jaime y Enrique Zóbel reunieron un grupo de inversores entre los que figuraban Jaime Ortiz Patiño, el rey del estaño; el comerciante de diamantes Phillip Oppenheimer y el director de Nestlé Helmut Maucher. La cosa empezó por la Finca Paniagua y el resultado es lo que ven hoy: lujo y discreción a media hora de la bulliciosa Marbella.

Vista aérea de Sotogrande y la desembocadura del río Guadiaro © Proporcionado por Vanitatis Vista aérea de Sotogrande y la desembocadura del río Guadiaro

McMicking se aseguró de crear una de las comunidades más exclusivas del mundo, que nació como una pequeña comunidad de propietarios de 'alto standing' formada sobre todo por filipinos, belgas, austriacos y franceses y donde la presencia española era escasa, con familias como los Vallejo-NájeraÁlvarez Guerra Benjumea, entre otras. Pronto llegaría, además, el polo, que trajo de Filipinas Enrique Zóbel, creando la antigua y legendaria cancha de la playa que tan buenos recuerdos dio a los primeros residentes de Sotogrande, amantes, todos, del deporte y la vida familiar (VIP). 

Mansión en construcción y pasaporte patrio

Pero volvamos al enlace. Ya que el polo les unió (Paola es también una consumada amazona) la boda gira entorno a este deporte. El banquete tendrá lugar en el Cancha II, un restaurante situado, como no podía ser de otra manera, en las canchas de polo de San Enrique de Guadiaro, que gestiona la novia y que tiene como especialidad el asado argentino, que ella conoce bien ya que pasa parte de año en entre ese país, Estados Unidos, Flilipinas y España. Paola que figura en el registro mercantil como vicepresidenta de los negocios parternos, tiene otros dos restaurantes en la zona, uno en Torreguadiario y el tercero, junto al más famoso Trocadero en Sotogrande.  Porque si en algo tiene formación la discretísima Paola es en empresas: es Licenciada en Finanzas y Económicas por laUniversidad Vrije de Bruselas y realizó un postgrado en en la Universidad de Navarra en esa misma especialidad. Su cada vez más actividad en la zona han puntuado para que la joven consiga la nacionalidad española antes de convertirse en una mujer casada. 

Paola Zóbel, radiante en uno de los locales que regenta en Sotogrande © Proporcionado por Vanitatis Paola Zóbel, radiante en uno de los locales que regenta en Sotogrande

El enlace se podría haber celebrado en la ermita de nuestra señora de la Mercedes de la mítica Finca Paniagua, cuyo nombre (el de la iglesia) hace alusión a Mercedes McMiking, de soltera Mercedes Zóbel. Pero por ser lugar de pequeñas dimensiones se optó por el nuevo templo de Nuestra Señora de la Merced. La pareja está combinando los preparativos del enlace con la construcción de su casa en San Enrique de Guadiario. "Las fortunas de verdad no están en Sotogrande, sino en las fincas adyacentes", afirman fuentes cercanas a la pareja. Por cierto, este año el Torneo de Polo del Santa María Polo Club, que celebra su 45 edición, acaba antes de final de mes, como lo viene haciendo tradicionalmente. Dicen que para que no coincidiera con la boda de Paola. 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon