Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Seis 'looks' icónicos que nos seguimos poniendo hoy

¡Hola! ¡Hola! 14/01/2016 hola

© Proporcionado por Hola

Bellas, camaleónicas, con carisma... y muchas de ellas adelantando tendencias desde hace décadas, mucho, muchísimo antes de verlas en nuestros armarios. Las mujeres más icónicas del siglo XX ya se encargaron de definir qué sería lo que llevaríamos (y cómo lo llevaríamos) con años de adelanto, y desde entonces la moda no ha hecho más que reciclarse, hasta el punto de que a veces se nos olvida que lo que llevamos hoy, ya lo llevaron ellas. Aprendemos de los grandes iconos cómo llevar seis de las tendencias más famosas de todos los tiempos.

VER GALERÍA

MARILYN MONROE Y EL ABRIGO SOBRE LOS HOMBROS

Cuando las chicas del fashion pack van a los desfiles de la semana de la moda con el abrigo colocado sobre los hombros, el look se considera un truco exprés, con su propia categoría de hashtag en Instagram. Pero no fueron ellas quienes lo inventaron: buscando en los archivos históricos de cómo llevar un abrigo con estilo, nos hemos encontrado esta instantánea de Marily Monroe, aterrizando en el aeropuerto de Londres junto al escritor Arthur Miller en 1956, y haciendo exactamente lo mismo.

Las prendas de abrigo que se colocan de esta manera como si fueran una capa, sin hacer uso real de las magas, han sido uno de los trending topic en moda de los últimos años, porque convierten a la cazadora o chaqueta en un accesorio. Se lo hemos visto a Jourdan Dunn, Alexa Chung, Naomi Watts, Chrissy Teigen, Poppy Delevingne... y prácticamente cada una de las chicas-it de la moda, que han acabado 'fichando' esta tendencia más tarde o más temprano. La primera de todas: Marilyn.

VER GALERÍA

JACKIE KENNEDY Y LAS BOTAS A LA RODILLA

La bota a la rodilla, o bota ecuestre, es más difícil de llevar que el botín tobillero porque el corte rompe con las proporciones de las prendas cuando el largo de la falda y el alto de la bota no coordina, y hay que respetar un largo de unos tres o cuatro dedos entre el bajo y el inicio del zapato para que uno no colisione con la otra. A las chicas de la moda las hemos visto haciendo uso de esta fórmula matemática a lo largo de toda la temporada de otoño; nada destacable si tenemos en cuenta que ya la dominaba con soltura Jackie Kennedy en un paseo por París en 1970, con un dress-coat con botas de ante, gafas de sol de Nina Ricci y bolso de Gucci.

VER GALERÍA

KATHARINE HEPBURN Y LOS PANTALONES 'PALAZZO'

Cualquier amante del cine que se precie sabe que Katharine Hepburn fue una adelantada a su época, que no sólo brilló como un camaleón en la gran pantalla, sino que fue de las primeras actrices en mostrar su amor por los deportes (existen imágenes suyas sobre un skateboard y jugaba al tenis y al golf), y explorar el armario masculino sin complejos, muchísimo antes de que los boyfriend jeans fuesen tan siquiera un proyecto de idea. Lo que para la época estaba en las antípodas del glamour, con un personalidad enigmática y muy privada que ella subrayaba con prendas casuales muy distantes de las de sus congéneres (adiós vestidos, hola pantalones), hoy se vería como una lección de estilo, que incluiría uno de los diseños de pantalón al que más bombo se ha dado en los últimos años: el palazzo, el de la imagen visto durante el rodaje de 'Historias de Filadelfia' en 1940, con cinturilla alta, diseño pinzado en color claro, y combinado con una camisa oscura.

En la imagen: pantalones de crepe de pata ancha en color blanco de Jonathan Simkhai (410 €); a la venta en Net-a-Porter. Traje de pata amplia con cinturilla ajustada en color azul navy, de Topshop (86 €); y pantalones holgados en marino Triba, de Just Female, para ASOS (118,99 €)

VER GALERÍA

ELIZABETH TAYLOR Y EL ESCOTE DE HOMBROS CAÍDOS

El escote de hombros caídos, u off-shoulders como se le conoce ahora, fue una de las 'prendas que parecen imposibles' del año en 2015, junto con la falda tableada y el abrigo-chaleco, largo pero sin mangas. Los hombros al aire han vuelto a estar en boga después de que durante los meses de verano, cada segunda fotografía de una celeb fuese poco menos que una instantánea de Kendall Jenner (o simplemente Kendall, como prefieras llamarla), con una camiseta de este estilo con vaqueros.

Sin embargo, este tipo de escote ya fue uno de los preferidos a lo largo de toda su vida de Elizabeth Taylor, que hizo uso de él tanto en el cine como en su vida privada, y en la alfombra roja de los años dorados de Hollywood: un diseño muy sensual al que la actriz de los ojos violeta siempre ha sabido sacarle partido, a pesar de que hoy en día sea fácil identificarlo con un estilo más boho, especialmente en las maxicamisas y los tops de encaje y volantes.

VER GALERÍA

DIANA DE GALES Y EL 'VESTIDO DE LA VENGANZA'

Si el little black dress más famoso del cine es el Givenchy que Audrey Hepburn llevó en 'Desayuno con diamantes', el más icónico entre las royals no es otro que el 'vestido de la venganza' de Diana de Gales: un diseño en gasa de seda con bajo asimétrico y hombros al aire y con el que Diana, que lo había comprado hacía tiempo pero nunca usado por considerarlo demasiado atrevido, sorprendió a la prensa la misma noche que Carlos de Inglaterra confesó públicamente su affaire con Camilla Parker-Bowles en televisión, en 1994. Aquél 'momentazo' se convertiría en un antes y un después en la vida de la Princesa, un punto y aparte que marcaría el inicio de su etapa más carismática, antes de aquel terrible accidente de coche que acabó con su vida en agosto de 1997.

En la imagen: vestido ajustado con manga larga y lentejuelas de DKNY, a la venta en Net-a-Porter (2.295 €). Vestido de encaje con cuello en pico de Topshop (52 €). Minivestido con falda de volantes de DKNY, también a la venta en Net-a-Porter (350 €).

VER GALERÍA

JANE BIRKIN Y EL BOLSO QUE LLEVÓ SU NOMBRE

Hermès se encargó de diseñarlo pero la idea la tuvo ella, en un avión, sentada junto al presidente de la compañía Jean-Louis Dumas, mientras le explicaba casi por accidente las dificultades que tenía para encontrar un bolso de viaje de su gusto y con bolsillos. De aquel encuentro entre la cantante francesa y el responsable de Hermès en 1981 nació el Birkin, uno de los bolsos más famosos del mundo, con una larga lista de espera (la media son dos años, aunque depende del estatus de la mujer que lo encargue), que se elabora uno a uno y artesanalmente con la misma técnica desde hace décadas, y con un precio a partir de los 6.000 €. Nada mal para un diseño que nació en un vuelo doméstico de París a Londres.

El bolso, en forma de trapecio con dos asas cortas y un cierre con llave al frente, está disponible en diferentes tipos de piel, cinco tamaños distintos y casi infinitos colores, y es tan exclusivo como el Kelly, el bolso Hermès para Gracia de Mónaco en el que se inspiró ("más grande que el Kelly y más pequeño que una maleta", puntualizaba Jane Birkin en una entrevista al diario 'The Telegraph' en 2012 al recordar la anécdota); el Birkin solamente se puede comprar directamente en una tienda Hermès y por encargo expreso, y se lo hemos visto a menudo celebs y socialités, como este en negro de Olivia Palermo, o completamente blanco, de Reese Whitherspoon.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon