Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Siempre nos quedará Matamoros

Vanitatis Vanitatis 24/09/2016 Nacho Gay

Yo también quiero tener, como todo español medio, un propósito nuevo para amargarme esta temporada. Pero prefiero cumplirlo, así que no me planteo ni por asomo ir a un gimnasio y mucho menos dejar de fumar. Este año le he colocado a mi cilicio una foto de las Campos y pienso arrancar todos mis artículos hablando de ellas. Un sacrificio como otro cualquiera, que sin duda me hará mejor persona. ¿Que por qué lo hago? Siento que se lo debo a la España retratada por el Goya más sordo y atormentado, esa que dibuja hoy sus trazos sobre los más de 400.000 píxeles de un lienzo de alta definición.

Dicen los que saben de esto que los mejores textos nacen siempre de la aflicción del autor, así que todos los viernes, justo antes de ponerme a escribir, me enfrento a un pequeño fragmento del programa que hicieron las Campos el pasado verano en Telecinco y cuando ya estoy lo suficientemente atribulado, entonces y solo entonces, me pongo a escribir. La cadena ha confirmado esta semana la renovación del espacio y yo lo celebro, porque ese material garantiza el buen futuro de la Carta de Ajuste.

De todos modos, esta semana no me ha hecho falta recurrir a ese terrible material audiovisual para sentarme ante el PC. La aflicción me ha sobrevenido por sorpresa cuando he conocido la noticia del que sin lugar a dudas es el divorcio del año. Le robo una frase al escritor peruano Santiago Roncagliolo para asegurar sin miedo a equivocarme que esa inesperada ruptura representa “un mordisco que la realidad les da a nuestros sueños”.

Infidelidades, acusaciones cruzadas, exnovias reivindicando su condición de mujer y una polvareda tremenda en Twitter… ¿Están pensando en Brad Pitt y Angelina Jolie? Pues yo lo hacía en Pablo Iglesias e Íñigo Errejón.

Lo de los primeros nos lo podíamos esperar. Quien más quien menos intuía que ahí donde las masas veían la intensidad amorosa de 'Casablanca', en verdad se estaba rodando una película de Almodóvar. Marihuana, navajas, abusos a menores y polvos en el camerino. Falta un travesti, cierto, pero aparecerá de un momento a otro.

Ahora bien, lo de los líderes de Podemos, eso sí que no entraba en nuestros planes. Me refiero a los de los ilusos. A veces me pregunto por qué los ilusos seguimos haciendo planes, cuando nuestra condición los chafa permanentemente. Así que, no, yo ya no creo en el amor. Ayer mismo se lo comuniqué a Ruca, que a las once de la noche estaba abandonando el domicilio conyugal por la puerta cuando, de repente, el amor entró por la ventana. Sí, porque en ese momento, justo cuando el mundo ya no creía en sí mismo, Kiko Matamoros y su recién estrenada esposa Makoke se sentaban en 'Sálvame Deluxe'.

Galería: todas las imágenes de la boda de Kiko Matamoros y Makoke © Proporcionado por Vanitatis Galería: todas las imágenes de la boda de Kiko Matamoros y Makoke

Vale, es raro que un matrimonio renuncie a su luna de miel para acudir a un programa de televisión. Ustedes pensarán que lo han hecho por dinero, pero nada más lejos de la realidad. Lo han hecho para lanzar un mensaje de amor en tiempos de lo contrario. Y, sí, han cobrado alrededor de 30.000 euros por ello, pero ¿acaso el amor tiene precio?

Que sí, que han trincado otros 90.000 'lereles' por la exclusiva de la boda en dos revistas del 'cuore', pero eso no es lo importante. Lo verdaderamente trascendental de esta historia, lo que hemos aprendido hoy, estimados ingenuos, es que el amor, el de verdad, el que le nace a uno de dentro, ese no puede morir.

Cerrar podrá mis ojos la postrera sombra, romper podrán los celos los romances más bellos, reventar podrán los topos todas las exclusivas nupciales…. Hora, a su afán ansioso lisonjera.

Este es un mensaje para los incrédulos del mundo. Habéis dejado de apostar por el amor porque Angelina y Brad han roto, porque Errejón e Iglesias han partido peras, pero el amor siempre perdura. Y lo hace más allá de la muerte 'quevediana' y, por supuesto, de las exclusivas reventadas.

No estábamos viendo 'Casablanca', no, pero siempre nos quedará Matamoros. 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon