Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Star Wars en 21 destellos

Logotipo de Fotogramas por por Roger Salvans (Londres). de Fotogramas | Cuando se estrenó la primera entrega de 'Star Wars', J.J. Abrams (Nueva York, 1966) tenía 11 años. "Fue una revelación. No se parecía a nada de lo que había visto hasta entonces", recuerda. Hoy, a punto de cumplir 50 y tras conseguir que la Enterprise, la nave insignia de la otra gran saga estelar del cine ('Star Trek'), remontara el vuelo, tiene una misión gigantesca: devolver el brillo a la historia y personajes que le empujaron a ser cineasta. Por no hablar de recuperar para la causa a millones de fans desengañados por los midiclorianos o responder a las expectativas de una industria que espera que El despertar de la Fuerza, la primera de una nueva trilogía, arrase en taquilla y abra las puertas a una tromba de spin-ofs galácticos. Para conseguirlo, Abrams se ha rodeado de veteranos como Harrison Ford, Carrie Fisher, Mark Hamill o el guionista Lawrence Kasdan (coautor de 'El Imperio contrataca' o 'El retorno del Jedi'), de novatos destinados a llevar el futuro peso de la saga y de un hermetismo absoluto. Si Lucas sacó a la venta la novelización de La venganza de los Sith seis semanas antes del estreno del film, Abrams ha conseguido retener todo aquello que pudiera revelar el mayor secreto de esta galaxia, la trama del film: "Quiero que la gente se emocione, que vuelva a creer en el poder del mundo que George Lucas imaginó hace casi 40 años. Que crean en el poder de la lucha con el Lado Oscuro, en el poder de la Fuerza."

J.J. ABRAMS, UNA NUEVA ESPERANZA

Cuando se estrenó la primera entrega de 'Star Wars', J.J. Abrams (Nueva York, 1966) tenía 11 años. "Fue una revelación. No se parecía a nada de lo que había visto hasta entonces", recuerda. Hoy, a punto de cumplir 50 y tras conseguir que la Enterprise, la nave insignia de la otra gran saga estelar del cine ('Star Trek'), remontara el vuelo, tiene una misión gigantesca: devolver el brillo a la historia y personajes que le empujaron a ser cineasta. Por no hablar de recuperar para la causa a millones de fans desengañados por los midiclorianos o responder a las expectativas de una industria que espera que El despertar de la Fuerza, la primera de una nueva trilogía, arrase en taquilla y abra las puertas a una tromba de spin-ofs galácticos. Para conseguirlo, Abrams se ha rodeado de veteranos como Harrison Ford, Carrie Fisher, Mark Hamill o el guionista Lawrence Kasdan (coautor de 'El Imperio contrataca' o 'El retorno del Jedi'), de novatos destinados a llevar el futuro peso de la saga y de un hermetismo absoluto. Si Lucas sacó a la venta la novelización de La venganza de los Sith seis semanas antes del estreno del film, Abrams ha conseguido retener todo aquello que pudiera revelar el mayor secreto de esta galaxia, la trama del film: "Quiero que la gente se emocione, que vuelva a creer en el poder del mundo que George Lucas imaginó hace casi 40 años. Que crean en el poder de la lucha con el Lado Oscuro, en el poder de la Fuerza."
© Copyright © 2015 Hearst Magazines, S.L.

Más de Fotogramas

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon