Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Su casoplón, los coches y la familia: lo que le queda a Luis Enrique si rompe con el Barça

Vanitatis Vanitatis 20/04/2016 M. Bolonio

En mayo de 2014, cuando Luis Enrique cogía las riendas del FC Barcelona, gente de su entorno declaró a Vanitatis que se trataba de una persona muy directa, alguien que “no contemplaba los grises”. “Es muy altivo y soberbio”, añadían entonces. No se equivocaban. En su etapa como entrenador del club blaugrana si algo ha demostrado es que no tiene pelos en lengua, sobre todo durante estos días. Las últimas derrotas del equipo han hecho que se ponga en entredicho el buen trabajo de su míster y eso ha sacado lo peor de Luis Enrique, que no ha dudado incluso en arremeter con cuestionables modales a algunos periodistas. “Si a algunos no les gusta mi estilo, me importa un bledo”, han sido unas de sus últimas declaraciones en rueda de prensa. Muchos creen que estas salidas de tono responden a esa sensación que provoca que algunos aficionados pidan Su cabeza. Para algunos Lucho tiene las horas contadas en el Barça y de ser así al asturiano no le quedaría más remedio que vivir su fracaso en compañía de quien él cree que son su verdadero éxito: su mujer y sus tres hijos.

Luis Enrique y Elena Cullell el día de su boda (EFE) © Proporcionado por Vanitatis Luis Enrique y Elena Cullell el día de su boda (EFE)

“Luis Enrique es muy cariñoso con los suyos”, dicen a este medio quienes bien conocen a los Martínez Cullell. Al margen del fútbol y su pasión por el deporte en general –también es aficionado al ciclismo y al triatlón– el entrenador azulgrana vive por y para su familia. Esta está compuesta por cinco miembros y empezó a gestarse el día que él conoció a su mujer, Elena Cullell Falguera, por entonces una discreta joven de 25 años de la alta burguesía catalana. Elena era hija de un fabricante de ropa de piel muy conocido en Baix Llobregat, que con su trabajo había podido costear los mejores estudios a sus tres hijas. Nunca imaginó entonces que una de ellas se casaría con un jugador del Barcelona, pero así fue, porque durante las vacaciones de Navidad de 1997 Luis Enrique y Elena se dieron el 'sí, quiero' en un boda de ensueño, ante 200 invitados y en la Basilíca de Santa María del Mar, el mismo lugar donde se han casado otros personajes conocidos como Jordi Pujol o el vástago del desaparecido empresario José Manuel Lara.

La familia al completo © Proporcionado por Vanitatis La familia al completo

Una familia deportista

De aquella unión han nacido sus tres hijos: Pacho, de 17 años; Sira, de 16; y la pequeña Xana, de 7. Con esta última aún es pronto para adivinar si heredará o no la afición por el deporte de su padre, pero en el caso de los dos mayores está claro que así ha sido. Pacho compagina el fútbol con un deporte parecido al surf donde se desenvuelve como pez en el agua. Por su parte, Sira, que es quizá quien más esté demostrando que quiere hacer del deporte su profesión, se ha convertido en una consolidada amazona que ya puede presumir de conseguir sus primeras medallas en esta práctica. La última, la medalla de bronce que obtuvo en el campeonato de España de Saltos para menores que se celebró en Segovia el pasado 28 de marzo.

Luis Enrique y Elena Cullell presentan a su primer hijo © Proporcionado por Vanitatis Luis Enrique y Elena Cullell presentan a su primer hijo

Sira ha hecho de la hípica su verdadera pasión y a través de las redes sociales, esas que la mayoría de adolescentes de su edad utilizan para otros menesteres, ella comparte imágenes de muchos de sus concursos y de sus caballos: Silken, Hanna Van Het Lambroeck y Naomi Imperial. Como otros jóvenes también ha caído en la tentación de abrirse Ask, esa red social en la que puedes responder las preguntas de usuarios anónimos, y en ella sufre la condición de ser 'hija de' con las incesantes peticiones de autógrafos de su padre y otros jugadores del Barça. Reconoce que tiene suerte por poder conocer a la plantilla y revela algunos datos curiosos como cuántos automóviles tiene su progenitor. “Una furgoneta, un Mini y el Audi (Q7) que no es suyo. Pero ahora le regalan el Audi que quiera y cuando ya no trabaje más devuelve el de ahora”, explica ella.

Sira con su madre © Proporcionado por Vanitatis Sira con su madre

Tantos coches solo pueden guardarse en un garaje de 60 metros cuadrados como el que posee la casa familiar que los Martínez Cullel tienen en Gavá. Se trata de un amplio inmueble de 841 metros cuadrados construidos en una superficie de 2.363 que cuenta con piscina y pista de pádel propia. Allí Elena entrena a menudo para mantenerse en forma. Dicen que es entre las cuatro paredes de su residencia donde esta familia es más auténtica que nunca. En ella el entrenador se encuentra cómodo y relajado. Mucho más que en las últimas ruedas de prensa que ha ofrecido.  

© Externa

Más en MSN:

El Barça aparca la crisis con un 'póker' de Luis Suárez

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon